Los arrecifes paradójicos


83

Siempre he buscado lo que no existe pero alguna vez me aproximé tanto a ello que me deslumbró. Después de eso aprendí a reconocer su inefable rastro y nada me impidió encaramarme a esa frontera con osadía o dejarme colgar, delirando, en sus abismos, hasta que no hubo retorno. Y de ese viaje es imposible regresar.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s