La matriz del Código y las matrices derivadas [EL CÓDIGO – xix – (una red de redes)]


 

“Yo imagino un mundo nuevo […] En ese mundo no habrá competición. Solamente la admiración y la posibilidad de saborear la belleza que surgirá de la colaboración.”

Sobonfu Some

Esa era la idea. A la mente de Grisens, la ciudadana, acudían muchos rostros a quienes no invitaría a pensar un mundo para todos. Pero, ¿quiénes serían y dónde se encontrarían aquellos que ella quisiera que pensaran un mundo con nuevas estructuras políticas y sociales, desde el humanismo o, tal vez, el poshumanismo o el transhumanismo? Estaba Manuel Guzmán, cierto, que pensaría principalmente el Estado, su existencia o inexistencia, a pesar de que él es un científico investigador y una autoridad mundial en el cannabis terapéutico. Indudablemente, el consumo de marihuana sería regulado, también en su uso recreativo. Y no sería esa la única sustancia. Pero Grisens no tenía ni siquiera una pista de a quién le confiaría un lugar tan crucial como era Φ-GM en el código. Y todavía habrían de pasar años antes de que eligiera a Manuel Rivas, el autor de ‘Contra todo esto: un manifiesto rebelde’. Con ellos dos y ella como vigía, en su hipotético universo, el del juego del capital humano, por darle un nombre que se ajuste a la realidad, estaba segura de que lo libertario sería posible.

codigo-genetico

Una regla importante de este juego, donde no hay normas, y casi la única, es que en cada matriz, tantas como seres en condiciones de jugar haya, un ser sólo puede ocupar un lugar. Lo explico con los codones Stop. Estos son el 17 (UAA), el 19 (UGA) y el 25 (UAG). Si yo elijo a Friedrich Niezsche para representar la posición Φ-U17 en el código, nadie más puede elegirlo; es decir, un individuo, un ser, un ente, ocupa un sólo lugar. Estos integrantes de los codones Stop pueden estar vivos o haber muerto. Pero las restantes posiciones deberán ser ocupadas por individuos/individuas, seres, entes, necesariamente vivos. No excluyo, por supuesto, que alguna vez la frontera entre la vida y la muerte se difumine. Eso sí, se hace imprescindible un consentimiento. No se puede elegir a quien no desee ser elegido. Sólo es posible hacerlo con los nueve inmortales, los integrantes de los codones Stop pero no en el caso de que estén vivos. Lo digo porque una de mis elecciones fue Hans Küng en la posición Φ-G19, y él tendría la última palabra, mientras esté a tiempo de pronunciarla.

Una recomendación -yo pienso que lógica- es comenzar la matriz por el codón de inicio, es decir, la metionina, o hacerlo en cualquier caso por los codones Stop. La primera matriz no derivada fue la de Jose Ignacio Frías Solar. Grisens misma, la ciudadana, se enfrentó a sus elecciones y determinó que había en ellas una orientación política, una orientación hacia la physis y una orientación literaria-artística: Henri David Thoreau U17-Φ1, él mismo1A17-Φ1, Golda Meir 2A17-Φ1, Steve McQueen U19-Φ1, Chris Bonington G19-Φ1, Don Whillans A19-Φ1, Charles Bukowski U25-Φ1, Jack Kerouac A25-Φ1, Bob Dylan G25-Φ1. Pero mientras no exista el algoritmo del capital humano, ésta y las que Grisens, la ciudadana, haya derivado de la matriz primordial son las únicas numeradas.

Paso a otro ejemplo, ya dije que Carlos López-Otín representaba en el código la posición Φ-2GW. Grisens, la ciudadana, se tomó la libertad de iniciar su matriz y eligió a Philip Ball para ello. Al que le adjudicó la adenina de la metionina. Eso se escribía así: Φ1-AM (Φ-2GW). E inminentemente, Grisens, la ciudadana, derivó una matriz de la de Philip Ball, que es un divulgador científico británico. Eligiendo para ello al profesor Harald Lesch, un físico alemán, Φ2-GM (Φ1-AM), que iba a ser elegido para ocupar un puesto en la matriz primordial, lo cual se escribía del siguiente modo: [Φ2-GM (Φ-AM)]1GE41.

Grisens, la ciudadana, efectuó lo propio con la matriz de Michel Onfray, Φ-1GW. Eligiendo a un muchacho llamado Amarzo Descalzo, o lo que es lo mismo: Φ3-UM (Φ-1GW). Derivando de Amarzo Descalzo otra matriz, Φ4-GM (Φ3-UM), Noam Chomsky, que es elegido para ocupar un puesto en la matriz primordial: [Φ4-GM (Φ3-UM)]1G42. Con lo que observamos que los nucleótidos comienzan a tener una historia. Imagino que como pueda haber sucedido al principio de los tiempos, en el mundo natural.

Todavía hay una segunda matriz derivada de la de Michel Onfray, Jean Pierre Luminet Φ5-GM (Φ-1GW). Y con estas premisas ya habría sido determinado cual debe ser el funcionamiento del algoritmo.

Ahora supongamos, ninguno de estos, o de los que nombraré, desarrolla su matriz en vida, entonces podría haber solicitantes: gentes que no desarrollan una matriz propia porque prefieren una matriz con historia. Eso sería algo aleatorio, dejado al azar. No habría un concurso, el primero que se registrase la obtendría. Para lo que si son necesarios los concursos es para obtener una posición en la matriz primordial. Yo no sé si sería algo endémico. Ni Grisens la ciudadana, ni yo, estamos preparadas intelectualmente para tomar ese tipo de determinaciones. Habría que dejárselo al consenso. Bien fuera este propio de la matriz primordial o algo aún más universal. Imagino que habría especialistas… Uno en esta “filosofía” siempre puede o no derivarse nunca de nadie, ser elector, o bien aceptar ser derivado a partir de otro alguien, que sabiéndonos libres pueda requerirnos entre sus pensadores. Este es un intento de reiniciar el mundo.

 

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s