El viaje por la provincia de Huelva [EL CÓDIGO – li – (una red de redes)]


5. Huelva

“El cielo pesa lo mismo/ que una cantera de piedra.”

Juan Ramón Jiménez

La forma ideal de viajar de Cádiz a Huelva sería un barco pero a pesar de que el proyecto se ha estudiado desde mediados de los años ochenta nunca dejó de ser una entelequia. El autobús, con salida a las nueve, dejará en Sevilla a Grisens, la ciudadana, a las once menos cuarto de la mañana. Grisens, la ciudadana, no decidirá hasta ese momento si se desplazará a Huelva en tren o en autobús. Dependerá de los contactos. Su hotel, el Costa de la Luz, muy cerca del mercado del Carmen. Lo que Grisens, la ciudadana, no se querrá perder es el atardecer en el muelle de Tinto. Ni la cena en el restaurante Azabache, en la calle Vázquez López, unas albóndigas de choco y unos huevos rotos con morcilla de arroz y cebolla, porque habrá hambre. El ron no muy lejos, en el pub Rebotica, en la calle Gobernador Alonso.

El amanecer será una caminata hasta la plaza de la Merced, donde se sitúa la catedral y el edificio de la universidad y próximo al bar Kátedra, donde desayunará. Lo siguiente será la subida hasta el santuario de Nuestra Señora de la Cinta. Al regreso la comida, un par de hamburguesas en la plaza de las Monjas. Algo que dicen que hay que hacer sí o sí. Y la visita al barrio inglés Reina Victoria y a la Casa Colón, donde se celebra el festival de cine Iberoamericano, en la plaza del Punto. El ayuntamiento neo-herreriano en la plaza de la Constitución, en el centro histórico. Antes de que se ensanche la tarde el giro lo imprimirán las caderas hacia el muelle de Levante. Grisens, la ciudadana, no puede perderse las cocheras, también de herencia inglesa. La cita para cenar en el Bar la Cantina de Pescadería, con vistas a la ría del Odiel, unas croquetas de gambas y mejillones, raya al pimentón y unos milhojas.

A las ocho de la mañana Grisens, la ciudadana, se subirá a un autobús con destino a Punta Umbría. Andando, lo primero, hasta su espigón. Después por la playa y hasta la torre Almenara, para asomarse al muelle de las canoas y a la isla de Saltes. La comida en el bar Los Caracoles, habas encalzadas y tortilla de patata, que tiene fama. El regreso a Huelva a las dos y media, en busca de la plaza del Velódromo, que es donde por vez primera se jugó al fútbol en España, la Gran Vía, que es soportalada y la calle Berdigón, que es peatonal. Deambulando en espera de la cena, tras el tercer atardecer en el muelle del Tinto, en Acánthum, tartar de jarrete de jamón de bellota y mostaza helada, castañuela sin cuchillo, mole u huancaína y brownie, canela y limón helado.

Al monasterio de la Rabida, al que Grisens, la ciudadana, será conducida, hay unos diez kilómetros. El monasterio se localiza en el municipio de Palos de la Frontera. Destaca en él la iglesia gótico-mudejar. Habrá que ver después el muelle de las Carabelas. En Moguer aguarda su castillo y habrá que seguir los pasos del poeta. Moguer para él era la blanca maravilla, la luz con el tiempo dentro. En la calle Juan Ramón Jiménez se encuentra la casa-museo. Moguer es rica en fresas y frutos rojos. La comida en La Yunta, ensaladilla y revuelto de bacalado al douro. El regreso a Huelva trae consigo la novedad de un paseo en barco por la ría, hasta la casa del Vigía. La cena en La Teja, calle Arcipreste González García, ensaladilla de pulpo y berenjenas con jamón y salmorejo. Apetecerá pasear después por la Gran Vía y tomarse una copa en el Sport Café.

Son treinta kilómetros los que separan a Niebla, la de la muralla almohade, de Huelva. Aquí lo primero habrá que desayunar. No serán ni las ocho todavía. La cafetería pub Vulcano Uno abre a esa hora. En Santa María de la Granada puede observarse la superposición de los distintos estilos y épocas. De la iglesia de San Martín sólo da testimonio su ábside, una bóveda gótica. En el alcázar de los Guzmanes Grisens, la ciudadana, rememorará las bolas de fuego de las que hacen mención las crónicas de Alfonso X el Sabio. El puente sobre el río Tinto, con sus rojizas aguas.

Grisens, la ciudadana, y el conductor se subirán de nuevo al coche para llegarse hasta Almonte, a veintidós kilómetros de Niebla. Aquí apenas es un paseo, antes de desplazarse al palacio del Acebrón y a la aldea del Rocío, donde se localiza, entre sus calles de arena, el santuario de la virgen del Rocío. La comida en el restaurante Aires de Doñana, situado en las orillas del Charco de la Boca; dicen que las mejores vistas del parque nacional de Doñana; un brazuelo de cabrito lechal guisado en cazuela y pulpa de berenjenas y tarta árabe. El merodeo vendrá luego, por el parque de Doñana. Antes que a Matalascañas, desde donde Grisens, la ciudadana, contemplará el crepúsculo. Regresando a Huelva por Chozas de la Poleosa y Mazagón, donde se detendrá a cenar en la taberna Capitán Salitre, araña frita y costillas de atún. Este es un sitio muy recomendado.

