Reconocimiento


En Piedras Blancas fue donde me dejé caer. Había tratado de continuar camino, no sé ya si en busca de ese salto o de otra vida… Pero los efectos alucinatorios del tejo me hicieron desvanecerme en un prado, a la altura de la última urbanización. Y desde ese éxtasis pensé que si habías logrado piratearme, hasta el punto de que yo intentara provocarme una parada cardíaca y tú, con tu nanotecnología, contravenirla, eso el mundo merecía reconocerlo. Reconocer tu genialidad y tu talento.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s