De las peripecias de Daniel


Todos esos lugares de ensueño y también uno de los destinos más remotos, Papúa Occidental en Nueva Guinea. [25] Una expedición con 25 porteadores auténticos genios de la construcción de chozas. Una expedición inmersa en una guerra tribal que se había iniciado tan sólo hacía algunos días. Pero lo que más nos impresionó -estoy seguro- fue el asunto de las moscas de Uganda [26], cuando Dani nos describe esas picaduras que no se curaban y que le mantuvieron tres noches sin dormir porque el dolor era espantoso e iba y venía y hasta que se las explotó, mostrándonos uno de esos túneles que le excavaron los gusanos de las larvas que lo devoraban vivo y donde le cabía el meñique.

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s