El mensaje


Anda, espabílate -me dijo. Deja de escribirlo como si tú fueras él y cuéntanoslo como si fuera una historia cualquiera, como esa de los psiquiatras del Sistema y el pasillo al que también van a parar las madres que incumplen el dictamen del juez y osan visitar a su hijita en las horas del recreo… Eso me dijo y por eso me olvidé de lo del cuervo.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s