CÓMO Y CUÁNDO BEBER PARA QUE EL ALCOHOL NO NOS ENGORDE COMO NO DEBE


my fat mad diary

*Fuente

.

Tras la 4ª ingesta calórica del 4º día de la dieta. Me dispongo a compartirte mis primeros conocimientos sobre la nutrición humana y el consumo alcohólico. Escucho, en esta ocasión, a la que va a ser mi fuente primaria en esta etapa, el nutriólogo Benjamín F. Ramírez Forero, que comienza su explicación de la siguiente manera

.

.
<<La nutrición humana es una red compleja de mecanismos bioquímicos, a los cuales el cuerpo está sometido constantemente dependiendo del sustrato o alimento que se consuma.

.
Las bebidas alcohólicas tienen calorías pero el metabolismo que se lleva a cabo a nivel extra-hepático, hace que las bebidas tengan un comportamiento diferente en términos de asimilación, síntesis y degradación, a diferencia de los otros sustratos que son las proteínas, grasas y carbohidratos.

.
Y aquí, en las bebidas alcohólicas el problema es que, a mayor cantidad de bebida alcohólica ingerida, nuestro hígado va dejar de trabajar de una manera adecuada.

.
Eso quiere decir que el hígado va a bloquear lo que es el CICLO DE KREBS y la gluconeogénesis, la formación de nueva glucosa, a partir de otros sustratos. Y esto es lo que facilita la resaca y sus síntomas debido a la hipoglicemia que estas bebidas generan en niveles tóxicos dependiendo de la dosis a la que uno se ha expuesto.

.
Es decir, a mayor concentración de alcohol en sangre, el etanol, va a ser degradado a una molécula que se llama acetaldehído.

.
El acetaldehído en el hígado no se puede sintetizar, y de este compuesto se hacen cargo los tejidos aledaños. Principalmente el riñón y, principalmente, el tejido esquelético muscular y el tejido adiposo.

.
Cuando una persona ingiere alcohol y concomitantemente ingiere alimentos, el hígado al estar bloqueado, lo que va a hacer es desviar ese afluente de alimentos hacia tejidos extra-hepáticos. Esto para mantener una concentración de glucosa que pueda inhibir esa gluconeogénesis, que pueda llegar a ser fatal.

.
Y esto también debe ser entendido de manera estética, ya que ese alimento va a ir a formar parte del tejido adiposo. Lo que facilita el aumento de peso en tejido graso; dependiendo de si se bebió en el mismo momento de la alimentación o después. Y eso es lo que hay que tener en cuenta. Que después de haber bebido, y más generosamente, no se debe comer sino se quiere engordar y hay que darle tiempo al hígado para que se vuelva a su normal funcionamiento. Entonces, si hay que beber hay que beber comiendo>>

.

.

.

EL ORÁCULO DE LA GRASA

.

.

.

Anuncios

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Lectora67 dice:

    Cómo minimizar la exposición al acetaldehído cancerígeno de las bebidas alcohólicas

    El acetaldehído es un compuesto cancerígeno que se produce naturalmente en bebidas alcohólicas y en muchos alimentos como las bananas y el yogurt. También se añade a algunos alimentos con sabor a fruta. Si bien los Centros para el control y prevención de enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) no han determinado que el acetaldehído sea cancerígeno,[1] es recomendable limitar la exposición a este compuesto químico producido naturalmente que se encuentra a menudo en bebidas alcohólicas. En el caso del alcohol, esto es incluso más importante, pues el acetaldehído presente en estas bebidas se origina del etanol, que ha sido clasificado como un carcinógeno de grupo 1 por el IARC.

    Cabe la posibilidad de que las bebidas alcohólicas causen cáncer en la cavidad oral, el esófago, el estómago y en otros elementos del tracto gastrointestinal. Por fortuna, las personas que disfrutan del consumo de bebidas alcohólicas pueden limitar su exposición al acetaldehído.

     

    Con respecto a las referencias: toda la información se ha obtenido de revistas científicas. Por favor, utiliza PubMed para localizar los artículos científicos correspondientes. Haz una búsqueda de términos relevantes como acetaldehyde, alcohol, cancer, beverages, y cysteine. El reporte sobre el acetaldehído del IARC puede encontrarse en el siguiente enlace: http://monographs.iarc.fr/ENG/Monographs/vol71/mono71-11.pdf

    .

