LA NOCHE DE RODRIGO RATO [en la Noche u Hoguera de San Juan]


.

 Ada Colau no fue a Rodrigo Rato a quien llamó criminal, aunque, en este caso, estaba más que justificado mi error, porque ella comienza diciendo:

<<Se da crédito a presuntos expertos como el representante de las entidades bancarias… Este señor es un criminal>>

Y, en realidad, a quien se está refiriendo es al secretario general de la Asociación de la Banca Española, Javier Rodríguez Pellitero, un tipo vomitivo, cuando lo escuchas expresarse. A Rodrigo Rato, quien se sacó una sandalia y le preguntó si sabía lo que era y lo que significaba fue David Fernández, en el parlamento catalán: <<¿Usted tiene miedo?>> <<¿A usted?>> -por un segundo Rodrigo Rato le miró y le preguntó. Pero no era eso lo que David Fernández pretendía, asustarle, sino <<agitar su conciencia>>, porque nosotros sabemos que es posible. La sandalia le dijo que en Irak significaba humillación y desprecio, al poder del <<Poder>>. A continuación lo llamó élite carroñera y también gánster, y le prometió que se verían en el infierno. David Fernández fue duramente criticado, y aunque te parezca asombroso, hablaron de falta de decoro en su modo de vestir, mira tú lo que les preocupa a los esperpentos televisivos. Que el chico prefiera o no una camiseta para decir lo que tiene que decir, lo que yo aplaudo con toda mi garra, aunque sea tarde. Pero el miedo por el que le preguntaba David Fernández era una miedo comprensible, el miedo a perderlo todo, y también el miedo a que las personas se cansen de eso y que se lo cobren en carne. Yo, un poco preocupada por haberle llamado tan alegremente <<burócrata>> sin apenas saber nada de él… le di al buscador de <<google>>, esperando que alguien me diera la razón, y me llevé una buena sorpresa. <<El burócrata Rodrigo Rato>>, fue como llamó Carlos Elordi, en el 2006, a su titular, refiriéndose, en la arena política, al liderazgo y a la imagen liberal que con tanto trabajo había construido el gobierno Popular de Aznar, a quien The Wall Street Journal había tratado con deferencia, algo que comenzaba a no suceder con Rato, que en ese momento, y desde el 2004, era director general del Fondo Monetario Internacional, y debido a que el FMI no estaba contento, ya que la economía mundial marchaba demasiado bien, este Fondo, afirma Carlos Elordi, tiene que encontrar algo que perturbe este proceso, así que se le ha encargado corregir los desequilibrios globales. Y a continuación dice:

<<Hay pocas cosas más peligrosas que una burocracia local tratando de arreglar algo que no está estropeado. Las burocracias existen para perpetuarse a si mismas>>.

Rodrigo Rato dimitirá como director general en el año 2007. Y después nos lo encontraremos como director de Caja Madrid, y al frente de la fusión de las siete cajas que constituirán Bankia. Afrontando su dimisión en el 2012. Acusándosele -algunos lo hacen- de conducir, principalmente él, el país a la ruina. Pero la cuestión es que al ser preguntado por el que le mostraba la sandalia, por la inquietante cuestión de los desahucios, reconoció no tener ni la más remota idea del número de afectados, cuando el 70%, es decir, unas 80.000 personas -imagino que fiscales- lo habían sido a causa de Bankia.

En el 2011, una comisión habrá finalizado su investigación de lo sucedido en el FMI en los años previos a la Crisis. Este informe dictamina que lo sucedido es a causa de una cultura en la que importa el pensamiento único y que desalienta las críticas.

