DERROCHE 


julio 9, 2004

… pero me he gastado 174 euros en ese bikini, y eso que estamos en las rebajas.
¡Hombre!, mi abuela dice que me queda de puta madre y que estoy de llamar la atención pero mi vieja no se ha cortado un duro, y como le importa tres narices el asunto de mi autoestima me ha puesto a caer de un burro. ”’¿Pero bueno a ti te sobre el dinero guapa?”’ -me dice echa una fiera. Pues no, pero es que… fue el único que me gustó y claro con el cuento que es de un tal Andrés Sarda … (que a mí como si me dicen misas con el nombre) ¿Qué coño le voy a contestar?. Y luego le digo: y es que tú entiéndeme mamá, lo más seguro es que tenga que estar currando todo el día en la piscina… ¿Y qué?

Pues te pones uno igual que el de todo el mundo. ¡Hala! Y yo sé que tiene razón y que estoy peor que una cabra pero … se supone que por allí andará él (ese que por lo menos me debe sacar unos 18 o 20 años y yo lo que quiero es estar especialmente atractiva) y en eso he pensado cuando me lo he probado delante del espejo y a la dueña de la tienda que estaba subida a una escalera casi le da un pasmo. Se le puso cara de envidia (porque las hay que no se cortan un duro) y dijo: ”’ y yo que me he quedado sin él porque no hacen más talla”’. Pero ostras ella por lo menos ya sobrepasado los 50 y quieras que no quieras no debe ser lo mismo. ¿Ves?, podía ser aún peor -me digo para consolarme-, podrías tener su edad y sentirte atraída por ese compañero tuyo de ‘veintimuypocososeaalosumoveintidos’ (¡Ay cómo suena…!. ¿no te da vergüenza?) y entonces menudo marrón que iba a ser. ¡Anda!, lo que me acabo de encontrar (¡Alá es grande; la red es grande!) el pavo éste, el tal Andrés Sarda luce sus modelos en la pasarela Cibeles y mirense que título’Glamour frente al mar’, y lo qué dice: Satén y gasa se conjugan para crear una sofisticada línea de baño y complementos que Andres Sarda propone para su colección Crucero. . Glamour, claro, glamour. ¿No te digo? Si eso era justo lo que andaba buscando yo.

De rancio abolengo costurero, la familia de este barcelonés lleva dedicándose al mundo de la confección desde el siglo XIX. Su punto fuerte es la lencería y la ropa de baño, campo en el que trabaja desde 1962. En la actualidad presenta colecciones bajo tres marcas: Andrés Sardá, de gama alta; Risk, de prendas íntimas; y University, la línea más joven.

No, si al final si sigo leyendo y viendo desfiles tendré que pensar que después de todo me ha salido barato.

¿Quieres echar un vistazo?

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s