El dogma de la izquierda y la pesadilla de Pericles



.

[…] Sócrates, que en el Protágoras, dice así: <<Yo opino igual que todos los demás helenos que los atenienses son sabios… >>, Pero era a causa de su grandeza, que entraban en su ciudad toda clase de disfrutes desde toda la tierra, bienes de aquí y de allá. Que por eso, a esto lo reduce Escohotado a la índole de una <<democracia prosaica>>, en la que Pericles explicaba que había frecuentes descansos para sus espíritus: certámenes, sacrificios, decorosas casas particulares cuyo disfrute aleja las penas… Igualdad de derechos en los conflictos privados, mientras que para los honores, era el mérito lo que permitía acceder a ellos, y la oscuridad de una condición humana no impedía, ya que siendo un hombre capaz de rendir al Estado no importaba quién fuera… Se gobernaba liberalmente lo relativo a la comunidad pero también porque nadie interfería en los asuntos privados de los otros, y lo público era por todos obedecido, estuviera escrito o no, y tal era el temor a la transgresión. Y esta idea es la que prenderá en los EEUU. Pero como Aristóteles confirma, y después Polibio traduce, hay tres rectas formas de gobierno y tres, equivalentes que son sus desviaciones. Reconocibles son las dos primeras, que la monarquía degenere en tiranía, y que la aristocracia lo haga una oligarquia. Pero con respecto a la soberanía del pueblo…

 

.

.

.

Twiter de Camín María

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

18 Comentarios Agrega el tuyo

    1. GIRAO PRESENTÓ ‘REVILLA AL DESCUBIERTO’, PATROCINADO POR TELE BAHÍA
      ‘El Cascabel’ publicita un documental contra Revilla pagado por Vallines (PP)

       

      ‘El Cascabel’ de 13tv sirvió anoche de altavoz para que el periodista Fran Girao hiciera publicidad de su documental ‘Revilla al descubierto’, patrocinado por ‘Tele Bahía’. La tertulia de la televisión de los obispos que dirige y presenta Antonio Jimémez fue un coro unánime de voces contra el ex presidente de Cantabria. El momento hilarante de la noche se produjo cuando Máximo Pradera, que se presentó como antirevillista, preguntó a Girao por la financiación del documental. Entre balbuceos el periodista no acertó o no quiso desvelar que la emisora de televisión local para la que trabaja es propiedad del senador del PP por Cantabria, José Luis Vallines. La presencia de Girao en ‘El cascabel’ había sido publicitada en las redes sociales por el PP cántabro, que pidió la colaboración en su difusión con un e-mail enviado a militantes y simpatizantes y del que se hizo eco ayer Aquí Confidencial.
      PETICIÓN DE COLABORACIÓN

      El PP de Cantabria pidió la colaboración a militantes y simpatizantes para difundir en las redes sociales el especial del programa ‘El cascabel al gato’ de 13tv que se emitió anoche y estuvo dedicado a denunciar “las incongruencias de Revilla, de lo que decía y hacía cuando era Presidente y de lo que hace y dice ahora desde la oposición”, según el e-mail enviado a militantes y simpatizantes y al que ha tenido acceso Aquí Confidencial.

      El martes de la pasada semana Diego acudió al mismo programa y dedicó la mayor parte de sus intervenciones, al igual que haría al día siguiente en los ‘Desayunos de TVE’, a atacar al anterior presidente del Gobierno y líder del PRC. Sorprendentemente en la promo para anunciar la entrevista del presidente cántabros el protagonismo era para Revilla, del que se ofrecían numerosas imágenes.

      13tv parece haber hecho suya la consigna lanzada por Diego, juramentado para desmontar la imagen de Revilla a nivel nacional, del que dijo que va “dando clases de economía” por “televisiones sensacionalistas”, ofreciendo una “imagen falsa de una realidad que se ha constatado en Cantabria”. Según Diego la percepción del cántabro de Revilla es “muy distinta de la que aquellos señores que le ven dando clase en televisión y no le conocen por sus hechos”, por lo que anunció que haría todo lo posible para corregir esa situación. El programa de ayer en la televisión de los obispos se enmarca en esa campaña para presentar al “verdadero Revilla” que Diego anunció la pasada semana.

      “Necesitamos vuestra colaboración para dar a conocer en las redes que esta noche, a partir de las 22:00 horas, el programa de @13tv_es @ElCascabel13tv “. Así se expresaba el correo del gabinete de comunicación del PP de Cantabria al que ha tuvo acceso Aquí Confidencial.