Y es en Bretton Woods donde tanto el FMI y el Banco Mundial, al que entonces se denominó Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento, serán creados. En New Hampshire se habían dado cita, convocados por los EEUU, 44 países, la pintoresca vieja Europa, a excepción de los países fascistas, Canada, colonias como India, e incluso la URSS, ya que tanto Roosevelt, como Churchill, como Stalin habían entrado en negociaciones, y de hecho, Vinceç Navarro que es catedrático de Economía Aplicada y Ciencias Politicas y Sociales en Cataluña, asegura que la Guerra Fría no la comenzó EEUU, y que el gran olvidado de la historia, frente a Keynes, es Harry Dexter White, que había estado trabajando durante tres años, en la redacción de estos acuerdos, y que era funcionario del Ministerio de Hacienda y hombre de confianza del ministro Henry Morgenthau, que a su vez era amigo personal de Roosevelt. Roosevelt había sufrido de poliomielitis y va morir en 1945 de un derrame cerebral, dejando el camino libre a Truman... Pero me parece interesante, comentar en este punto, más que el que Roosevelt fuera masón y demócrata, el hecho, sin precedentes, de que fuera reelecto en cuatro ocasiones consecutivas: en 1932, en el 36, en el 40 y en el 44. Hoy esto no sería posible, porque una enmienda posterior lo impide pero lo que me llamó la atención fue el <<New Deal>> con el que se le relaciona y que es el <<modelo del desarrollo>>. Este modelo, del que hablaremos más adelante, porque de algún modo es lo que nos trajo hasta aquí… no estaba demostrando promover el éxito económico pero, sin embargo, fue un éxito en el plano social. De tal modo que en ‘The Test of our progress’, Roosevelt escribirá: <<Si es una revolución es pacífica, llevada a cabo sin violencia, sin el derrumbe del imperio de la ley y sin la negación del derecho equitativo de todo indivuduo o clase social>>. La verdad es que si escuchas algún discurso de Roosevelt, aunque no sepas demasiado inglés, te das cuenta de que hay una palabra con la que él se muestra enfático y que es <<freedom>>. Pero creo que fue Quintin Racionero, quien consideró como un golpe al sistema esta muerte…. En algún otro momento lo confirmaré. Y Roosevelt fue también quien promovió la creación del órgano de las Naciones Unidas… Ahora bien, si yo he entrado en contacto con un político que pueda decirse que me guste como piense… ese es Churchill. En principio sí.

Me ha costado algo de trabajo averiguar con ideología se le relaciona y parece haber algún consenso con respecto a que puede calificársele de <<conservadurista liberal>>. Churchill dice que el éxito es la capacidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo, y que a menudo se ha tenido que comer sus propias palabras, habiendo descubierto que eran una dieta equilibrada. Fue Primer Ministro del Reino Unido en dos ocasiones, y también premio Nobel de literatura. A mí lo cierto es que me ha recordado algo a John Rawls, entrando en el terreno de la teoría de la Justicia, John Rawls frente a Nozick. Y entre sus objetivos podemos destacar que se encontraba el de controlar los monopolios, abogando al mismo tiempo por la libertad de pensamiento y religión. Quiere construir una red que lograse salvar a la Ciencia y a la Civilización del abismo, y el concepto sería <<el nivel o estándar mínimo>>, que traza una línea por debajo de la cual no se puede permitir que la gente viva o trabaje… y que explica algunas cosas interesantes que me habían comentado acerca de la protección social que parientes míos experimentaban en su existencia en Londres… Por debajo de este mínimo no puede situarse nadie. Sin embargo, la competencia puede producirse hacia arriba sin límite. Porque no se le pueden poner trabas de ningún tipo al individuo, ser humano o persona que quiera esforzarse en su vida al máximo.

Yo sé que esto es contrario a la envidia, por supuesto. Pero para los que la envidia no constituye nuestro problema, eso no debe ser un problema. Porque bastante tendremos con hacernos cargo de nuestros propios males, absurdos y malestares, como para soportar encima, la presión que nos producen los defectos innatos de los otros. Y de esto es de lo que se nos tiene que proteger. Porque uno eso no lo puede corregir. Sólo puede procurar corregirse a si mismo. Si es que puede. Desde luego, la envidia hace sufrir mucho a las personas, así que si la medida de la enfermedad mental o psico-emocional o no mental o no psico-emocional es el sufrimiento… igual son este tipo de criterios los que hay que revisar.

Los que evitarían el <<pensamiento único>> y el <<desaliento de la crítica constructiva>>.

Y, de algún modo, las posturas de los británicos y los americanos van a contraponerse en Bretton Woods, y en esto todas las fuentes se muestran de acuerdo pero hay quien dice que los británicos se encontraban bajo la presión de mantener la libra esterlina… y Racionero lo que dice es que Keynes luchó porque el valor indiscutible fuera el oro. Pero pienso que resultaría un poco pesado sumar ese argumento hoy y ya me despido aquí. Te deseo un buen día, querido Profesor. Y fin del segundo ciclo del orden virtual.

.

.

.

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Dip David Fernández, CUP, interpela a Rodrigo Rato sobre usura y guerra económica. Blande zapato

    1. 1982 Ana Rosa Quintana Reportera – Ana Rosa Quintana hace más de 30 años

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s