EL DIARIO DEL CAMINO FRANCÉS DE MIGUEL MANZANO


Peregrino con maleta y traje

Peregrino con maleta y traje al que en Foncebadón le prestaron una tienda a falta de cama.

.

fragmento:

[….] Esta mañana me levanté temprano pensando en ver el amanecer desde la Cruz de Ferro. Aprovechando la luz de los frontales de mis compañeros y la débil luz presente antes de que amanezca he subido hasta allí. Cuando he llegado ya había un grupo de gente celebrando el haber llegado. En Astorga David había roto el misticismo del lugar comentando que cada cierto tiempo sube una excavadora a quitar piedras. De todas formas, se nota que la gente está contenta de estar allí. Algunos se han retirado a hacer meditación. Otros están en un bosque cercano para perderse un rato entre los árboles. No lo voy a negar, ese lugar no tan frecuentado como la Cruz de Ferro te hace sentir muy tranquilo. No soy capaz de fotografiar esta belleza ya que tiene mucho más que ver con actitudes que con elementos visuales […]

que puede completarse en: LA VIDA DEL ENÉSIMO. Y que es el diario del viaje de una persona común que intenta superarse a sí mismo, aunque muchas veces parece que se traiciona  y que por eso mismo se decepciona consigo pero sin dejar de intentar, por ello, seguir progresando.

enlazado a: DIARIOS DE LOS CAMINOS

.

.

.

Twitter de María Camín

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

 

Anuncios

18 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Tomás, dueño del albergue de Manjarín, se erige a si mismo como seguidor de la tradición templaria. Es un antiguo concejal de Ponferrada que decidió vivir su vida de manera más simple. El albergue es de donativo. Esto significa que cada peregrino que se aloja allí paga lo que pueda o lo que le apetezca. Tiene dos personas voluntarias que ayudan a mantener el albergue en perfectas condiciones de higiene. Nadie quiere chinches y menos tan cerca de Santiago. Mike ayer me envió fotos del cobertizo donde están las camas que no son más que colchones en el suelo. También nos mandó fotos del otro albergue que al parecer ha abierto hace poco y que es más de estilo hippie.

    http://nesimo.net/2014/02/25/dia-22-de-foncebadon-a-ponferrada/

  2. Salgo a tomar algo antes de adentrarme en la ciudad. Una tapa con aquarius en un bar de enfrente del albergue. Cuando ya me veo con algo de fuerzas me dirijo a un bar llamado Las Cuadras a comer bien sin importar mucho el precio. El helado final con castañas en almíbar me recuerda el lugar donde me encuentro. Estoy en tierras bercianas donde las castañas son bien valoradas.

    http://nesimo.net/2014/02/25/dia-22-de-foncebadon-a-ponferrada/

  3. Después de comer, hemos dado una vuelta a O Cebreiro. Es un pueblo donde muchas de las construcciones tienen techos de paja. Además, es visitado por centros escolares y turistas como un lugar peculiar. Después de la vuelta nos hemos ido al albergue a comprobar si las botas estaban ya secas. Hoy he metido, por primera vez en el camino, mi ropa a la lavadora. Eso sí, iba con ropa de bastante más gente. Es la única forma de que salga rentable económicamente. Necesitaba ropa seca y el centrifugado la asegura. También he aprovechado para dormir un rato. No quería jugármela a estar mañana igual de cansado que hoy.

    http://nesimo.net/2014/02/27/dia-24-de-villafranca-del-bierzo-a-o-cebreiro/

  4. No te lo he contado pero estos días hemos visto a un francés que nos pasa en dirección contraria. Saúl y Alessandro saben su historia. Se trata de un peregrino que ha venido con su mujer. Van juntos en coche al pueblo final y el hombre vuelve andando al pueblo de origen. Es como hacer un retorno pero avanzando hacia Santiago de Compostela. ¿Qué hará el último día?

    http://nesimo.net/2014/03/04/dia-27-de-ferreiros-a-palas-de-rei/

  5. Salgo del bar huyendo de esa imagen. Voy sin frontal por que recuerdo que el camino está iluminado. Me resbalo. Estoy a punto de morder el polvo pero me salvo en el último momento. Joder, me ha pasado lo mismo que al peregrino que he visto antes. Creo que ver a los turigrinos me ha llegado a indignar. En realidad no es así. No conozco la situación personal de ninguno de ellos. En cierta manera creo que ellos también disfrutan del camino y lo viven. No tengo la verdad absoluta. Mi experiencia no es la más válida. Mi experiencia… es eso… mi experiencia.