      El e-mail se anunciaba que el programa tendría como invitado “el periodista de Cantabria @franciscojgirao. En su cuenta de twitter podréis encontrar algunos tweets a los que dar difusión. Podemos volver a rescatar el HT #EsteEsRevilla, mencionar a @RevillaMiguelA y además usar el HT que habilite el programa”, señala la nota, muy concreta en las instrucciones que da a los destinatarios para que participen en la campaña.

      Fran Girao, ha sido redactor de El Mundo y presentador de debates en Tela Bahía, propiedad del senador del PP, José Luis Vallines. Hasta hace unas semanas estaba al frente del semanal gratuito ‘Gente de Santander’ del que fue despedido ante el sesgo de ultraderecha que había tomado la publicación bajo su dirección

      *AQUÍ CONFIDENDIAL

  1. Ali Syed, dueño del Racing: “Llevadme a la casa de Botín; quiero comprarla”

    Aterrizó en Santander hace menos de un mes. Muchos desconfiaron de él y de sus 8.000 millones de euros que dice poseer de fortuna. La alargada sombra de Piterman, y el agujero que hizo al Racing, ha provocado que aficionados y políticos miren de reojo a Ali Syed (36 años). Al final, apareció por Cantabria. Con retraso, pero apareció. Llegó, como no podía de ser otra manera, en su avión privado y a última hora de la noche, apurando el límite marcado para la compra del club. El acuerdo se cerró en Zurich, pero no quedó rubricado hasta el sábado 29 de enero en la que fue la primera aparición del magnate por la capital cántabra. En su primera visita ya dejó muestras de su excéntrico carácter, lo que volvió a confirmar en la noche del sábado en el palco de El Sardinero.

    En su primer partido en el feudo cántabro, celebró por todo lo alto el triunfo del Racing, olvidándose del protocolo, del respeto al contrario y, sorprendentemente, aplaudido por el presidente Revilla, algo muy parecido al show que montó Marcelino, nuevo entrenador racinguista. Viendo el comportamiento del millonario afincado en Bahrein se entienden a la perfección algunos de sus primeros movimientos en Santander. Y es que, al poco de aterrizar en Santander, Ali sorprendió a todos diciendo: “Quiero ver la casa de Botín. Quiero comprar su casa o una como la suya”. Algunos le hicieron entrar en razón y le indicaron que el Racing sí que lo podía comprar, pero que la casa de Botín era imposible, ya que en los planes inmediatos del presidente del Banco Santander no entra vender el palacete que preside la ciudad.

    Con la imposibilidad de lograr su segundo gran objetivo, el dueño de la empresa Western Guf Advisory y de diferentes fondos de inversión decidió instalarse en el hotel Real, curiosamente cercano a la casa de Botín. Pese a que su intención es dormir todas las noches en Zurich hasta que encuentre una vivienda que se ajuste a sus necesidades, el indio ha decidido reservar una suite y tres habitaciones, éstas para su séquito, de manera permanente en el citado hotel. En su primera noche en Santander, calculó mal y el aeropuerto de la ciudad helvética se cerró, por lo que tuvo que pernoctar en tierras cántabras. El error fue no tener ropa alguna que ponerse el domingo, pero como sólo hay una cosa que se le resiste, el problema de la uniformidad no le duró más de cinco minutos.

    Poco importó que fuera domingo 30 de enero, que dos de las mejores tiendas de Santander abrieron para que Ali Syed se dejará los euros. La circunstancia se repitió una semana después con idéntica solución. La noche anterior quiso acompañar al equipo, pero llegó tarde a Zaragoza y tan sólo pudo presenciar los últimos diez minutos del partido. Ese domingo, Ali Syed aprovechó que el aeropuerto de Zurich ya había cerrado y no podía regresara su domicilio para comer con Pernía, presidente del Racing antes de su llegada, puesto que sigue ocupando. De ese almuerzo salió una decisión: la destitución de Miguel Ángel Portugal, que fue despedido por el millonario indio sin tener la ocasión de hablar con él. Mejor dicho, no tuvo ocasión de saludarle.

