EL PATRIMONIO INTELECTUAL DE VICENTE JOSÉ GONZÁLEZ GARCÍA


entrevista jose_vicente

*SECULARES [entrevista]

.

Vicente José González García (Boo de Aller, 1925) es un sacerdote, historiador y arqueólogo asturiano, archivero de la Catedral de Oviedo y profesor de Historia y de Arqueología Asturiana en la Escuela de Magisterio de la Universidad de Oviedo.

Es célebre por sus polémicas defensas de la historicidad de Bernardo del Carpio y la ingenuidad de los documentos copiados por el obispo Pelayo de Oviedo, considerado un falsario por Francisco Javier Fernández Conde. Fue pionero en el estudio histórico y la exploración arqueológica del Castillo de Gauzón.

*WIKIPEDIA

.

Bernardo del Carpio y la Batalla de Roncesvalles

[la teoría de las dos batallas]

.

La confusión de batallas

La batalla de 778

Para entender esta postura se hace necesario un repaso a la historiografía anterior a J. Pellicer. Tres autores: Ambrosio de Morales, Yepes y Montano, hacen referencia a una batalla en el año 778, que ellos denominaron «de Roncesvalles», aunque no dicen que Bernardo del Carpio, Alfonso II o Roldán interviniesen en ella. El resto de autores anteriores al siglo XVII hablan de una batalla en la que sí participaron todos ellos, pero habida después del año 800. Según Vicente José González García, esto implica una clara confusión de Pellicer. La batalla primera tendría lugar, el 15 de agosto del año 778, a la parte de allá de los Pirineos, en Valcarlos (municipio navarro transpirenaico). En ella el rey Carlomagno, al frente de sus guerreros entre los que se encontraban Eginardo y Anselmo, como se dice en la Vita Karoli, luchó contra los vascones, siendo derrotado.

La batalla auténtica del 808

La batalla de Roncesvalles propiamente dicha se desarrolla el 16 de junio del año 808, en la parte de acá de los Pirineos. A los pies del alto de Ibañeta, se abre una explanada donde se produjo la batalla, y donde hoy día se encuentra el pueblo de Roncesvalles. Carlomagno, en este momento ya emperador, se enfrenta a los hispano-árabes, en cuyas filas estaba Bernardo del Carpio. La negativa a aceptar la alianza de Alfonso II con Carlomagno de parte de los nobles asturianos, temerosos de que el reino fuese entregado al rey franco, se unieron a Bernardo, enemigo de su tío Alfonso II por no haber liberado a su padre, quien a su vez buscó el apoyo de los moros de Aragón y del rey de Zaragoza, Marsil, que también estaba contra Carlomagno.

La batalla supuso una victoria para los hispano-árabes: Bernardo del Capio mató a Roldán, el más caracterizado del ejército franco, lo que provocó la huida de sus tropas.

Bibliografía

* EL TESORO DE OVIEDO

 

.

.

.

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

8 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Cita de aquel Teatro Crítico: Triste sino el de los héroes, porque son valientes los canta el pueblo y porque los canta el pueblo les quitan la vida los eruditos.

    1. Bernardo del Carpio fue siempre una realidad histórica en la tradición, historiografía, romancero oral y literatura escrita; sin embargo, en el siglo XVII nace la duda en algunos historiadores que terminan negando la existencia del héroe; esta idea de Mantuano y Pellicer continúa hasta la época reciente con Menéndez Pidal. Éste cree que es una fantasía surgida de la leyenda del conde Bernardo de Ribagorza (alto Aragón oscense, que muere en el siglo X. Con el matrimonio de su hija doña Ava con el conde castellano Garci Fernández, es trasladada la leyenda a Castilla adaptándola a las circunstancias locales, desarrollándola en contra del mundo franco por la pujanza del Camino de Santiago y el poder político de éstos

      http://www.bernardodelcarpio.org/bernardo/histor.htm

      1. El descubrimiento e identificación de estas dos batallas diferentes aclara que no hay razones para negar la existencia de Bernardo, progenitores, familiares de Roldán, que no son las rutas Jacobeas el origen de la leyenda de Bernardo en oposición a Roldán (es anterior) etc. y que los datos que antes no encajaban, ahora se identifican perfectamente haciendo histórica la tradición.

