Castells y Rendueles


[…]  Y es lo que dirá Castells, que en los últimos cien años la idea era que se trabaja en la sociedad, se llega al Estado y se transmiten los intereses sociales a las políticas del Estado y con eso se cambian. Pero, ¿y qué problema hay con eso? Porque cuando Castells eso habla creo que Tsipras no conocía la realidad tampoco. Y si no la conocía Tsipras, menos aún Podemos.

Y aquí lo que dice Castells es: primero, los mercados globales y las instituciones culturales. Todo eso sigue teniendo un poder inmenso. Y cuando los Estados pierden la capacidad de sus recursos comunes y humanos, la sociedad detrás de ellos es débil, porque poder por poder los poderes fijados en los mercados financieros y en las grandes corporaciones son mucho más importantes. Y sólo los Estados, con un arraigo fuerte en su sociedad, por representativo, tienen el combustible suficiente para oponerse a ellos. Por ejemplo, es el caso de Ecuador, que ayer sufría otro terremoto. Pero España no tiene petroleo, tiene sol como Grecia. Y segundo, la propia dinámica de los Estados, la lógica de las burocracias y la lógica de los intereses creados es de tal envergadura que para poder romper con ello hace falta algo más que la presencia del Estado.

Y, entonces, es cuando Castells dice que el poder es lo que ocurre en nuestras mentes y en la capacidad de comunicarnos lo que pensamos. Yo, por ejemplo, recibí una respuesta de una caminante muy inteligente, hija de un matemático, que me dijo: <<Esto es lo que hay y sólo nos queda apoyar a Podemos que, por lo menos, no sabemos lo que harán>>. Y a mí entender ese es el error, porque no es diferente pensar hoy así, a pensar en un mundo en que Dios era todo lo que había. No sé si me entiendes. Porque muchos dicen ahora, para Descartes era imposible no contar con Dios. Y lo que (yo) digo, es que no lo creo, sólo era peligroso. Porque (yo) ya nací con la posibilidad de pensar fuera de la lógica de Dios y eso nadie me lo inculcó. Y para plantearme que Dios pudiera existir, tuve que sufrir como Althusser una enfermedad mental. Y (yo) creo que sin Coelho no lo hubiera conseguido, por muy delirante que los libros de astrología lograran volverme y el uso de las nuevas tecnologías. Pero fue toda esa literatura absurda -como en el caso del Quijote, que está retratando la cultura de su sociedad- y el nacimiento de las nuevas tecnologías, lo que me hizo proclive al desequilibrio o desvarío intelectual. Sumándose, evidentemente, a los muchos otros factores que me mantenían alienada. Y si las ideas que germinan en nosotros son de miedo, intimidación, resignación, incapacidad, nada cambia. Y si es la idea de que algo distinto es posible, dice Castells: <<No sabemos lo que es pero lo podemos discutir>>. Y él no está por la labor de ir de la poesía y del drama del <<movimiento>> a las instituciones. Pero afirma que estos siempre mueren, fecundando un nuevo territorio político o agotados. Y la crisis del mundo, la mayor, no es la económica, la crisis es una crisis de confianza en las instituciones. Y si en el siglo XIX cuando la democracia comienza, hubo que experimentar con distintas formas, hoy el proceso actual de cambio político no consiste en ocupar las instituciones. Y defiende -como dijo Foucault- que el mundo lo han hecho los locos. Queriendo decir lo que (yo) misma le escuché a aquella mujer que te invitó a dar aquella conferencia en la institución de la Farmacia, que como siempre, el problema existente,va a ser cuestión de muy pocas personas, a lo sumo una, dos o tres. Entonces, ella se refería a la Universidad. 5h37min.

