Proudhon


4h55min. Eso es algo que Proudhon popularizó pero alguien dijo antes. Y de ahí deviene el problema de su contradicción, la que todos parecen encontrarle. Porque Proudhon luego se va por las ramas y les permite a los liberales jugar con la idea. Y cuando la idea no es una idea, la idea es la verdad-denuncia. La propiedad es un robo porque en aquel entonces lo que cultivaban las gentes para los terratenientes eran sus tierras, y el mundo era un mundo esencialmente agrario. Pero la tierra no le pertenece a nadie, y ni siquiera le pertenece a la humanidad. La tierra se pertenece a si misma y es el sustrato de todas las criaturas que la pueblan. Porque tanto hablar de religión y de subsuelos y nos vamos a olvidar de cuál es el sustrato real. Y para los peces y los anfibios los océanos y el universo acuático. Pero sucedió y no son los socialismos utópicos, ni los socialismos del siglo XXI los que pueden resolverlo. Estuve escuchando ayer desde la cama a Gabriel Andrade desde Maracaibo, y a los profesores que él y su amigo conductor del programa entrevistan. Y este Andrade, que desprecia a los posmodernistas pero al que Bunge a quien desprecio (yo) le firma prólogos, comenzó siendo socialista y teniendo como Terele Pávez, esa mujer tan extraordinariamente humana, sus esperanzas e ilusiones puestas en Pablo I. y en Podemos.

Maracaibo donde este pasado domingo a las 6 h. fueron encontrados por la Policía Bolivariana del estado de Zulia, los cadáveres de un hombre y una mujer que fueron asesinados a balazos en la cabeza. Y cuando lo que Andrade asegura es que lo peor de su país es la delincuencia, que no tiene fin. Y también que lo que se expropia, por orden del Estado, tantas veces pasa a manos de unos pocos, que son los que se están beneficiando. Lo que estos visitantes esporádicos, como Mèlenchon y Monedero o Forcades y Errejón, están ignorando.

Desde luego, el profesor entrevistado, que defiende el socialismo a ultranza, considera que tiene defectos pero nada que no pueda arreglar con un poco de crítica constructiva. Ya ves. Los otros, sin embargo, reconocen que ni el capitalismo ni el socialismo pueden ser la solución al problema pero Andrade sirve para escribir libros tendenciosos y subjetivos, cuyos prólogos firma el chauvinista de Bunge y no para proponer soluciones.

Y volvemos con el Proudhon que llama la atención de Marx, con su argumento contra la propiedad privada, y que es quien popularizará la idea. Proudhon es considerado uno de los fundadores del <<socialismo libertario>>, que es como a veces se define Onfray cuando no se define como anarquista. Y que es en lo que (yo) si encuentro contradicción.

Proudhon no cree que el gobierno deba ser el dueño de los medios de producción, y cree que la propiedad tanto en manos privadas como en manos públicas genera problemas. Sólo que él lo que prefiere son las federaciones políticas y agrícolas, y en ese sentido es como la Montseny. Pero Montseny habla solo como una política, y voy a estar de acuerdo con Morán en que todo político tiene parte de actor y parte de vendedor. Y, luego, las Repúblicas, son esos estamentos de los que parten las brillantes ideas de incentivar a las embarazadas con cierta cantidad de dinero mensual, para que dejen de fumar. Y (yo) no creo que se impregne buenamente a la sociedad ofreciéndole como solución, al control de su voluntad, la venta.

A mí no me gusta la República más de lo que me gusta la Monarquía Parlamentaria y la Democracia. A la monarquía la define Proudhon como la soberanía de una persona. Y a la democracia como a la soberanía de la mayoría. 5h28min. 5h32min.

¿Y mi soberanía? ¿y tú soberanía? ¿Si somos solos, el único remedio es soportar la tiranía? ¿Esa es la solución que a la inmensa mayoría le parece más justa? Porque, entonces,  eso sólo quiere decir que no lo han pensado bien o que sólo saben pensar como tiranos o esclavos. Otra cosa es que esta gente, que no parece haber sufrido gran cosa, se conforme con las alegrías que se viven en la cabeza. Y a Proudhon lo pinta Courbet tan apaciblemente con sus hijas pequeñas. Es como César Rendueles, un estricta o estrechamente familiar que es capaz de decir: <<Y un artista será desde ahora en adelante un ciudadano, un hombre como cualquier otro; seguirá las mismas reglas, obedecerá los mismos principios, respetará las mismas conveniencias, hablará la misma lengua, ejercerá los mismos derechos y cumplirá los mismos deberes, juzgado por hombres que no serán de su profesión, no dejará por ellos de ser juzgado por sus iguales, sin bien ya no encuentra idolatría. Y si bien ya no recibirá honores excesivos, tampoco conocerá el ostracismo y se sentirá en familia; y el artista deberá ser ante todo un hombre honesto, tanto más honesto cuanta más calidad de artista tenga.>>

