El Puente de la Rabia y Santa Quiteria


[20]

Puente de la Rabia, único encanto de Zubiri. Zubiri, pueblo del puente. Dice la leyenda que por estar aquí enterrados, bajo el pilar central, los restos de Santa Quiteria, los aldeanos hacían dar tres vueltas a los animales que contraían la enfermedad y que por esa taumaturgia se curaban. Nosotros estamos sobre el pilar central y la tarde es fría a medias y a medias soleada. Era entonces el siglo XI, allá cuando aquellas gentes comenzaron la construcción del puente. Las dificultades para erigir el pilar central los llevaron a excavar en la roca sobre la que éste tenía que sostenerse y encontraron los restos de una joven perfumada.

Supuestamente, Quiteria vivió y murió entre los siglos I y II, y portugueses y españoles se disputan la pertenencia de sus restos. En Margeliza, en Toledo, al pie de una montaña hay una fuente, la fuente santa, dónde se invoca a Quiteria contra la rabia. En Portugal reposan a cuatro kilómetros de Coimbra.

Por lo que se sabe de la rabia sintomática, hasta algunos años la única superviviente a este virus letal había sido Jeanna Giese. Giese o el protocolo de Milwaukee. Pero Quiteria -volvamos con ella- ponen sus restos sobre una mula y allí que se los lleva el cortejo a Pamplona. La sorpresa es que en Burlada la mula se detiene y se niega a dar un paso más. Esto se interpreta como que los restos deben reposar en el puente. Y es por eso que la leyenda dice que aquí lo están.

GUÍA SURREALISTA DEL CAMINO

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s