    Evita las bebidas alcohólicas que concentran altos niveles de acetaldehído en tu boca. Cuando tomas un sorbo de alcohol, los microbios que habitan en tu boca naturalmente lo convierten en acetaldehído de inmediato. Los microbios que habitan en tu tracto gastrointestinal también transforman el alcohol en acetaldehído. Además, tu hígado produce esta sustancia cuando metaboliza el alcohol, por lo que tu cuerpo descompone aún más acetaldehído en este periodo de tiempo. Las bacterias que viven en tu cuerpo no pueden descomponerlo más. El acetaldehído producido por los microbios en tu boca puede causar cáncer oral, cáncer de garganta y similares. Una concentración de acetaldehído igual o superior a 100 micromolares puede causar cáncer. Ten en cuenta que la cantidad de acetaldehído producido por el alcohol en tu boca no está necesariamente relacionado con la cantidad de acetaldehído ya existente en la bebida antes de ingerirla. Sin embargo, la cantidad (concentración) de alcohol en las bebidas y en tu cuerpo es un factor determinante que provoca niveles mayores de acetaldehído en tu boca y en el resto de tu cuerpo.

    • Se ha demostrado que Calvados, brandy de manzana francés con un 40% de alcohol, produce la mayor cantidad de acetaldehído en tu boca luego de dar un sorbo (equivalente a 5ml o una cucharadita). Desde el sorbo y durante por lo menos los cinco minutos posteriores, se producen altos niveles de acetaldehído. Estos niveles pueden provocar cáncer.Una solución a 40% de alcohol puro, similar al vodka regular y otros tipos de licor fuerte, también produce niveles de acetaldehído capaces de causar cáncer cuando se da un sorbo, pero en menor medida que el Calvados. El vino con 12.5% de alcohol también es capaz de producir niveles cancerígenos de acetaldehído con cada sorbo de 5ml, pero los niveles son sensiblemente menores. Estos varían de acuerdo al tiempo preciso luego del sorbo, pero son alrededor de la mitad de los niveles en una solución a 40% de alcohol).El nivel de acetaldehído que produce la cerveza con 5% de alcohol es alrededor de la mitad del producido por el vino, y se mantiene por debajo del umbral cancerígeno (pero esto puede variar entre marcas/tipos de cerveza). La cerveza ligera produce incluso menos acetaldehído. Ten en cuenta que el tamaño del sorbo puede alterar el resultado, por lo que sorbos más grandes pueden resultar en niveles cancerígenos de acetaldehído. Un sorbo de 5ml de cerveza no es muy grande. La manera en que se da el sorbo también puede afectar los niveles de acetaldehído y diferentes estudios científicos arrojan niveles algo diferentes de acetaldehído bajo condiciones similares.

    .

    Evita las bebidas alcohólicas con altos de niveles prexistentes de acetaldehído. El nivel de alcohol de una bebida no guarda relación consistente con el contenido de acetaldehído de la bebida.

    • El vodka y la ginebra tienen, por lo general, la menor concentración de acetaldehído (0 a 300 micromolares). La principal razón es que se destilan varias veces para obtener un producto muy puro. Por lo general, el vodka y la ginebra se producen en columnas de reflujo, lo que resulta en un alcohol casi puro. Si se utilizan alambiques, por lo general se hace en combinación con columnas de reflujo. En el caso de la ginebra, solo la destilación final se realiza en alambiques.Otro de los motivos por el que el vodka y la ginebra están relativamente libres de acetaldehído es que se producen a partir de granos (y a veces papas). Las frutas, y no los granos, son una fuente principal de acetaldehído, a pesar de que la levadura que se usa en la elaboración de bebidas alcohólicas también produce acetaldehído. Por ello, los licores destilados (fuertes) elaborados a base de frutas pueden tener hasta alrededor de 26000 micromolares de acetaldehído.

      Los licores destilados de fruta pueden carecer de acetaldehído, pero es importante tener en cuenta que el promedio de este tipo de bebida tiene alrededor de 20000 micromolares de acetaldehído. El vino de Oporto, el jerez y otros tipos de vinos fortificados deben evitarse pues contienen altos niveles de acetaldehído de manera consistente, en parte debido a la manera en que se añejan.

      El rango de acetaldehído en el jerez es de alrededor de 1000 a 12000 micromolares, mientras que en el caso de los vinos de Oporto es de 500 a 18000. Los vinos sin fortificar y el coñac pueden tener entre 0 y alrededor de 5000 micromolares de acetaldehído. Es posible que los vinos blancos posean niveles relativamente bajos. El whisky y el bourbon pueden tener niveles de acetaldehído relativamente altos, pues por lo general se elaboran en alambiques.

      La cerveza puede tener hasta 1500 micromolares, pero el promedio ronda los 200. La cerveza rubia y la cerveza ligera que no tienen el aroma a fruta de algunas cervezas tienen la menor concentración de acetaldehído. Además, la cerveza producida en masa que se embotella con el equipo más sofisticado para prevenir la oxidación de la bebida podría tener la menor concentración.
      El Calvados tiene alrededor de 500 y 1500 micromolares de acetaldehído.

