De algunos primeros momentos en Zizur Menor, 30 de abril, 2009


EL TREMENDO

15h. Aquí de charla en ‘El Tremendo’ con Fernando. Y se come estupendamente en este lugar. De primero paella y luego una costilla de cerdo muy tierna y sabrosa y de postre goshua. El goshua es un bizcocho borracho con nata y caramelo. Delicioso, con café 10 euros. Y abundante. Compensa el asunto de Zubiri.
.

Federic y Franz se habían separado. Me llegué cojeando hasta Cizur Menor con él. Y ahí nos despedimos. Él continuaba camino. En el albergue de Maribel Roncal estaba el grupo de la salida de Pamplona, y también los sicilianos de Trinidad de Arre: Vincenzo y Alexandro. Rosario y ellos se habían encontrado. Esperamos hasta que la propietaria nos abrió sus puertas. Luego entramos todos en tropel. Ya éramos muchos.

.

Sello de Zizur MenorMaribel se sentó en una mesa y pasó a inscribirnos. ¡No apoyes la mochila contra mis plantas! – un grito. No se me da a mí, al contrario, es a Alesandro, y a mí a quien se le explica que le molesta mucho ese gesto. La comprendo pero no termina convencerme el tono despótico de su grito, me chirrió. Y de ahí que decidiera, en ese mismo instante, dar por finalizado cualquier intento de conversación, posible, con ella.
.
Sé que esta mujer tiene fama de muy hospitalaria en el Camino, y más adelante descubriré que hay hasta quién la cataloga de ángel. Lógico, si vienes con los pies destrozados y ella te los cura… Y eso sí hay que decirlo: Maribel lo primero que hizo fue registrarnos a los seis u ocho primeros, ”colocarnos en nuestras literas”, explicarnos dónde podíamos encontrar los baños; y a continuación ofrecernos, que más tarde, si alguno lo necesitaba, nos curaría las ampollas.
.
Yo ampollas no voy a tener pero después de haber leído la experiencia de Guada (Mirada de Agua), aunque hubiera tenido los pies reventados por ellas… no se los habría prestado ni muerta. Ese fue un camino con tanto dolor físico que me marcó. Además fue el Camino…

.
Después de la ducha, coincidí lavando la ropa con una mujer encantadora, Marian. Estaba con unos amigos, los tres de Victoria – Gasteiz. Habían reunido unos días para la aventura y pronto la interrumpirían. Hablamos de mí y de una amiga suya… Le conté, ya que el proceso de su amiga, era similar, parte de mis preocupaciones. Mes y medio antes de mi camino acudí, por fin, a mi doctora. La masa del pecho izquierdo había evolucionado y el dolor se me agarraba al seno como una garra. La doctora me diagnosticó dos tumores. Me sometí a todas las pruebas pero designé un tutor, que en caso de que el asunto fuera de gravedad, decidiera por mí. Yo sólo solicitaba amnesia, hasta el final de mi camino. No quería que nada pudiera evitarlo. Necesitaba ésta oportunidad. Pero logré hacerme hasta con una mentalidad de amazona. Mutilada o no, apostaba por la Vida.
.
En junio del año anterior había sufrido otra serie de mutaciones en mi cuerpo… empecé a llenarme de bultos en las axilas, que se extendieron por el pecho, que eran dolorosísimos y llegaron a no permitirme cerrar los brazos durante un mes. No tenía axilas ni pechos, sólo tenía bultos que se unieron unos a otros y se hicieron uno. Era la parte física de la crisis de los 40. Crisis de transformación que terminó por generar en mí un cambio de Conciencia. Y con el cambio se demolieron, prácticamente, todas las estructuras antiguas de mi vida. Afectó a todo, a la base familiar misma, a mis relaciones, a todas. Yo iba a ser por fin, y los miedos que me habían atenazado y condicionado, los miedos de los otros, no iban a volver a inhibir mi realización personal, porque no iba a consentirlo. Eso por resumirlo de algún modo..
.
Salimos del refugio los cuatro, los amigos de Marian, ella, y yo acompañándoles. Creí que íbamos a comer pero nos llegamos hasta una tienda, donde adquirieron sus provisiones y yo aproveché a hacerme con algunas para la hora de la cena. También me compré un pin. Una flecha amarilla.
.

.
.
.
Mi último trabajo de aprendizaje que puedes visualizar íntegro:
.




.
.
.
Twitter de María Camín
[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s