        Cuando Menéndez Pidal conoció esta tesis tuvo que reconocer que no había estudiado suficientemente ese tema.

  2. El castillo de Gauzón, disputa de paternidad

    El arqueólogo y sacerdote Vicente José González pide que se le reconozca como pionero en la investigación de la fortaleza

    Oviedo,

    Francisco L. JIMÉNEZ

    El prurito profesional y el sinsabor de haber sido excluido de una investigación a la que dedicó cuatro años de su vida justifican el malestar que dice sentir el arqueólogo Vicente José González García con todo lo que rodea desde hace dos años y medio a las excavaciones en el Peñón de Raíces, donde un equipo liderado por los también arqueólogos Iván Muñiz y Alejandro García trabaja con apoyo municipal y del Principado para sacar a la luz los restos del histórico castillo de Gauzón.

    Allí donde se forjó la Cruz de la Victoria, uno de los más importantes símbolos de Asturias, salta ahora una polémica con fundamento arqueológico: «Que se excave en el Peñón de Raíces y se complete el trabajo desarrollado en las década de los setenta me parece estupendo, pero me sabe mal que los sucesivos avances de la nueva campaña arqueológica se den a conocer a la opinión pública como “hallazgos” actuales cuando, en realidad, todo lo que ha salido a la luz está documentado desde hace años y publicado con abundancia de ilustraciones en un libro que yo mismo escribí», expone Vicente José González.

    González asegura que la tesis de tres plataformas como solar del fortín de Gauzón, la antigua existencia de un embarcadero y de una rampa que daba acceso desde él al castillo, los trazados de los muros, la localización de estancias con elementos arquitectónicos claramente identificables (goznes de puertas, desagües, umbrales…) y un sinfín de detalles más que últimamente han sido revelados por los trabajos de campo que dirigen Iván Muñiz y Alejandro García constan en el libro «El castillo de Gozón», escrito hace más de treinta años por el arqueólogo a modo de resumen de sus descubrimientos en el Peñón de Raíces. Este trabajo no llegó a la imprenta hasta 2007, año en que el entonces Alcalde de Castrillón, José María León (Partido Popular), accedió a que el Ayuntamiento sufragase la edición del libro en cuestión.

    «¿Que cómo me siento?, pues indignado. Y estoy así por la sencilla razón de que cuando acabé mi campaña de excavaciones en 1976 nadie dio importancia a los hallazgos que logramos hacer, muy al contrario se ningunearon en ciertos foros. De aquella, tampoco ninguna entidad mostró interés en dar publicidad a los resultados de la excavación. El tiempo pasó y cuando hace unos años el entonces Alcalde de Castrillón José María León me habló de reanudar los trabajos en el Peñón -fruto de esas conversaciones fue, finalmente, la publicación del libro- la idea me hizo mucha ilusión. Incluso me planteó constituir una comisión de seguimiento de la que yo formaría parte… Y ahí quedó la cosa, hasta hoy nadie más se ha dignado ponerse en contacto conmigo para nada relacionado con el castillo de Gauzón», relata el arqueólogo.

    José Vicente González, doctor en arqueología paleocristiana por el Instituto Pontificio de Arqueología de Roma y ex archivero de la catedral de Oviedo, mantiene vivo a sus 84 años el interés por la historia y el patrimonio asturiano. No sólo el castillo de Gauzón mereció su atención como investigador del pasado; su tesis doctoral (1974) consistió en un compendio de apuntes para la reconstrucción -nunca ejecutada- de San Miguel de Lillo y es el autor de un libro-inventario de las más de doscientos fortalezas, torres y palacios desperdigados por Asturias.

