Del descenso del Alto de Erro y la llegada a Zubiri, 28 de abril, 2009


.
Bajada de barro, infernal. Diego se ha ido. Voy sola y tan al límite de mis fuerzas que voy a irme yo también de mi misma, con la bruma, como bruma.
.
.

Bajando el Alto de Erro

.
.
Pero llegada a Zubiri, ya no puedo más y prefiero el refugio municipal. El otro, el albergue Zaldiko, cuando lo conozco, me da como claustrofobia, a pesar de que todos parecen encantados con él.
.
.
Cuando me quedé sola en el bosque. Todos los kilómetros que caminé la música interior vino y fue maravillosa. Hablo del sonido místico, dzikr. Pasaba, me sentía por completo armonizada con la Naturaleza. El sonido crecía y crecía en intensidad… Siento entonces que es fantástico, que la despedida del padre de Lily  fuera como fue; porque si hubiera sido como la tarde del martes… habría tenido la cabeza llena de fantasías, y de lo que se trata es de entrar en realidad. Asumirla. Y eso significa olvidarse de estos últimos años de refugio, incluso de ti. Y hasta que no me libre de mis <<ilusiones>> no encontraré el Camino. Sea a la soledad o sea a la relación.
.
.

.
.
Mi último trabajo de aprendizaje que puedes visualizar íntegro:
.




.
.
.
Twitter de María Camín
[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s