Y este era un sociólogo de mente amplia, un hombre que ha ido interesándose por la novedad y estudiándola para conocerla. Y luego está Beatriz Preciado, que pone en cuestión el sistema de clasificación por géneros. Que (yo) tal vez porque voy sobrada de testosterona pienso de algún modo como ella. Y llega César Rendueles, que a mí me parece una persona muy mediocre, y le preguntan por ellos… y dice que él con las herramientas que aporta a la cultura Beatriz no se apaña para estar en el parque con los niños. Y que lo que hay que hacer es volver a hablar, que ya no se habla. Pero tal vez no se habla porque es que hablar no compensa. Porque no hay más gente inspirando un mundo más amplio y menos conservador ahí fuera. Y porque si estás ahí fuera, resolviendo los problemas del mundo en los parques, mientras tu perro socializa o tus niños juegan al rueda-rueda como los enanitos del bosque y como, al menos en Francia, siguen estando los viejos en los bares por las mañanas… igual no te están cultivando o instruyendo ese poco más que se necesita cada día para no quedarte tan nimio como eres. Y, claro, si los géneros son lo que son, entonces cartesianamente nadie debe salirse de ellos, y esta sociedad sigue golpeando y persiguiendo a la gente que no se adapta al canon.

Y otra cosa es que nadie te enseñe, como se utilizan estas nuevas herramientas, que lo que impulsan es precisamente el ser autodidacta. Pero que el quién quiere ser uno de mayor va con uno desde siempre. Y eso de que hay que dar ejemplo… Bueno, lo voy a poner en cuestión. Porque Althusser ha servido muchas veces de ejemplo. Y Althusser era un ser humano muy infeliz, que tras cada depresión sufría, católicamente, sus estados hipomaníacos. Y (yo) he estado siguiendo a uno de esos ejemplos y había algo en ello que era muy bueno, y que me ayudó mucho pero también habrá que valorar cuál era o fue el precio. Y en qué estriba o no su coherencia.

Pero sí, Rendueles es incapaz de comprender a qué redes se está refiriendo Castells, y qué posiblidades ve Castells que Rendueles es incapaz de imaginar. Pero no convertirse en un esclavo de los trending-topics, como virtualmente piensa Podemos que se debe porque así se logran resultados, ya que eso es <<sociedad del espectáculo>>, no revolución. Y la verdadera revolución hoy en día, es la de revolucionarse cada uno a si mismo. Voy al baño. 6h01min. 6h04min.

Pero es que no hay nada más que decir, después de haber escuchado a una persona así. Tampoco te puedes cabrear con él. Es de los que se conforma y ya está. Y lo peor -a mi entender- es que el alumnado ha tenido que soportar a otro tipo fabricado en serie. Que como todos o casi todos sabe lo que sabe, que es criticar pero sí, cuando le preguntan por las alternativas guarda silencio. O eso sucedió con su ‘Sociofobia’.

Y ahí tenemos a Fernández Liria, enfermo en su momento, porque hasta Althusser le chupa la polla a Foucault. Vamos, espera que lo busque y lo cito textual; sí, dijo que el era althusseriano pero en ese momento ya vio que de Althusser Foucault ya había tomado posesión. Porque Althusser, con estas crisis confesionales que tiene o padece, hace aparecer a la escuela misma como un aparato de ideología del Estado. Y F. Liria se indigna, porque lo de Foucault era un disparate y un camino por el cual no se iba a ningún sitio, porque como ya te comenté de Foucault lo que le más le molestó fue esa batalla abstracta que él tenía con el poder. Y consideró que no podía ser que los pensadores marxistas de los 80 estuvieran <<haciéndole el juego a Foucault como si estuvieran acojonados por este pensador inmenso>>.

Así que ¿sabes lo que voy a hacer?, lo voy a transcribir donde más les jode. Porque yo sé exactamente donde les dio mucho por el culo a todos estos en cinco minutos. Y lo que tengo bastante claro es que si Foucault hubiera llegado a vivir los mismos años que Chomsky se habría parecido más a Castells y menos a un autómata. Aunque en agresivo, claro. Pero Chomsky ejerce de disidente y de intelectual y Foucault ejercía de intelectual y de rebelde. Y (yo) les he escuchado a los dos, y no creo que exista nadie tan capacitado para hablarte del imperialismo como Chomsky pero del imperialismo. Porque para Chomsky los que intentan ser transgresores no son serios. Entonces, a F. Liria lo dejamos aparcado hoy aquí pero hay que continuarlo. Y voy un poco sobre los apuntes que tomé de él contigo. Pero lo de Althusser ya lo recolecté y cuando vuelva a beber esa será la hora de Camino con la que me ponga. Y contenta porque hace tan sólo una semana que me oprimí las clavijas y hoy ya estoy observando los resultados en el espejo. Así que muchos besos :-) 6h24min. 6h40min.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s