    http://nesimo.net/2014/03/05/dia-28-de-palas-de-rei-a-ribadiso-da-baixo/

  6. Tras rellenar todo veo que tiene en su mesa una concha (como la que llevo en mi mochila) llena de chapas y pegatinas donde se puede leer ibaisiguetucamino. He visto las pegatinas en postes, en paredes… por todo el camino. Pensaba que llevaban allí algunos años. Según la chica que me atiende las pegatinas las está dejando la madre de un chaval que se mató en un accidente de tráfico en un puente. La madre debió de llegar ayer a Santiago. Se me ponen los pelos de punta. Esto quiere decir que las pegatinas estaban puestas tan solo un día o dos. No sé por que ha hecho el camino. Supongo que será en tributo a su hijo. Seguramente por que él querría hacerlo, sería uno de sus sueños. Es para quitarse el sombrero.

    http://nesimo.net/2014/03/06/dia-29-de-ribadiso-da-baixo-a-o-pedrouzo/

    1. He intentado escribir esta entrada muchisimas veces
      He hecho borradores cada uno diferente
      Siempre era al dia siguiente
      Pero si estas leyendo esto es porque lo he terminado y publicado

      Como sabeis el verano para mi es diferente
      El buen tiempo, finalizan las clases , el colegio de Andra Mari, el instituto de Aixerrota, las vacaciones, los niños jugando, la playa, Arrigunaga con su zona de skate, Fadura sus piscinas y sus campos de futbol, los amigos y amigas de Ibai, como crecen y estan guapisimos, como lo estaria el
      Todo esto es en Algorta pero tengo recuerdos de el tambien en Bilbao, Urduliz, Sopuerta, Laredo ….
      Tengo tantos recuerdos que nombrar los lugares se me hace imposible

      http://www.ibaisiguetucamino.com/

  7. Señala en el suelo algo que más parece un tronco que una rama. No puede ser. Debe estar de broma. Su tez blanquecina no engaña. Madre del amor hermoso. Este bosque es más peligroso de lo que yo pensaba. La verdad es que mientras caminas ves troncos en el suelo. Yo pensaba que eran resultado de un día de mucho viento o de alguna poda para cuidar el bosque. Nunca había pensado que sin ton ni son una rama podría caer de uno de los árboles. Supongo que la tormenta de las seis ha sido muy fuerte y ha dejado esa rama a punto de caer. Un golpe de viento y zas. Al suelo.

    http://nesimo.net/2014/03/07/dia-30-de-o-pedrouzo-a-santiago-de-compostela/

  8. El grupo del que ya formo parte sale dirección calle Franco. Aunque en realidad es más conocida con otro nombre. Es la calle donde se desarrolla el París-Dakar. ¿Un nuevo reto para el peregrino? Digamos que un ritual. ¿Una etapa dura? La que más. No sé conoce a nadie que la haya podido terminar de pie. ¿Pero esto de que va? Muy sencillo. La calle Franco está llena de bares. El primero de ellos se llama París y el último Dakar. O al contrario. Al final va a dar igual como lo hagas. No vas a poder terminarla. No hay manera. Lo hemos intentado pero no nos ha sido posible.

    http://nesimo.net/2014/03/11/dia-31-santiago-de-compostela/

  9. Me encuentro con los primeros peregrinos. Son personas que empiezan hoy. Todos empiezan hoy. Maldita sea. O los que han llegado conmigo han salido más temprano o esto no hay quien se lo explique. En muchos de los casos es su primer camino. Mejor no le digo lo que me dijeron en la oficina del peregrino ayer. No te lo conté a ti tampoco es verdad. Resulta que este camino no es camino. Vamos, que pides una credencial en la oficina donde dan la Compostela y te mandan a la oficina de turismo refunfuñando. Al final muchos hemos decido coger el papel que te dan pero vamos a ir sellando en la credencial que traemos todo el camino. Dicen que hay que sellar una vez a mitad de ruta y otra al final. No me voy a obsesionar pero voy a intentar hacerlo. Para esto la credencial con publicidad. La otra sólo ira con sellos, como hasta ahora, de donde duerma. Me quedan pocos huecos. Unos cinco como mucho. Si hay un albergue con sello grande estoy jodido. Ah, se me olvidaba contártelo. En Fisterra te dan la Fisterrana y en Muxía la Muxiana. Son dos documentos que expide, en el primer caso, el albergue público y en el segundo una oficina de turismo. Es real, esto poco tiene que ver con la Iglesia. Se entiende que no te den una credencial de peregrino para este, como se llama en muchos libros, epílogo.