    Ya tenían el nombre del sustituto

    Ya se cuidaron algunos de que no existiera contacto alguno con él. Lo curioso del caso es que ya tenían hasta el nombre del sustituto, que no era otro que Marcelino García Toral. El ricachón ni sabía de la existencia del entrenador que en su día llevó al Racing a jugar en Europa. Y es que algunos sospechan que el acuerdo entre Pernía y Botas, agente del técnico, estaba cerrado en los últimos días de enero, justo cuando el equipo tenía la posibilidad de contratar a Zigic, jugador bandera para la afición y que triunfó en sus dos etapas anteriores en el club. La operación se frenó en seco de manera muy extraña. Y es que el delantero fue puesto, en su día, en la lista de transferibles por el entrenador asturiano. Giovanni, representado por la agencia You First Sport, empresa encargada de la comunicación del indio, llega en lugar del que fuera jugador del Valencia.

    Ali Syed se ha hecho cargo de la deuda del Racing (dicen que en total se ha comprometido a pagar 16 millones de euros en diferentes conceptos) y el pasado sábado afirmó que su objetivo es que en breve luche con Real Madrid y Barcelona por la conquista del títulos. “En España hay sitio para otro ‘grande’ y ese será el Racing“, comentó instantes después de que montará el ‘show’ en el palco durante el partido ante el Sevilla. Antes, sus guardaespaldas se equivocaron y entraron en El Sardinero como elefantes en una cacharrería. El magnate indio llegó al estadio con el partido ya iniciado. Ali siempre viaja acompañado de siete vehículos, en los se desplazan guardias de seguridad, abogados, asesores y todo tipo de ayudantes.

    En esta ocasión, la policía nacional detuvo tres de los vehículos, sacando a siete de los guardaespaldas del interior de los mismos, además de registrar los tres coches. La policía retuvo a tres de ellos, ya que, al parecer, ejercen de guardia de seguridad sin tener licencia para ello. El motivo de la ‘detención’ dicen que fue la gran velocidad a la que siempre se desplaza la comitiva por las calles de Santander, sin respetar semáforos y otras señales. Al jefe de seguridad del empresario indio no le sentó nada bien eso de ser detenido y opuso resistencia. La consecuencia es que Claudio Loiodice tuvo que pasar ayer por el juzgado y lo tendrá que volver a hacer el próximo viernes con motivo del juicio rápido al que será sometido por un delito de resitencia y faltas de lesiones hacia diferentes miembros de la policía nacional.

    La gran especialidad de Ali Syed es la de comprar empresas en quiebra para reflotarlas y venderlas con posterioridad. Western Guf Advisory se dedica a los fondos de inversión, nuevas tecnologías, petróleo y mover dinero con la compra de industrias y cree que el fútbol es un objetivo que puede reportarle mucho dinero. Syed, que ya está en Zurich y regresará el próximo domingo para acudir directamente al partido ante el Getafe, ha decidido acudir a una ampliación de capital de 30 millones de euros.

    En 2010 se estima que ganó 1.000 millones de euros, pero estas cifras no fueron suficiente garantía para que con anterioridad pudiera comprar el Blackburn Rovers o la Roma. Sus propuestas, realizadas a través de la empresa WGA Sports Holding B.V. fueron rechazadas el pasado verano. La del club inglés por diferentes deudas contraídas durante su estancia en Inglaterra desde 2001 a 2006, entre ellas el alquiler del apartamento de Londres en el que vivió. En esos años ejerció de director de las empresas Grovebridge Investments y All Star Foods, disueltas al no presentar la declaración. Los primeros negocios de la familia se iniciaron con granjas en la ciudad india de Hyderabad. La Liga italiana ni atendió la propuesta. En la actualidad patrocina a la selección de fútbol de Bahrein.

    *EL CONFIDENCIAL

  2. La destitución de Alí Syed en WGA deja al Consejo del Racing sin apoyo accionarial

    El administrador judicial Onur Arslan asume la gestión de las acciones del indio tras retirarle los poderes y asistirá a la Junta del 31 de enero para proceder al cese de Ángel Lavín
    23.01.14 -14:38 –

  3. CUENTAME MIGUEL ANGEL REVILLA

  4. “la Marimorena” 29-09-2013: Desenmascarando al “friki” e “hipócrita” de Miguel Ángel Revilla.

  5.  

     

     

    La gente habla de política. No sólo es sensato que así sea: es necesario. Nuestro futuro depende de la buena gestión de los recursos públicos, de la buena planificación de la actividad municipal y de la inteligencia de los gobernantes. Si yo fuese inteligente me vería obligado a meterme en política porque es la más útil de las actividades a las que puede dedicarse un espíritu despierto.

    No me vale ese tópico que hace las veces de excusa: que todo político es un ladrón y un charlatán. Resulta que, aunque así fuera (que no lo es), son ellos quienes dirigen nuestra sociedad. Ciegos estamos. Mejor dicho: carajotes. Metámonos en política porque están en juego nuestros intereses.