      • Ten en cuenta que no hay manera de saber el nivel de acetaldehído de marcas de alcohol específicas, por lo que es recomendable evitar los tipos de bebida con niveles altos. Además, considera que la cerveza y el vino con altos niveles de acetaldehído puede no incrementar los niveles de acetaldehído sólo por su contenido de éste (no existe una relación directa).
  2. Lectora67 dice:

    Diluye las bebidas alcohólicas. Usa bebidas sin alcohol que no contengas acetaldehído, como soda, agua de Seltz o agua tónica para diluir el alcohol y su contenido de acetaldehído. Esto ayudará a disminuir los niveles de acetaldehído en tu boca y tu garganta. Fruit juice may contain acetaldehyde.

    Por ejemplo, digamos que un vaso de cerveza de 12oz y un shot de vodka de 1.5oz tienen la misma concentración (micromolares) de acetaldehído. Mientras que el shot de vodka y la cerveza contienen alrededor de la misma cantidad de alcohol, el shot de vodka contendrá una cantidad total de acetaldehído mucho menor.

    Por ello, si diluyes el vodka con soda para conseguir un total de 12oz, la bebida con vodka tendrá un acetaldehído total mucho menor al de la cerveza y dejará alrededor de la misma cantidad de acetaldehído en tu boca que la cerveza al beberlo.

  3. Lectora67 dice:

    Mantén una excelente higiene oral. Es recomendable tener la menor cantidad de microbios posible en tu boca. Cepíllate, usa hilo dental y usa un enjuague libre de alcohol. Sin embargo, no podrás eliminarlos por completo de tu boca.

    Ten en cuenta que los enjuagues bucales que contienen alcohol pueden incrementar la incidencia de cáncer oral hasta en cinco veces (aunque algunos estudios no lo demuestren).

  4. Lectora67 dice:

    5
    Toma el aminoácido L-Cisteína antes de ingerir alcohol. La L-Cisteína (no la acetilcisteína o NAC) neutraliza de inmediato el acetaldehído y se ha usado exitosamente para reducir los niveles de éste en el cuerpo, específicamente en el estómago, cuando se consume alcohol.

  5. Lectora67 dice:

    Bebe agua inmediatamente después de sorber o beber bebidas alcohólicas. Si quitas el alcohol de tu boca y tu garganta justo después de tomar un sorbo o beber alcohol, el acetaldehído y el alcohol residual que podría haberse convertido en acetaldehído se eliminará de tu boca en gran medida. Mientras menos contacto tenga el acetaldehído con tu boca y tu garganta, menos contacto tendrán los niveles cancerígenos con tus células. Es claro que algo de acetaldehído alcanzará tu estómago y el tracto gastrointestinal inferior, pero de cualquier manera el alcohol que consumes alcanza estas áreas y el acetaldehído adicional se forma. Tomar L-Cisteína ayudará a prevenir el daño en el tracto inferior y el estómago.

  6. Lectora67 dice:

    Bebe alcohol lo más rápido que puedas. Recuerda que cada vez que tomas un sorbo de una bebida alcohólica, los niveles de acetaldehído se disparan en tu boca. Toma de golpe o en grandes tragos para que el alcohol permanezca en contacto con tu boca y garganta por el menor tiempo posible. Haz esto con cuidado y de manera responsable.

  7. Lectora67 dice:

    Limita tu ingesta de bebidas alcohólicas. El riesgo de cáncer producido por acetaldehído en bebidas alcohólicas mantiene una relación directa, lo que significa que cada bebida aumenta el riesgo de cáncer; incluso una bebida por día lo hará. Tres bebidas básicamente triplicarán el riesgo. Además, si bebes hasta la intoxicación, quedarán altos niveles de alcohol y de acetaldehído resultante en tu cuerpo incluso después de beber.

    Una bebida es 12oz (5% de alcohol) de cerveza regular, 4 o 5oz de vino, 3oz de vino fortificado o de postre, o alrededor de 1.5oz de licor fuerte. Ten en cuenta que estas raciones están basadas en los estándares de salud de los Estados Unidos, y las raciones establecidas por el gobierno basadas en estándares de salud varían de país en país.

  8. Lectora67 dice:

    No bebas en absoluto si NO tienes un par efectivo del gen ALDH2. Las personas que carecen de un par efectivo de este gen son incapaces de descomponer el acetaldehído en su cuerpo en ácido acético (básicamente vinagre no cancerígeno) tan bien como otras personas, por lo que corren un riesgo mucho mayor de cáncer causado por acetaldehído. Un par efectivo del gen ALDH2 es poco común en poblaciones asiáticas, pues a menudo uno o ambos están defectuosos.

  9. Lectora67 dice:

    Evita las bebidas alcohólicas hechas en casa. Si bien la cerveza y el vino caseros probablemente contengan la misma cantidad de acetaldehído que muchas de sus contrapartes comerciales, se han hallado niveles muy altos de acetaldehído en éstos. Lo mismo aplica para los licores destilados (¡como el moonshine!). El embotellamiento y los procesos de producción inadecuados (fermentación, etc.) pueden provocar altos niveles de acetaldehído.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s