    http://nesimo.net/2014/03/12/dia-32-de-santiago-de-compostela-a-negreira/

  10. Cuando termino de tomar mi cerveza me doy una vuelta rápida por el pueblo. Lo más curioso que veo son corrales con animales. No me entretengo mucho. Tengo que pagar el albergue. Seguro que ya ha llegado alguien para cobrarme. Pero no, todavía no hay nadie para cobrarme. En su lugar, sentado en uno de los bancos, un peregrino confecciona miniaturas de madera. Son botas del camino. Las vende y con eso tiene para vivir. Me enseña un recorte de un periódico donde aparece él con sus botas y una reclamación. Quiere que se protejan los árboles centenarios o milenarios de toda España. En todas sus botas mete un trozo de madera de uno de estos árboles que fue cortado hace años y por el que comenzó su lucha. Si quiero encontrarlo de nuevo tendré que ir a Jaca. En una de las plazas podré encontrarlo haciendo sus botas del camino.

    http://nesimo.net/2014/03/13/dia-33-de-negreira-a-olveiroa/

  11. Por un paseo marítimo, por el que voy solo, llego a Fisterra. A mi izquierda una playa. Voy por el paseo ya que las flechas amarillas me han mandado por aquí y no quiero perderme. Después de andar unos tres kilómetros por este paseo llego a la ciudad. Beth sale de un albergue privado y me recomienda quedarme allí. Yo voy al público. Llego al albergue que está pegado a la playa. Lección aprendida. Se puede ir por la playa en vez de por el paseo marítimo. Si vuelvo lo haré por la playa. En el albergue es donde dan la Finisterrana, un diploma acreditativo de que has hecho el recorrido que une Santiago con Fisterra.

    http://nesimo.net/2014/03/14/dia-34-de-olveiroa-a-fisterra/

    1. Después de comer subo a descansar al albergue. A la hora del atardecer todos subiremos al faro. Veo a gente ir antes pero yo lo tengo claro. Hoy no me muevo hasta que llegue el momento de subir. La gente no sabe si subir con mochila o sin nada. Yo decido subir con mi mochila, sin saco pero con la mochila. Es casi mi ultimo día, mi compromiso era andar todo el camino con la mochila a cuestas, no voy a romperlo ahora.

      1. ¿Sabes? He vuelto a ver al peregrino que va con traje y maleta. Ha llegado hasta aquí. Lo saludo y me responde al saludo. Debo sonarle de algo… no creo que sepa quién soy. Se habrá cruzado con tanta gente…

  12. Esto es el camino. El último día, sin esperarlo… me encuentro con alguien de mi pueblo. Estoy sorprendido. Es un buen final para mi camino… un final gracioso por lo menos. Mi compañero acaba mañana el camino. Cuando ya está listo vamos al monasterio juntos. Yo le pido un momento y el me lo da. Se va a ver que hay por ahí.

    http://nesimo.net/2014/03/17/dia-35-de-fisterra-a-muxia/

    1. Lleva un libro que dice que hay que pasar por debajo de la piedra 9 veces. Y el tipo lo hace como el que deja la piedra en la Cruz de Ferro, el que da un abrazo al santo en Santiago o el que quema algo que ha llevado consigo todo el camino en Fisterra. Nadie más lo hace. Sin duda es un peregrino peculiar. Una vez acabado el paso, exhausto, se sienta en una de las piedras a admirar el atardecer.

      1. Una vez en la estación me despido de todos los italianos que me han acompañado en el camino. Del último que me despido es de Francesco. Le deseo lo mejor en su vida. Le seguiré la pista. Es un tipo genial. Son geniales todos y todas la verdad. El camino ha puesto a gente increíble a mi paso. Algo me dice que esta sensación la tienen todos los peregrinos. No me creo que una persona sea capaz de hacer el camino sin encontrar a gente con la que conecta de una manera especial.

        http://nesimo.net/2014/03/18/dias-36-el-viaje-de-vuelta-a-casa/

  13. Busco un sitio para ver el atardecer desde la Plaza del Obradoiro. Último atardecer. Un atardecer desde Santiago. Cuando termina veo que mucha gente me mira extrañada. Es la magia del camino. Sólo uno entiende lo que hace. Espero a que se haga de noche en esa plaza. Cuando veo a la catedral totalmente iluminada. Me pongo en el centro de la catedral. Dejo los recuerdos en el suelo. Me arrodillo. Mi mano sobre aquella concha. Mi cabeza agachada. La gente que he conocido en este viaje pasa por mi cabeza. El agradecimiento por la experiencia vivida. No termino de saber a quién o a qué agradezco el estar aquí en este momento. Por delante de mi está todo el camino recorrido hasta Santiago de Compostela. Por detrás todo el camino recorrido para llegar a Muxía. Gracias.

    http://nesimo.net/2014/03/18/dias-36-el-viaje-de-vuelta-a-casa/

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s