– ii -El viaje en tren y la llegada a Pamplona [27/ abril/ 2009]


CUALQUIER CAMINO FRANCÉS

[pero la ananda de Ariadna]

ENTRAR

.

.

Lo que se escucha en el audiovisual:

10h49min. Oviedo. Hoy el Aramo está nevado; que el viernes no lo estaba. Voy dolida. Antes estuve a punto de llorar. Pero voy comprendiendo más cuál es el calibre del problema. Y Lily sabe que, cuando ella llamó la otra tarde, yo estaba allí. Y también que su padre había fumado marihuana. Una monja vestida de gris se ha sentado en un asiento próximo. No estoy lo suficiente tranquila para contarte algo más.Las paradas son cortas. Imposible bajar a fumarse un cigarrillo. Ponen una película un poco tonta, de buscadores de galeones hundidos. Miro el paisaje. Las montañas me confortan. Siempre lo hacen. Me gusta viajar en tren. Y éste es bastante exacto en sus horarios. Llegamos a León.

13h 08min. He conocido a Jorge, de Gijón. Salió como yo misma, al exterior, a fumar. Cuando apagó su cigarrillo le seguí y guardé cola detrás de él. Nos pusimos a hablar y me dijo que se iba a Roncesvalles, que había un autobús que pensaba coger. Y fue en ese momento cuando yo tomé, por fin, la decisión. Ya no iría a Jaca, después de más de un año de estar creyendo que comenzaría mi camino allí… el camino de la Vida, si hemos de hacer caso a lo que escribió por alguna parte Juan G. Atienza. Por tanto, ahora sé que me dispongo a emprender el camino de la Muerte… Aunque ya cuando me desprendí de mi cuaderno-guía, el que partía de Jaca, para regalárselo a Lily… el indicio me pareció evidente..Estoy en mi asiento. Vagón 3. Plaza 16 -A-. Sólo que ahora Jorge y yo no estamos juntos. Él viene de un viaje por la Isla Graciosa (Canarias), y arrancamos. Este tren llega a Barcelona. Vi una flecha primera, como vi una concha primera. La venera no era ninguna de las oficiales. Y la flecha estaba en el asfalto de la entrada a la estación. Comencemos…Sonaba Joe Cocker, y ese tema que inmortalizó la Basinger en <<Nueve semanas y media>>: ‘You can leave your hat on ’, cuando llamé al timbre de su piso. Pero antes le envié un primer mensaje. Los recibía así que no tenía el teléfono móvil apagado, y entonces sí… La espera no se me hizo ni larga ni corta. Supe como remediarlo… Pero sentí pasos y yo allí, acurrucada en el suelo. Sentada en una esquina del portal sobre mi mochila. Sintiéndome ya extrañamente peregrina. Un poco ”sobrecogida” saludé con una sonrisa al hombre que regresaba… un vecino suyo que respondió a mi saludo con Desconfianza. ¿Eso era lo que podía esperarme a partir de ese instante? Los pájaros habían comenzado a hacer presente el amanecer. Entonces vuelvo a dirigirme a él para recordarle que aún sigo ahí… El tren transcurre por llano pero el cielo presenta ondulaciones. Nubes bajas y algunas bastante oscuras. Y la lluvia cayó mientras esperaba, tuve frío pero luego cesó, la lluvia , no el frío. 13h33min. Sahagún. Vi su iglesia. Es como la recordaba. El ladrillo del románico-mudéjar. ¿Cuándo llegaré de nuevo aquí? ¿Llegaré? Cuando él sacó la carta del mazo adiviné que podía ser esa. Eso fue ayer. En mi pensamiento. Como aquella vez. Sólo que al ‘vesre’…. Nos vamos ya…15h02min. Burgos. Rosa de Lima. Suben peregrinos. Palencia no me gustó. Aquí vive Germán pero no le llamo. Mi vecina de asiento estuvo haciendo sodokus pero ahora duerme. Me encantaría poder fumarme un cigarrillo pero ya arrancamos. Sé que Burgos en el Camino significa nueve kilómetros de estar atravesando polígonos industriales. Nieves, al fondo. Y próxima parada: Miranda de Ebro.

15h47min. Bugedo, y cerca ¿una cartuja? Estoy viendo una película que me está gustando. ‘El prado de las estrellas’. Si existe un arcano que me gustaría conservar sería ese, el de las estrellas… Estrella, como fulgor en la oscuridad, símbolo del espíritu, como explica Cirlot. En esta película, escrita y dirigida por Mario Camus, regresa la infancia, un dibujo que se hizo hace tantos años, de un prado de estrellas… el dibujo de un niño. La mía se ha quedado desconsolada hoy. Y es un desconsuelo éste hondo e irreparable. Sin embargo la historia logra captar mi interés. Una anciana en un geriátrico, un hombre, también entrado en años y altruista, que la visita, una mujer demasiado independiente que conoce a otro hombre y siente la necesidad de abandonar un antiguo compromiso con el que no se conforma, un joven ciclista que recibe ayuda y un accidente…

16h20min. Vitoria – Gasteiz ¡qué encanto! Sigo mirando intermitentemente el paisaje que habré de recorrer… Vislumbro Estella, la iglesia del Santo Sepulcro. El corazón de pronto late como loco. Estella era la clave de un sueño de los que logré descifrar y que tenían relación con el Camino… Llegamos a Pamplona


.
.
.
Mi último trabajo de aprendizaje que puedes visualizar íntegro:
.




Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s