De los españoles


Todavía el amanecer no ha acabado de asomar cuando yo lo hago. Pienso en la conveniencia de dirigirme hacia el patio donde han dormido los españoles para desayunar juntos pero lo desestimo. Me gusta Bea, me gusta un poco por su desfachatez y también por su frescura pero Susana me inquieta porque no alcanzo a descifrarla y, además, me he percatado que al informático, a pesar de su estudiado desinterés, Susana le importa.

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s