Diferencia


Un día recuerdo que un tipo en las redes me llamó loca. Porque él incitaba a la revolución pero como si incitase a comerse una banana y a mí eso me pareció algo muy banal y entré en ”discusión” con él y terminó por llamarme loca. Pero hoy pensando desde la cama se me ocurrió esto:

Vamos a hacernos los dormidos/ se opone críticamente a/ vamos a hacernos los despiertos.//

Lo que no quiere decir que no sea de loca ponerse a discutir por algo que tiene la misma contundencia de unos cuantos carbohidratos, una proteína y algunos minerales y vitaminas. Su revolución era una revolución de lo que llena la boca, no era ningún planteamiento serio. Era la consigna que se estilaba repetir en aquel momento. Antes de que el PP volviera a ganar las elecciones  y Felipe VI recibiera la ovación más clamorosa. Lo cual demuestra en qué acepción y cual revolución triunfó: vamos a hacernos los dormidos. Pero eso para mí, claro. Para aquellos a los que enardece lo otro tendrán una viva idea de lo contrario a lo que una siente. Y dormir -mientras se puede- es algo muy grato porque es un tiempo en el que -si no se sufren pesadillas- se está libre de angustia.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s