Dani el rojo


<<Podía sentir perfectamente como las niñas de cinco años habían aprendido a excitarme>>. Declaraciones que en 1975 no llamaron la atención, como escribe en su artículo crítico ‘Debajo de los adoquines estaba el sexo de Dani el rojo’, Francisco Pérez Abellán: <<Lo que estaba debajo de los adoquines era el buen hacer de trotonas de cinco años>>, las que le bajan la bragueta, mientras él les preguntaba porqué razón no jugaban entre sí y preferían entretenerse con su pene. Niños de orfanato. Y esa la nueva educación sexual. Tremendo, porque luego te regresa en sueños, Manuel. Y tu conciencia lo sabe, que tu inocencia no estaba siendo tenida en cuenta. Y que estabas siendo disturbada.

2 Comentarios Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s