    ¿A dónde van las palabras de los que charlan de política? A ninguna parte. ¿A dónde van las palabras de la clase política? A la ley. Y de ahí a la calle. Y de ahí a nuestras vidas. Y luego te quejas que si la situación económica va mal, que si la delincuencia, el paro… ¿has hecho tú algo para evitarlo?, ¿piensas que la perorata en un bar es un remedio eficaz para los males de tu ciudad? ¡Despierta!

    Conozco a un montón de gente inteligente. Pero la sensatez brilla por su ausencia. Oigo decir que no van a votar, que la política es para mentirosos, que todo seguirá igual de mal… como si ellos no fueran directamente responsables de que las cosas sean así, por pasotas.

    La culpa de cómo nos va es nuestra. Preferimos ser vergonzosos, interesados y malpensantes antes que ciudadanos que se preocupan por sus asuntos. La democracia no es un derecho que todos podamos exigir, sino un deber de participación en la gestión de nuestra sociedad. Un deber que todos deberíamos cumplir.

    Pienso que todos deberíamos hacer una especie de «mili política», pues más importante que hacer la instrucción es manejar con sapiencia el erario público. Después de todo, ¿de qué sirve jurar bandera si no es para defender tu patria? ¿Y no es su peor enemigo nuestra propia insensatez y pasividad?

    Meterse en política es contribuir a que todo progrese. Es el mejor modo como puedes ayudar a tu país y a tu ciudad. Es el verdadero patriotismo. Jurar una bandera o animar a la selección de fútbol es, en comparación, una nimiedad.

    Que nadie me critique a los políticos porque ellos, aún cuando algunos caigan en las tentaciones del poder, se preocupan por su tierra y trabajan para ella. Su trabajo es nuestro bienestar y sus planes nuestro futuro. Todo alcalde se merece un monumento y una calle. Todo concejal nuestra admiración. Todo afiliado nuestra simpatía.

    Yo soy andalucista. Casi no me importaría ser popular o socialista o lo que sea. Casi me da más o menos lo mismo. No soy demasiado inteligente y prefiero aprender que enseñar. Me metí en política porque me gusta la buena vida: disfrutar de una ciudad hermosa con gente alegre y con trabajo para todos. Yo no sé mucho de nada pero creo que puedo ayudar con mis ideas y mi crítica a que nuestra ciudad sea cada día un poco mejor. Nunca he pensado robar a nadie porque no me hace falta y porque, además, me gusta dormir con la conciencia tranquila. Mi vida es muy importante para mí y resulta que ésta tiene lugar en un barrio, por unas calles y con una gente que se organiza a través de leyes que nacen de propuestas de partidos que lo hacen lo mejor que pueden. No hice la mili ni juré bandera, pero ahora sirvo a mi patria mejor que antes de afiliarme.

    Así pensamos algunos, no demasiados, de los ciudadanos de esta ciudad. Pero incluso nosotros pensamos alguna vez que quizás nuestro compromiso sea un error.

    Hay un cierto pudor a decir «¡Viva España!» fuera del terreno deportivo y hay un cierto pudor a decir «pertenezco a tal partido» fuera, claro está, de este partido. La gente te mira con gesto de rareza, pensando que algo no huele bien, que tú buscas chupar de la teta pública, que eres un aspirante a aprovechado. Se sospecha de nosotros como si hubiéramos hecho algo malo cuando en realidad son los otros los disidentes de su deber de participación en los asuntos de la comunidad.
    Yo te hablo a ti, lector. No me gustan los monólogos. Te quiero pedir tu apoyo a mi afiliación y tu admiración para la clase política. Quiero que me veas como a un ciudadano con ganas de ayudar, no como a un aprovechado. Quiero que veas a los políticos como lo que son: gente que trabaja para tu bienestar. Me insulta la actitud de la mayoría de mis conciudadanos. Muchas veces me siento solo. ¿Por qué las sedes no están abarrotadas?

    Puede que el problema sea de educación: ¿por qué es más importante la Revolución Francesa que las elecciones municipales? ¿Por qué los niños y niñas van de excursión a la Sierra en vez de al Ayuntamiento? Seguramente un marketing adecuado ayudaría bastante. Y también que los padres de los jóvenes recuperasen la ilusión por la política, a pesar de los muchos escándalos que todavía queden por destapar.