De nuevo en un coche con conductor Grisens, la ciudadana, se desplazará a las Minas de Riotinto, a setenta kilómetros de Huelva. El desayuno en el bar El Paso, antes de realizar una visita rápida al museo minero en el antiguo hospital inglés. Aquí el vagón de vía estrecha más lujoso del mundo, el vagón del Maharajá. Y la reproducción de una mina romana. En la barriada de Bella Vista un viaje a la época victoriana, a través de la casa número XXI. También al cráter Corta Atalaya.

A Aracena otros treinta kilómetros. Aquí esperará a Grisens, la ciudadana, la sobrecogedora gruta de las Maravillas, a la que se accede por una de sus calles. La comida en Del Tinto al Odiel, una parrillada de verduras, pluma a la plancha y queso con membrillo. A Aracena lo separan de Linares de la Sierra ocho kilómetros, una localidad alojada en el interior de un valle exuberante. Linares es la de bellos empedrados, sus populares “llanos”. En la calle Real hay que visitar la peculiar plaza de toros. Después habrá que partir hacia Cortegana, a treinta kilómetros, la cuna del río Chanza. Grisens, la ciudadana, visitará el interior del castillo y puede que la casa mudéjar, si es que hay tiempo. También la iglesia del Divino Salvador. Son cerca de un centenar los kilómetros hasta Huelva. La cena en Sotiel Coronada, en La Pastora Gastrobar, unas migas, un revuelto y unas fresas.

A la mañana son cerca de cincuenta los kilómetros que separan a Grisens, la ciudadana, de Isla Cristina. Los primeros pasos serán por la plaza de las Flores, en busca de un lugar donde desayunar, antes de visitar la lonja y el faro, próximo a la playa de la Punta del Caimán. Y son quince los kilómetros que separan a Ayamonte de Isla Cristina; tal vez alguno más hasta la Dársena, desde donde se divisa el puente Internacional sobre el Guadiana y la orilla de Portugal. En el parque municipal Prudencio Navarro existe un pequeño zoológico. La siguiente parada será en la calle Lusitania, en la emblemática Alimentación Orta, para tomar el aperitivo en su trastienda. La comida en La Casona, en el patio interior, timbal de boletus, raya con pimentón, que estará tan sabrosa como la primera, y tarta de Inés Rosales con espuma de Baileys. Pero el día continúa. A San Bartolomé de la Torre, donde se baila la danza de la serpiente, hay que recorrer algo más de cuarenta y cinco kilómetros, para acercarse a su torre medieval, unas ruinas. Huelva a treinta kilómetros. La última cena en el bar El Tapeito, en la calle Pablo Rada, unas croquetas de langostino con salsa de la casa y unas alcachofas a la plancha con vinagre caramelizado y virutas de jamón. Cerca Trastero Copas, un lugar donde escuchar la música de los ochenta y disfrutar de un cóctel.

 

Un comentario Agrega el tuyo

  1. map-of-the-world-1340069_960_720 - copia

    1. Tras la muerte de Qasem Soleimani 

    2. La relación de sus intelectuales con Irán

    3. Las fatwas de Jomeini y el alma persa o la gastronomía de Irán

    4. El inicio del viaje a Irán

    5. De Qom a Yazd

    6. De Kharanaq al arif del irfan

    7. Conociendo el Kurdistán a través de sus intelectuales

    8. De Kermanshah, por la frontera, hasta Halabja

    9. Atravesando el Kurdistán iraquí

    10. Un primer acercamiento intelectual a Iraq

    11. Saddam Hussein, la historia y el odio entre sunitas y chiíes

    12. El itinerario por Iraq

    13. La mirada intelectual a España

    14. Un visado para Irán

    15.Qué ver en Madrid en un viaje de una semana

    16. Φ o los modelos paradigmáticos del Código

    18. Recogiendo el guante del alfabeto

    19. La matriz del Código y las matrices derivadas

    20. El viaje por la región de Murcia

    21. El viaje por Alicante

    22. El viaje por Valencia

    23. Recorriendo la provincia de Castellón

    24.Conociendo Aragón y el Camino aragonés

    25. La elección de los nueve inmortales

    26. El viaje por Albacete y Ciudad Real

    27. El viaje por Toledo y Cuenca

    28. El viaje por Guadalajara

    29. El viaje por Lleida

    30. El viaje por Andorra

    31.El viaje por Girona

    32. El viaje por Barcelona, ciudad y provincia

    33.El viaje a Tarragona, la antigua Tarraco

    34. Los 9 inmortales definitivos de la matriz

    35. El viaje por tierras sorianas

    36.El viaje por Segovia

    37. El viaje por Ávila

    38. El viaje por Salamanca

    39. El viaje por Zamora

    40. El viaje por Valladolid

    41. El viaje por la provincia de Burgos

    42. El viaje por la provincia de Palencia

    43. El viaje por la provincia de León

    44. El paso por Asturias

    45. El viaje por Cantabria

    46. El viaje por la provincia de Almería

    47. El viaje por la provincia de Granada

    48. El viaje por la provincia de Málaga

    49. El viaje por la provincia de Cádiz

    50. El viaje por la provincia de Huelva

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s