Carlos Paola y Silvia R. Pontevedra


Habría que hacer mención a Carlos Paola, porque a él fue a quien le escuché una madrugada leer la historia de José, el sucesor de Onassis. Estaban todos en una de esas presentaciones, hablando del loco al que, supuestamente, no se puede sentar en el diván… y unos defendían la idea de hacerles jugar al ‘truco’ […]

Y sobre la dársena de Juan XXIII en la que acabó Andoni, eso lo leí en un artículo de Silvia R. Pontevedra, firmado un 10 de mayo del 2013. Y, es cierto, que por aquel entonces empezó a dejar de oírse por la red que fuera mencionado en los diarios. O (yo) no encontré esas referencias. Esa noche había muerto un músico en la dársena. Y la médico que le atendió dijo que lo único que le sucedía era el ”colocón”. Así que les dijo que lo taparan y lo dejaran dormir tranquilo. 4 litros de vino, metadona, tranquimazín y no sé qué diablos más… su dosis habitual. Pero amaneció muerto y ahogado en su propio vómito.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s