Y, entonces, no Manuel Guzmán, esto no es el anarquismo seguro. Porque lo que piensa Proudhon del anarquismo en sí, se encuentra en otro fragmento de su obra: <<Hoy ese artista vive aislado, su pensamiento es solitario; no recibe ayuda, ningún calor, ninguna luz le llega del exterior; no tiene fe ni principios, está entregado al ateísmo de sus sentimientos y a la anarquía de sus ideas.>>

Así que de dónde toma Proudhon las bases para la construcción de su teoría, puente con la de Marx, que es puente con los marxistas, los que excavan entre sus páginas y creen, a ojos cerrados, en su profeta. Pues primeramente de la Biblia, de donde toma la condenación a la usura. Y también de la dialéctica hegeliana, como no podía ser de otro modo. Y de Adam Smith, del capítulo X de ‘La riqueza de las naciones’, de donde toma la idea de la igualdad en las leyes que regulan los sueldos. Aunque Proudhon habla de otra manera acerca de ello, y Proudhon también hablaba de <<propiedad como la fortaleza de la libertad>>. Pero sobre las naciones, Beirás diferencia entre un <<nacionalismo>> chauvinista, opresor, y un <<nacionalismo>> emancipador. Y también entre una nacionalismo burgués y un nacionalismo ciudadano, y una soberanía nacional y una soberanía popular. Vamos, que reivindica su derecho a ser cojonudamente suevo. Y que era lo que perseguía volver a escuchar, cuando él y Domènech presentaron el libro de Morán en Barcelona. Y, claro, (yo) lo que encuentro es que todos estos son fronterizos, algunos muy cultos, Beirás, que con el español reconoce tener muchos problemas pero que presume de francés que no veas, que sí, que hasta me da envidia. En serio. Pero, ¿y quién es el intelectual para él? <<Quien se confronta sin más armas que la palabra a la barbarie>>. Y este es el error según él, que la sociedad está en descomposición, y existe ese error en la cultura marxista, y en el pensamiento de los movimientos comunistas, desde el primer tercio del siglo XX, que es el no haber sido capaces de distinguir entre esos dos nacionalismos. Y a mí me parece que el error es bastante más preocupante. Porque el error es la apología. 6h08min.

Y ahora vamos con un segundo caso. Discernir qué parte de la historia de Romano Van Der Dussen, voy a utilizar como refuerzo de lo expresado acerca de nuestro sistema judicial. Y, ahí, lo que hay que evidenciar es el desprecio olímpico que supone la vida temporal de las personas en el mundo de la burocracia. Y, en ese caso, voy a despersonalizarlo, porque para mí su inocencia no queda probada con mi investigación. Como tampoco queda probada para Dolores Vázquez, aunque sólo sea porque estaré utilizando la misma lógica, que me asegura que no existe contradicción en el enunciado que Proudhon absorbe: <<La propiedad es un robo>>.

La noche del 10 de agosto de 2003, en Fuengirola, tres mujeres sufrían una agresión sexual entre las 4h30 y las 6 h. Y el 14 de agosto de 2003 desaparecía en la misma provincia Sonia Carabantes. Evidentemente de Sonia Carabantes, hasta ayer lo desconocía todo. Porque eso sucedía en el período en el que los otros no me preocupaban lo más mínimo. En el 2004 hay que recordar que voy a consumir la cannabis, aunque sólo fuera en un par de ocasiones o al final del año. Pero fe en la cannabis no la tendré hasta el 2006. Aunque que importarme la humanidad sólo me importará, cuando entre en crisis. en el verano del 2007. Sé que en crisis hacia años que me encontraba pero hay que diferenciar la crisis del climaterio, de la crisis de la conciencia. Y no hay que perder el hilo del porqué la conciencia habla. La mía porque entonces comprende algo de crucial importancia, existe en el Contrato Social una clausula de la que no se habla. Y que, sin embargo, Rendueles menciona y que habría que revisar. Porque (yo) no me resigno a que porque de eso no se hable… nadie lo diga, porque nadie se atreva a decirlo.

Hoy no voy a desarrollar la lógica subversiva que detecto en el asunto de Romano. Porque prefiero hacerlo mañana con más frescura. Pero tengo una sensación de pesadumbre cada vez que miro en el interior de las personas. No me refiero a Romano en sí, me refiero más bien a las personas como Onfray, que están tan convencidas de que lo que dicen es ley, que no parece que se detengan a analizarse. Y uno cambia de un día para otro de opinión. Mira (yo) con Morán. Ahora, he dejado estar en paz a su Ortega y me estoy concentrando sobre su Adolfo Suárez. Ambición y Destino. Porque no pretendo ir tan lejos como él propone en ‘El maestro en el erial’, aunque también lo quiero leer. Porque sé que lo que necesito tomar de él lo necesito tomar en un tiempo en el que nosotros ya vivíamos y coleábamos casi como renacuajos. Muchos besos, Manuel :-) 6h30min. 6h47min.

3 Comentarios Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s