MÁSCARAS 


julio 7, 2004

La llamada ( -primera parte-)

Igual que existen mujeres que son capaces de imaginarse bailando con amores fantasma que nunca  han visto, ella había sido capaz de inventarse su voz …
El teléfono había comenzado a sonar dentro del cajón en el que solía acostumbrar a estarse callado; antes lo había encendido para encontrarse con otra llamada perdida de él (eso le pareció porque sin querer había borrado hacía un par de días sus números sin ponerles nombre) y también un aviso de un mensaje de voz en el contestador, de otro número desconocido… Pensó entonces que quizá tendría suerte esta vez y el hombre le habría dejado unas palabras grabadas aguardándola… aunque no estaba segura siquiera de que deseara escucharlas.

”’Soy yo, -dijo la mujer. Es sólo para avisarte de que tus libros ya están listos y puedes venir a recogerlos cuando gustes”’

Entonces puede decirse que experimentó cierta decepción y se imaginó que tras ella se despejaban sus dudas. Después de todo puede que sí hubiera querido oírle…
Y por eso contestó a su llamada en aquel instante pero sin saber bien con cual de sus máscaras había de responderle

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s