    Sea como fuere, todas estas consideraciones son secundarias. Me da igual que el afiliado político tenga mala prensa, que los padres estén desilusionados por los escándalos de la última década, que yo no tenga suficiente labia o astucia. Mi ciudad tiene problemas y necesita de nuestra imaginación y nuestras ideas urgentemente.

    Yo quiero a mi ciudad y quiero que salga adelante. Tú también. Todos buscamos lo mismo. Amigo lector, no somos amigos pero vivimos en la misma ciudad. ¿No ves que nos necesitan? Mira por tus intereses y métete en política.

  6. PERICLES EN WIKIPEDIA

    .

    .
    Pericles (495 a. C.- 429 a. C.) (en gr. Περικλῆς, ‘rodeado de gloria’) fue un importante e influyente político y orador ateniense en los momentos de la edad de oro de la ciudad (en concreto, entre las Guerras Médicas y las del Peloponeso). Su madre se llamaba Agarista, y descendía de la familia de los Alcmeónidas. Fue el principal estratega de Grecia. Gran dirigente, hombre honesto y virtuoso. Llamado el Olímpico, por su imponente voz y por sus excepcionales dotes de orador.

    Pericles tuvo tanta influencia en la sociedad ateniense que Tucídides, un historiador coetáneo, lo denominó como «el primer ciudadano de Atenas». Pericles convirtió a la Confederación de Delos en el Imperio ateniense, y dirigió a sus compatriotas durante los primeros dos años de la Guerra del Peloponeso. El periodo en el que Pericles gobernó Atenas a veces es conocido como el Siglo de Pericles, aunque ese período a veces puede abarcar fechas tan recientes como las Guerras Médicas o tan tardías como el siglo siguiente.

    Pericles promocionó las artes y la literatura. Por esta razón Atenas tiene la reputación de haber sido el centro educacional y cultural de la Antigua Grecia. Comenzó un ambicioso proyecto que llevó a la construcción de la mayoría de las estructuras supervivientes en la Acrópolis de Atenas, incluyendo el Partenón, así como de otros monumentos como los Propileos. Su programa embelleció la ciudad y sirvió para exhibir su gloria, a la vez que dio empleo a muchos ciudadanos.1 Además, Pericles defendió hasta tal punto la democracia griega que algunos de sus críticos le consideran populista.2

    Rival de Cimón en 459 a. C. y jefe del partido democrático. Después de la muerte de Cimón, condenó a Tucídides (hijo de Melesias, no el historiador) al ostracismo. Fundó en sólidas bases la potencia naval y colonial de Atenas, sometió la isla de Eubea en 446 a. C., la de Samos en 440 a. C. e hizo tomar parte a Atenas en la Guerra del Peloponeso.

    Discípulo de Anaxágoras de Clazómenes y de Zenón de Elea, fue amigo de Fidias y atrajo a Atenas al arquitecto Hipodamo de Mileto, al filósofo Protágoras, y al historiador Heródoto. En su época brillaron Sófocles y Eurípides —máximas figuras del teatro griego— y se destacó el círculo de Aspasia.

  7. Primeros años

    Pericles nació alrededor del 495 a. C., en el demo (demarcación) de Colargos, justo al norte de Atenas. Era hijo del político Jantipo, quien, si bien había sido condenado al ostracismo durante los años 485 o 484 a. C., volvió a Atenas para dirigir el contingente ateniense en la victoria griega de la Batalla de Mícala solo cinco años después. La madre de Pericles, Agarista, era parte de la poderosa familia de los Alcmeónidas, y sus conexiones familiares jugaron un papel crucial en el comienzo de la carrera política de Jantipo. Agarista era bisnieta del tirano de Sición, Clístenes, y sobrina del reformista ateniense Clístenes, otro alcmeónida.3

    Según Heródoto y Plutarco, Agarista soñó, algunas noches antes del nacimiento de Pericles, que daba a luz un león.4 5 Una interpretación de esta anécdota es que el león es el símbolo tradicional de la grandeza, aunque la historia también puede estar haciendo alusión al tamaño inusual del cráneo de Pericles, que se convirtió en el objetivo habitual de los comediantes contemporáneos,5 6 llegando a recibir el apelativo de «cabeza de pera». Si bien Plutarco asegura que esta deformación era el motivo por el que Pericles siempre era representado con casco, éste no era exactamente el motivo, sino que el casco era el símbolo de su rango oficial como estratego (general).7

    Pericles pertenecía a la tribu local de Acamantis y sus primeros años fueron silenciosos. Un joven introvertido que huía de apariciones en público y prefería dedicar su tiempo a los estudios.8

