II 8 [27] 18 [128/27]


DSC_0523
.

Enviado: jueves, 28 de julio de 2016 7:10
Asunto: II 8 [27] 18 [128/27]

6h02min. La noticia con la que hoy me desperté fue la de que Rosseta le dijo un adiós definitivo a Philae, inmersa, como se encuentra, en una hibernación eterna. Y lo que me pregunté fue si Rosetta [….]

Lo que sé es que eran poco más de las siete y media cuando descubrí que ese sendero que quería explorar era una ruta que atraviesa Candamo hasta San Román y más allá. Pero todo ese laberinto que se veía desde el satélite en el centro, y que había que atravesar por el centro, entre la senda y la carretera, era el monte, que es hacia donde deriva la Ruta 3 del Frente del Nalón. Y lo que se me ha ocurrido es que […]

Ayer Cataluña procedió a su desconexión con el Estado y […] Pero la derecha catalana -dice Xavi Domènech-  es una derecha que nunca ha dejado de mirar por encima del hombro a la derecha española. De todas formas, estos ”muy dignos”, se levantaron ayer todos, los de las dos derechas, la derecha ”progre” con ínfulas de <<centralidad>> en el tablero del juego político, y la derecha ”carca”, de toda la vida. Mientras que, el Sancho o Panza, IZ del PSC se quedaba tan ancho, aunque se quedase en silencio. Porque éste sabe que hay que tener sumo cuidado a la hora de elegir uno sus amigos. Porque los amigos son como los diamantes, son para siempre.

[…]   no sé, eso todavía lo tengo que estudiar pero la realidad es que el camino a Grado, salvando ese problema que tenía ese descenso por una carretera tan empinada, queda resuelto, porque ahora se ha convertido en un descenso de seis kilómetros por el monte. Lo único que hay un tramo, una de mis dudas, que hay que echarse a la carretera, durante unos quinientos metros; y que es posible que tampoco tenga porqué ser así pero me tendré que llevar algo de pintura para probarlo.

Bueno, y de una soledad y una belleza melancólica envidiable. Porque las nubes estaban muy bajas y sólo me asusté cuando aquel todo-terreno se me cruzó. Porque el acosador del parque tiene un todo-terreno, y, ahora, cada vez que desde que lo descubrí veo uno… se me paraliza el corazón por un momento. Del terror que me inspira poder ir a encontrármelo en un lugar apartado. Pero alcancé los aerogeneradores […] Pero ayer me quedé desolada cuando descubrí que era imposible ver nada de nada. Y todas las referencias visuales ni siquiera estaban ahí. De todas formas pensé que era un cortafuegos y que los cortafuegos se hacen de arena y la arena la sentía en los pies, porque el calzado que me llevé era el más equivocado y sólo unas botas garantizan todo. Aún así, reconocí el punto en el que te desvías y debes dar, luego, ese gran rodeo. Pero me extrañó que nada fuera como lo recordaba, y que el sendero se estuviera perdiendo de ese modo, cuando suponía que era una ruta bastante frecuentada por los cicloturistas. Sólo que la ruta que tomé era un camino desconocido y ya cuando me hacía cruces en ese descenso comprobé lo lejos que me encontraba del otro. Porque, en ese instante, la niebla se levantó. Y podía hacer dos cosas, o darme media vuelta y volver a ascender al picacho o mantenerme serena y esperar que, al llegar abajo, hubiera manera de salir del lío. Podría decir rezar por… que es lo que Esparza dice que hacemos todos. Pero (yo) digo que no es así, aunque tal vez porque a mí nadie me sorbió el seso en el OPUS. Y lo que se hace es esperar por lo mejor, porque la esperanza es cierto que es lo último que se debe perder. Te caigas del guindo o no. Y había manera de salir del lío afortunadamente. Que no sé porqué me preocupo por los encuentros indeseables con los perros, porque hasta el día de hoy… y salvando el último día… son ellos los que peor parados salen conmigo. Estos dos se quedaron con un aspecto de circunstancias que ahora me da la risa. Pero, claro, después de ponerme perdida de barro y de bichos, el mal humor que arrastraba conmigo era de a órdago. Pero sí, siempre será genial, recordar que le eché ovarios y me hice ese descenso a la aventura. Y todo porque nadie me presiona.

Luego […]



Enviado: jueves, 30 de abril de 2015 14:35
Asunto: Fw: Número II 21 [10]

me había equivocado al enviarlo ayer
Enviado el: ‎miércoles‎, ‎29‎ de ‎abril‎ de ‎2015 ‎12‎:‎30
Termino ahora de escribir mi carta a Javier L. sobre la peregrina que fui.

Enviado el: ‎martes‎, ‎7‎ de ‎abril‎ de ‎2015 ‎11‎:‎43
—– Original Message —–

Sent: Thursday, March 19, 2015 11:07 AM
Subject: Fw: Número II 6 [24]
—– Original Message —–

Sent: Tuesday, March 03, 2015 7:36 PM
Subject: Número ii 15 [7]

.

Número 152 de la & POEMA-TURA

.

.

.

.

Twitter de María Camín

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s