Manipura


Manipura, la autoestima, a la altura del plexo solar, la ciudad de la joya resplandeciente, un loto de diez pétalos del color de las nubes que anuncian la tormenta, el elemento fuego, y para cualquiera cuya serpiente de poder se haya establecido en este plano, el foco que hace que toda materia ingerida se transforme en la alquimia de nuestro cuerpo, el sentido de la existencia se centrará en consumir y en conquistar, porque el yo puedo es su dharma, el centro de gravedad del cuerpo, en el que nos descubrimos encogidos cuando experimentamos que debemos cuidarnos.

[SEGUIR LEYENDO]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s