    La nobleza de su familia y su nivel económico le permitieron proseguir su inclinación hacia los estudios. Aprendió música de los maestros de su tiempo (Damón o Pitocleides podrían haber sido sus profesores)9 10 y se considera que fue el primer político en atribuir una gran importancia a la filosofía.8 Disfrutó de la compañía de los filósofos Protágoras, Zenón de Elea y Anaxágoras. Anaxágoras particularmente llegó a convertirse en un buen amigo y le influenció enormemente.9 11 La forma de pensar de Pericles, así como el carisma que tenía en su retórica podrían haber sido en parte una consecuencia del énfasis filosófico en la calma emocional al enfrentarse a los problemas, y del escepticismo sobre el fenómeno divino.3 Su calma y autocontrol proverbial también se contemplan como parte de la influencia de Anaxágoras.12

  8. Entrada en política

    En la primavera de 472 a. C., Pericles presentó la obra de teatro Los persas de Esquilo en las Dionisias como lo que entonces se conocía por liturgia (una obra privada financiada por un particular con la finalidad de servir al bien público). Con ello demostraba que en ese momento era uno de los hombres más ricos de Atenas.13 Simon Hornblower ha argumentado que la elección de esta obra y no otra, que presenta una imagen nostálgica de la famosa victoria de Temístocles en la Batalla de Salamina, muestra que el joven político estaba apoyando a Temístocles frente a su oponente político, Cimón, cuya facción había salido victoriosa y había enviado a Temístocles al ostracismo poco después.14

    Plutarco dice que Pericles se mantuvo como el primero entre los atenienses durante cuarenta años.15 Si esto fue así, entonces Pericles debió haber tomado una posición de liderazgo hacia la década de 460 a. C. Durante estos años luchó por mantener su privacidad y trató de presentarse como modelo para sus conciudadanos. Por ejemplo, a menudo rehuía los banquetes, procurando ser frugal.

    16

    En el año 463 a. C. Pericles dirigía la acusación contra Cimón, el líder de la facción conservadora, que había sido acusado de negligencia en la defensa de los intereses de Atenas en Macedonia.17 Aunque Cimón fue absuelto, esta confrontación demostró que el principal oponente político de Pericles era vulnerable.18

  9. El ostracismo de Cimón

    Alrededor de los años 462 y 461 a. C., los líderes del partido democrático decidieron que ya era la hora de intentar tomar el control del Areópago, un Consejo tradicional controlado por la aristocracia ateniense, que en tiempos pasados había llegado a ser uno de los cuerpos más poderosos del Estado.19 El líder del partido y mentor de Pericles, Efialtes de Atenas, propuso una brusca reducción del poder del Aerópago. La Ekklesía (la asamblea ateniense) aceptó la proposición de Efialtes sin demasiada oposición.20 Esta reforma señaló el comienzo de una nueva era de «democracia radical».19

    El partido democrático fue gradualmente volviéndose el partido dominante en la política ateniense, y Pericles se mostraba dispuesto a seguir una política populista para mantener a la gente de su lado. De acuerdo con Aristóteles, la postura de Pericles se puede explicar por el hecho de que su principal oponente político, Cimón, era rico y generoso, y era capaz de asegurarse el apoyo público mediante la utilización de su fortuna personal.21 El historiador Loren J. Samons II argumenta, sin embargo, que Pericles tenía suficientes recursos para poder haber hecho lo mismo si hubiera querido.22

    En el año 461 a. C., Pericles consiguió eliminar a su gran oponente mediante la utilización del ostracismo. La acusación para ello fue que Cimón había traicionado a la ciudad por haber actuado como un amigo de Esparta, una acusación que era muy frecuente enarbolar frente a los políticos de la facción conservadora.23

     

    Incluso después del ostracismo de Cimón, Pericles continuó llevando a cabo y promocionando una política populista con gran carga social.20

    Primero propuso un decreto que permitía a los pobres acudir a ver las obras de teatro sin tener que pagar, siendo el estado el que cubriría el coste de su admisión. Mediante otros decretos redujo los requisitos de propiedad necesarios para formar parte del arcontado e introdujo el pago de unas generosas cantidades de dinero para aquellos ciudadanos que sirviesen como jurados en la Heliea (la corte suprema de Atenas).24 Sin embargo, la medida que más controversia creó fue la ley del año 451 a. C., que limitaba la ciudadanía ateniense a aquellos que fuesen nacidos de ciudadanos atenienses por ambos lados.25

