La lengua caló


Él se alberga en la hospedería, en un apartamento y cuando irrumpimos en él veo a dos mujeres desnudas haciéndose el amor en una cama, mujeres que ni siquiera reparan en nosotros. Pero Rafa sólo alza los hombros y dice: ”Caique astis penar e caba pañi ne tapigaré”, lo que en chili-calli, la lengua de los gitanos en España, el caló, significa: ”Nadie puede decir de este agua no beberé.”

Rafa me señala la comida que hay sobre la encimera donde están el microondas y una cafetera eléctrica que desentona con el conjunto porque es de las que hacen ese espantoso café de siempre. Cojo uno de los dos platos y él despeja la mesa del televisor y me indica que nos vamos a sentar en el sillón que hay frente a su cama. Me dice que una de las mujeres es su hermana, que se ha enamorado de esa eslovaca que conocieron hace un par días en Ostabat y que él duerme ahí, en esa otra frente a la que nos sentamos. Rafa, para ser español, me parece muy atípico y más perteneciendo a la etnia gitana de la que se sobreentiende que sus costumbres morales son cualquier cosa menos relajadas. Pero lo cierto es que el maché y la brinzá, con las bujaris, el manró y el mol, entre esos gemidos, me saben a gloria. Y de lo que sucedió después no quiero hablar. [5]

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s