La playa del Cuerno


La primera vez que recorrí esa travesía desde Salinas por la carretera, para a continuación atravesar Piedras Blancas, había sido de madrugada. Entonces, iba en busca de el Salto pero el sueño me dominaba y supe que jamás llegaría tan lejos. Además de seguir experimentando las corrientes en mi espalda, amén de… Así que me incliné, primero, por encaramarme a San Martín de Laspra en busca de la iglesia pero en el albergue había luces y, luego, me decanté por la playa en la que deparé, la del Cuerno, al lado del arenal de Salinas.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s