Del Camino de Solange


Solange, después de Neuvy-Saint-Sépulchre, había atravesado Cluis y Pommiers hasta alcanzar Gargilesse-Dampierre donde George Sand tuvo su maison y Solange su cama en el Hôtel des Artistes, decidiendo alojarse en él durante un par de noches porque, en el entrañable salón, esa tarde entabló amistad con una periodista amante del Chopin de los Preludios que, sin embargo, seguía la estela de la escritora, la controvertida Aurore Dupin. Se divirtieron juntas y Solange en des Artistes volvió a ser feliz tocando el piano, y me recomienda que, si transito esta bonita localidad algún día, no olvide visitar la cripta abovedada porque sus frescos me sorprenderán. Igual que a ella al día siguiente el bosque por el que se llega al embalse de La Creuse, un pasaje que se salva en barcaza y que entre aquella niebla plúmbea le trajo al pensamiento al barquero que inmortalizó Doré, heroico y anciano, sobre las agitadas aguas de la Estigia. Llegando a Crozant al final de la etapa. Y dos horas después, aunque ya en la mañana, a La Chapelle-Baloue, Saint-Germain-Beaupré y Saint-Agnant-de-Versillat, antes de alcanzar el final de la jornada en La Souterraine, nombre que le dio la cripta con la reliquia que guarda. Pero lugar en el que Solange pudo sumergirse por unas horas en una bañera a la luz de las velas, mientras el BWV 846 del libro primero de Das Wohltemperierte Klavier o Bach no dejaba de sonar. La noche antecesora de Pierre de Folle. [22]

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s