Los dioses y el delirio


Me he llevado una sorpresa curiosa, bajo una película subtitulada en francés, ‘Los amantes del café de Flore’, la biografía de Sartre y su castor, Beavoire, figuraba ‘Tren nocturno a Lisboa’ y comencé a verla… Él es profesor y evita el suicidio de ella pero, a continuación, sale a colación Marco Aurelio en una pregunta que desde mi entonces me tiene bastante inquieta:

”¿Cómo puede ser que los dioses dejen abandonados a algunos hombres y esos hombres tuvieran intimidad con lo divino?”

Uno de mis sueños alucinatorios mientras estaba ingresada en Urgencias tuvo que ver con un dios griego. Todavía experimentaba mucho placer porque la ingesta del tejo lo provoca. Creo que se volvieron locos recabando información del Instituto Nacional de Toxicología, o eso me dijo la psiquiatra I.M. Pero no me siento capaz de detallártelo. Simplemente, desde entonces, simpatizo más con Nietzsche y su delirio […]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s