4. 1. 2017


No tuve necesidad de ir en autobús a Salas, me acercó él al cementerio. Su tejo es uno de los más longevos de Asturias. Él dijo que no me iba a preguntar nada, que lo que suponía era que había ido a enterrar algo allí. He leído que si comes sus hojas tu corazón se paraliza.

Me voy a la cama. Espero que el nuevo amanecer no sea como el de hoy. Qué terrible. La artritis cervical me tortura y las horas siguientes no son mejores. Resucité como a las diez y despierto como a las cuatro, hirviendo.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s