20. 12. 2016


Cometo un error fatal al seguir un consejo del rabino McDonald que también se dice psicólogo:

”Primero marcarse siempre metas pequeñas […] Pero luego es visualizarse realizándolo.”

Esa tarde continuaba trayecto con el Peregrino de la obra llegando a Zuriaín, cerca de donde ya había de detenerse. De todas formas me doy cuenta de que todo unido si compone una obra, la obra de la escritora delirante.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s