8896 DSJ [el vehículo de matrícula]


Cometió una infracción esta mañana  en el semáforo de la calle Río San Martín de Avilés, a la altura del número 33. El individuo pudo detenerse perfectamente, porque yo ya estaba cruzando, por el paso de cebra, en verde cuando él en vez de hacer lo debido aceleró y casi me atropella sonriendo impunemente. Yo llevaba conmigo la grabadora, en la que escucho mis lecturas, así que el dictarle esta matrícula fue un acto inmediato. Él individuo llevaba gafas y sobrepasaba los cincuenta, de pelo castaño oscuro y  yo diría que más bien de baja estatura, como la de su conducta moral,  y de complexión normal, ni fuerte ni delgado. Por si alguien más ha resultado perjudicado por este conductor en otras o en futuras ocasiones y no corrió la misma suerte que yo corría hoy, que me encuentro ilesa pero todavía enfadada. Que intuyo que así será.

 

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s