    Tales medidas impulsaron a los críticos de Pericles, que le veían como el responsable de la degeneración gradual de la democracia ateniense. Constantine Paparrigopoulus, uno de los más importantes historiadores griegos modernos, argumenta que Pericles buscaba la expansión y estabilización de todas las instituciones democráticas.26 Por ello, impulsó una legislación que garantizaba a las clases más bajas el acceso al sistema político y a los oficios públicos, de los cuales habían sido apartados anteriormente debido a sus medios limitados o a su humilde condición.27 De acuerdo con Samos, Pericles creía que era necesario elevar al Demos, en el que veía la fuente del poder ateniense y un elemento crucial en el dominio militar de Atenas.28 La flota, sin duda la espina dorsal del poder de Atenas desde los días de Temístocles, estaba compuesta casi en su totalidad por miembros de las clases inferiores.29

    Cimón, por el otro lado, parece que ya había dejado de creer que existiera espacio para la evolución democrática. Estaba seguro que la democracia había llegado a su punto álgido y que las reformas de Pericles llevaban a la instauración del populismo, degenerando el sistema establecido.

    Según Paparrigopoulos, la historia acabó dando la razón a Cimón, puesto que Atenas, a partir de la muerte de Pericles, se hundió en un abismo de turbulencia política y demagogia. Paparrigopoulos mantiene que cayó sobre la ciudad una regresión sin precedentes, y que su gloria fue muriendo como resultado de las políticas populistas de Pericles.26 Según otro historiador, Justin Daniel King, la democracia radical benefició al pueblo individualmente, pero hirió al estado.30 Otros autores, como Donald Kagan defienden que las medidas democráticas de Pericles llevadas a efecto supusieron la base de una fuerza política inexpugnable.31 Después de todo, Cimón acabó aceptando la nueva democracia, y no se opuso a la ley de ciudadanía tras su retorno del exilio en el año 451 a. C.32

  10. Pericles dirige Atenas

    El asesinato de Efialtes en el año 461 a. C. preparó el camino para que Pericles consolidara su autoridad. A falta de una oposición fuerte tras la expulsión de Cimón, el indiscutible líder del partido democrático se convirtió en el indiscutible gobernante de Atenas. Se mantuvo en el poder casi de forma ininterrumpida hasta su muerte en el año 429 a. C.

  11. Pericles llevó a cabo sus primeras expediciones militares durante la Primera Guerra del Peloponeso, que fue provocada en parte por la alianza ateniense con Megara y Argos, y la subsiguiente reacción de Esparta. En el año 454 a. C. atacó Sición y Acarnania.33 Luego intentó sin éxito tomar Oeniadea, en el golfo de Corinto, antes de regresar a Atenas.34

     

    En 451 a. C., Cimón se dice que volvió del exilio y que negoció una tregua de cinco años con Esparta tras una propuesta de Pericles, lo cual indica un cambio en la estrategia política de Pericles.35 Pericles pudo haberse dado cuenta de la importancia de la contribución de Cimón durante los conflictos contra los peloponesios y los persas. Anthony J. Podlecki argumenta, sin embargo, que ese cambio de postura de Pericles fue un invento de los historiadores antiguos para fortalecer una visión tendenciosa de su carácter.36

     

    Plutarco subraya que Cimón consiguió un acuerdo para compartir el poder con sus oponentes, según el cual Pericles se encargaría de los asuntos internos y Cimón sería el líder del ejército de Atenas que se encontraba en campaña.37 Si realmente fue así, este acuerdo habría supuesto una concesión por parte de Pericles en el hecho de que no era un gran estratega. Kagan opina que Cimón se adaptó a las nuevas condiciones y llevó a cabo un matrimonio político entre los liberales de Pericles y los conservadores.32

     

    A mediados de la década de 450 a. C. los atenienses lanzaron un ataque fallido para ayudar a la revuelta egipcia contra Persia, que llevó a un prolongado asedio de una fortaleza persa situada en el delta del Nilo. La campaña culminó con un desastre a gran escala: las fuerzas de asedio fueron derrotadas y destruidas.38 En 451-450 a. C. los atenienses mandaron tropas a Chipre. Cimón derrotó a los persas en la Batalla de Salamina, pero murió de enfermedad en el año 449 a. C. Se dice que Pericles comenzó ambas expediciones en Egipto y Chipre,39 aunque algunos investigadores, como por ejemplo Karl Julius Beloch, argumentan que el envío de una flota de tal magnitud está más de acuerdo con el espíritu de la política de Cimón.40

