Las contenciones


Y sobre lo de las contenciones… mi conducta las hizo necesarias. Sé que no vas a estar de acuerdo pero yo lo comprobé en el caso de P. Ll., cuando tuvo que venir el forense del juzgado y la ataron. Me estaba comportando en el Hospital como si aún continuara en la calle, donde me dejé caer y me pareciera muy divertido montármelo de activista política.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s