La abstracción y la subjetividad


78

Siempre, cuando me hallaba fuera de la ciudad origen, había sido una abstracción andante pero, entonces, tenía la extraña idea peregrina de que en mis disparos se fijaban mis propios pensamientos. Y creía que de ese modo me serían accesibles con cada fotograma. Por supuesto, ninguno de esos pensamientos de los que he hablado sobrevivió a mi psicosis.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s