En boca cerrada no entran moscas


segunda anotación del miércoles 26 de mayo y cuando van a dar las cuatro de la tarde

Hace unos minutos Miora volvió a llamarme y le repetí a ella (sin mis consideraciones morales y sin hacer evidente cualquier tipo de sentimiento) lo que os he contado a vosotras o quizás a él…

Ella quería que nos viéramos sobre las cinco y media de la tarde. «¿Dónde vas a estar?» -me preguntó pero yo argumenté que tenía una cita con una obra de teatro; es cierto, hace un par de días que me dieron la entrada pero hoy me llamó la presidenta de la asociación con la que voy de monitora en ese viaje, para reunirse conmigo y darme instrucciones y de paso las gracias por enviarle las fotos que tomé de su hijo y repetirme la invitación; aunque como no será hasta las siete  bien podría haber visto a Olga pero no quise. ¿Dónde voy a estar? y a ella qué le importa… me siento igual que hace años cuando tenía que quitármela de encima como fuera para que no siguiera mis rastros cuando yo le rastreaba a él. ¿No pensará que voy a poner en peligro lo que tanto trabajo me está costando consolidar? Y a ver… pregunta por pregunta que aún no le he hecho pero le haré: «¿No dijiste tú que un día comeríamos en el hospital con tus médicos  y así yo podría conocerlos y saber de quién me hablabas?» Pues no ha vuelto a acordarse de eso, o sea que me quiere tener alejada de su territorio y yo no le he vuelto a insistir. ¿Para qué narices querría yo conocer a sus »médicos» si a mí no me gusta tontear con nadie que no me guste? Y además basta que ese sea ‘su Mundo’ para que sea yo misma quién se ponga todos los peros pero no le hecho pasar por el mal trago ni de recordárselo ni de hacérselo cumplir porque me he colocado de forma tácita en su lugar y lo he comprendido sin necesidad alguna de que ella me lo explicara o de enfrentarla a sus propios conflictos o contradicciones.

Pero hoy ya se acabaron los cuidados y los reparos para con ella y cuando me comentó lo que el doctor C. había dicho de Francisco: «Este tío es un gilipollas. Empieza los tratamientos y no quiere hacerse las pruebas» – me enfadé:

– Bueno, pues sabes lo que te digo que tú no tenías ninguna necesidad de decirle a C. quien era él ni para que lo tratase bien ni para que lo dejase de tratar. ¿O no pensaste que a Primo eso podría no gustarle? Porque una cosa es que tenga un hermano drogadicto o gilipollas y otra cosa es que quiera que tú lo vayas proclamando por ahí y todos lo sepan (hasta los que no tenían porqué enterarse). Al menos yo no querría. ¿Y qué hago yo ahora Miora?

– Eso no puedes decírselo. No puedes hacerme eso.

– ¿Cómo que no puedo decírselo? Si no quieres que se lo diga eres tú quien debes de callártelo? ¡Joder no me pongas en ese compromiso!, lo lea o no lo lea yo no le estoy ocultando nada y tú no puedes pedirme eso. Es más yo prefiero no saberlo así que no me lo cuentes  pero no me digas lo que le puedo o no le puedo decir. Yo no he elegido  la mentira para relacionarme con él aunque cuando esté con él no hablemos de sentimientos… de mis sentimientos

– Así que metí la pata como siempre por hablar de más…

Y esta vez no la consolé ni la tranquilicé porque los que salen perjudicados son personas a las que quiero y sí, a Miora la pierde su lengua. Y mira yo la entiendo porque tal vez ese sea también mi mayor defecto pero por ello me he recluido aquí e intento que donde diga me tiempo a pensar si debo o no debo decirlo, al menos. Luego, claro, ya no tengo ninguna disculpa

Se me hace tarde y tengo que dejar para otro instante el relato de la tarde del lunes y el de la de ayer. En la primera hubo lágrimas pero no mías y en la segunda lluvia aunque tampoco fui yo quién se mojó.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s