    Para complicar aún más el relato de este período tan complejo, se añade la controversia sobre la Paz de Calias, que supuestamente terminó con las hostilidades entre griegos y persas. La misma existencia de este tratado está muy discutida, y los detalles de la negociación son también ambiguos.41 Ernst Badian cree que la paz entre Atenas y Persia se ratificó por primera vez en el año 463 a. C. (haciendo que las intervenciones atenienses en Egipto y Chipre fuesen violaciones del tratado), y renegociado a la conclusión de la campaña en Chipre, tomando fuerza de nuevo entre los años 450 y 449 a. C., como resultado del cálculo estratégico de Pericles de que el conflicto con Persia estaba debilitando la posibilidad ateniense de esparcir su influencia en Grecia y el Egeo.41 Kagan cree que Pericles usó a Calias, un cuñado de Cimón, como símbolo de unidad, y que le empleó en varias ocasiones para negociar acuerdos importantes.42

    En la primavera de 449 a. C., Pericles propuso el Decreto de Congreso, que llevó a una reunión (congreso) de todos los estados griegos para considerar la cuestión de reconstrucción de los templos destruidos por los persas. El congreso no tuvo éxito por culpa de Esparta, pero las verdaderas intenciones de Pericles todavía no están claras.43 Algunos historiadores piensan que quería promover una especie de confederación con la participación de todas las ciudades griegas, y otros que quería fomentar la preeminencia ateniense.44 De acuerdo al historiador Terry Buckley, el objetivo del Decreto de Congreso era un nuevo mandato para la Liga de Delos y para la recaudación de phoros (impuestos).45

     

    Durante la Segunda Guerra Sagrada Pericles dirigió a la armada ateniense contra Delfos y reinstauró a Fócida en sus derechos soberanos sobre el oráculo.46 En 447 a. C. Pericles se involucró en la campaña por la cual se le admira más, la expulsión de los bárbaros de la península tracia de Gallípolli, con el fin de establecer colonos atenienses en la región.3 47 Para entonces, sin embargo, Atenas se encontraba seriamente amenazada por una serie de revueltas entre sus aliados (o, para ser más exactos, sus subordinados). En 447 a. C. los oligarcas de Tebas conspiraron contra la facción democrática. Los atenienses demandaron su rendición inmediata pero, tras la Batalla de Coronea de ese año, Pericles se vio obligado a admitir la pérdida de Beocia con el fin de recuperar a los prisioneros atenienses tomados en esa batalla.8 Con Beocia en manos hostiles, Fócida y Lócrida eran incontrolables y poco a poco fueron cayendo en manos de los oligarcas enemigos.48 En 446 a. C. se produjo un levantamiento aún más peligroso: Eubea y Megara se levantaron en armas. Pericles cruzó hasta Eubea con sus tropas, pero fue obligado a volver cuando un ejército espartano invadió Ática. Mediante sobornos y negociaciones, Pericles logró ahuyentar el peligro inminente, y los espartanos volvieron a su ciudad.49 Cuando Pericles fue investigado más tarde por la utilización de dinero público no pudo justificarse suficientemente un gasto de 10 talentos, dado que los documentos oficiales solo se referían a que ese dinero fue utilizado para «un muy serio propósito». En cualquier caso, el «serio propósito» (el soborno) era tan obvio que los auditores aprobaron el gasto sin nombrarlo oficialmente y sin ni siquiera investigarlo en profundidad.50 Una vez que la amenaza espartana fue eliminada, Pericles cruzó de nuevo a Eubea para aplastar la revuelta. Infligió un severo castigo a los propietarios de tierras en Calcis, que perdieron sus propiedades. Los habitantes de Histiea, por su parte, que habían masacrado a la tripulación de un trirreme ateniense, fueron desarraigados y sustituidos por 2000 colonos de Atenas.50 La crisis terminó oficialmente con la Paz de los Treinta Años (invierno de 446 a. C. – 445 a. C.), en la cual Atenas renunciaba a una buena parte de sus posesiones e intereses en el interior de Grecia que había ido adquiriendo desde 460 a. C., y tanto Atenas como Esparta acordaban no intentar conquistar ninguno de los estados aliados del otro.48

  12. «Conviene saber que la guerra es común a todas las cosas y que la justicia es discordia». . Heraclito. . y perdóname si te suena muy desquizoide esto, pero yo digo q, voy por la: ARISTOCRACIA. y eso en que degenera??? si el pueblo es degenerado. ahh y la voz de Dios es la voz del pueblo.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s