Botín, un mecenas de la ciencia [artículo de EL MUNDO]


Cuentan quienes le trataron fuera de la órbita roja de su banco que Emilio Botín era una persona carismática y personalista, a quien le gustaba implicarse a fondo en los proyectos que lideraba, preguntando incluso por los detalles más técnicos de estas iniciativas. Y es que, además de su faceta como banquero, el fallecido presidente del Banco Santanderpresidía la fundación creada por su padre en 1964 (Fundación Botín) y era uno de los grandes mecenas privados de la investigación científica en España.

Como representante de su fundación, Botín se sentaba desde su creación en el Patronato directivo del Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y junto a su director, el cardiólogo Valentín Fuster, promovió algunos estudios de prevención del riesgo cardiovascular, en el que participaban incluso miles de trabajadores del Banco Santander. Se da la circunstancia de que el fallecimiento del patrón del banco se ha debido precisamente, a un infarto de corazón.

El propio doctor Fuster señala a EL MUNDO desde Nueva York, donde dirige el Instituto Cardiovascular Monte Sinaí, que Botín “ha sido una figura clave para la investigación en este país”. A su juicio, fue pionero en apoyar la investigación científica desde la empresa privada y destaca sobre todo “su apuesta en  proyectos ambiciosos y de largo recorrido en el área de promoción de la salud que han convertido a España en pionera en esta área. Es impresionante el empuje y optimismo que siempre demostraba. Desde luego vamos a echarle mucho de menos”.

Uno de esos proyectos es el estudio PESA CNIC-Santander, dirigido por el propio Fuster, dirigido a identificar factores de riesgo cardiovascular para diagnosticar y tratar a tiempo las enfermedades del corazón. Para ello, hasta 3.000 empleados del banco que dirigía Botín se someten desde hace años (y durante un periodo de nueve) a técnicas de imagen y otras pruebas médicas para tratar de adelantarse a la enfermedad cardiovascular.

Pero no sólo la Cardiología preocupaba a Botín; una de las apuestas más firmes de su fundación (en la que también hay cabida para programas educativos, artísticos y de desarrollo rural o biodiversidad) era la llamada transferencia de tecnología. Desde el programa Mind the Gap, la Fundación Botín financia una plataforma para trasladar los descubrimientos del laboratorio a la empresa.

Marisol Quintero, que dirigió esa unidad desde 2008 hasta 2011, destaca precisamente la implicación personal de Botín en un tema “que hace 10 años no existía”, como es la “transformación de la ciencia en negocio”. A su juicio, fue una cuestión casi “visionaria” que una persona con el perfil de Botín se implicase en trasladar los resultados científicos al mercado. “Hasta entonces nadie -ni siquiera en el sector público- había tenido la visión de financiar ese paso de la investigación que es la transferencia tecnológica. Supuso todo un cambio en la cultura científica española”.

Quintero destaca también la implicación tan personal que tenía “don Emilio, como se le conocía”, en el desarrollo de estos proyectos, “hasta el punto de preocuparse por detalles que parecerían impensables para un banquero”. Una sensación que comparte el catedrático de la Universidad de Oviedo,

Carlos López Otín, quien confiesa “haber tenido la fortuna de ser testigo directo de su enorme curiosidad por conocer los avances de la Ciencia. No en vano, hace unas pocas semanas Emilio Botín me había invitado a impartir una conferencia en octubre en Madrid, en la que pudiéramos discutir sobre las claves de la vida y de las enfermedades, desde una perspectiva científica. Lamentablemente, él ya no podrá participar en esta conversación, pero contará siempre con nuestra gratitud por habernos apoyado de manera generosa y desinteresada en nuestro afán de descifrar alguna de estas claves biológicas”.

De esa implicación personal de don Emilio da también cuenta una conversación que el banquero sostuvo con un científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) en la presentación de uno de los proyectos financiados por el banco (“¿usted es el que investiga las plantas?”) y que culminó en 2013 con la secuenciación del genoma de uno de los olivos milenarios de la colección personal del banquero -una planta por la que sentía pasión, según quienes le conocían-.

Precisamente desde el CSIC, su presidente, Emilio Lora-Tamayo, destaca el convencimiento que tenía Botín en que el desarrollo económico “pasaba por la innovación, y ésta no es posible sin investigación y sin generación de conocimiento”. Con una visión “ciertamente anticipada a su tiempo”, Botín también fue de los primeros en apostar por retener talento a través del programa Con futuro, “financiado programas a medio y largo plazo para jóvenes investigadores postdoctorales”. Aunque Lora-Tamayo no se atreve a poner una cifra exacta asegura que la participación de la Fundación Botín y el propio Banco Santander en proyectos del CSIC “asciende a varios millones de euros al año, lo que nos permite una planificación y una continuidad en muchos de esos proyectos”.

Como resume López Otín, efectivamente, “Emilio Botín ha desempeñado un papel poco conocido pero muy importante en el apoyo a la ciencia en España. Un número significativo de laboratorios y centros españoles de distintos lugares hemos recibido una ayuda decisiva, a través de la Fundación Botín, para abordar proyectos de investigación complejos y arriesgados científicamente que no hubiéramos podido desarrollar de ninguna otra manera”.

En este sentido, Marisol Quintero, augura que la propia existencia de la Fundación Botín y la implicación personal de varios de los hijos de Botín en sus proyectos hace pensar en una continuidad a largo plazo de toda esta inversión en ciencia.

.

Enlazado a: CARLOS LÓPEZ-OTÍN

.

.
[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

 

 

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s