La llegada de los españoles


Luego, Manoj y yo nos retiramos a la cocina y preparamos masoor dal, una sopa india de lentejas rojas y curry de calabaza, entre cuyos ingredientes se cuenta el coco, para acompañar con arroz basmati y él me estuvo hablando de los Vedas y de sus doctrinas. Y esa hora se constituyó como el primer auténtico bálsamo del Camino en mi corazón. Y justo antes de disponernos a compartir la cena será cuando se presenten los tres españoles, que se habían conocido en la estación de Pamplona, habían tomado el mismo autobús a Roncesvalles y, desde ahí, un taxi hasta Saint-Jean-Pied-de-Port: Susana dulce y del sur, de Sevilla y maestra de Reiki, Iñigo, abierto, de Ciudad Real e informático y Bea de Badajoz, extremeña, muy alegre y psicóloga.

[SEGUIR LEYENDO]

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s