La visita guiada a Roncesvalles


Roncesvalles tiene mucho nombre -comienza ésta porque así se lo ha escuchado decir al alcalde- pero luego el municipio es muy pequeño. Unas siete u ocho personas que son de toda la vida. Y menos el cielo todo de los curas, la iglesia católica: Roncesvalles o la reliquia de los Pirineos. Los canónigos de Roncesvalles son diocesanos y dependen del arzobispo de Pamplona.

El albergue nuevo se encuentra en un edificio del siglo XVIII, aunque totalmente reformado. La Colegiata de estilo gótico-francés fue construida a finales del XII pero el edificio más antiguo de todo el conjunto monumental es el Silo de Carlomagno, una cripta que acumula esos restos humanos que nos muestra. La guía dice que la referencia más antigua habla de un carnario, el lugar al que iban a parar los peregrinos fallecidos en el Hospital medieval. Luego menciona un poema del siglo XIII que describe el edificio y dice que es cuadrado con la bóveda orbiculada: todavía hoy -esto extraño- aposento del pueblo. Pero el claustro de la Colegiata también lo es de enterramientos y donde el Prior -asegura- es el primero entre los iguales. Desde el claustro accedemos a la Sala Capitular, el mausoleo de Sancho el Fuerte, donde se conservan entre piedra y vidrieras las cadenas que éste gano a los musulmanes en las famosas Navas de Tolosa. Algo ante lo que tanto Helga como Nelson tosen. Sancho que tiene el pie izquierdo cambiado, como si le hubiera dado un calambre. [4]

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s