    González explica que tanto por elegancia como por rigor científico los «descubrimientos» en el Peñón de Raíces que se han difundido en los últimos meses deberían de ser puestos en el contexto adecuado; es decir, vincularlos a las anteriores campañas arqueológicas que, en cierto modo, sirvieron de mapa a las intervenciones futuras y proporcionaron las pistas fundamentales para conocer las interioridades del castillo. «Se traslada a la sociedad la idea de estar ante cosas nuevas que, en realidad, no lo son. Eso es lo que yo critico», apunta el arqueólogo.

    Como experto en arqueología, también se permite discrepar de ciertas conclusiones a las que ha llegado el equipo que actualmente trabaja en el peñón de Raíces. Así, Vicente José González asegura que existen indicios pétreos que apuntan a un posible origen de la fortificación anterior aún al siglo VII, el período en que ha sido datada la construcción tras hacer la prueba del carbono 14 a materiales recogidos en la zona. «Estoy seguro de que si se hace la prueba a restos obtenidos extramuros nos iríamos más atrás aún en el tiempo y concluiríamos que el origen de la fortaleza es castreño», afirma. Tampoco está de acuerdo con que se llamen «murallas» al perímetro fortificado del castillo: «Son simplemente muros, no tienen enjundia para ser calificados de muralla ni por el tipo de materiales ni por la forma en que fueron construidos».

    Pese al disgusto que arrastra, Vicente José González no pudo resistirse a visitar hace unos días el yacimiento arqueológico y ver con sus propios ojos el estado actual del castillo. «Me alegra que se haya retomado el proyecto para recuperar este enclave tan importante en la historia de Asturias y espero que de una vez por todas deje de ser objeto de agresiones, expolios y demás barrabasadas», comenta.

    En este punto, el experto hace memoria y señala al menos tres hechos que hablan a las claras del maltrato que hasta la fecha recibieron los restos del castillo de Gauzón: durante las excavaciones de los años setenta los lugareños rebuscaban por las zanjas en busca de objetos que pudieran tener algún tipo de valor, años más tarde se destruyó parte de un muro para hacer un agujero al objeto de colocar una torre de alta tensión y coincidiendo con la construcción de la carretera de San Juan de Nieva se dinamitó parte del peñón, como si de una cantera se tratase, para extraer piedra. Una vez superado un período de tanta insensibilidad patrimonial, lo que le duele hoy a Vicente José García es sentirse víctima de otro «pecadillo»: la ingratitud.

    http://www.lne.es/aviles/2009/10/25/castillo-gauzon-disputa-paternidad/825334.html

  3. Bernardo del Carpio y la batalla de Roncesvalles

    Debate nº 12, del miércoles 19 de diciembre de 2007, con Vicente José González García, presentado por Sharon Calderón Gordo, sobre el libro Bernardo del Carpio y la batalla de Roncesvalles

    http://www.teatrocritico.es/pro/tc12b.htm

  4. La Casa de Quirós, Oviedo, 1958.
    “La iglesia de San Miguel de Lillo”, en el Boletín del Real Instituto de Estudios Asturianos 49 (1963), pp. 331-338.
    I y II Sancta Ovetensis: Principado de Asturias, Oviedo, 1964.
    III y IV Sancta Ovetensis: Las primeras rutas jacobeas, Oviedo, 1964 y 1965.
    Bernardo del Carpio, Oviedo, 1967.
    La Iglesia de San Miguel de Lillo, Oviedo, 1974.
    Castillos, Palacios y Fortalezas de Asturias, Oviedo, 1978.
    “Bernardo del Carpio y la batalla de Roncesvalles”, en El Basilisco 4 (1978), pp. 42-52.
    La Cámara Santa y su tesoro, Oviedo, 1979.
    “El Obispo D. Pelayo, clave para el estudio de la Historia Altomedieval”, en El Basilisco 8 (1979), pp. 72-84.
    “Miscelánea cultural”, en Magister 1 (1983), pp. 251-301.
    El Oviedo Antiguo y Medieval, Oviedo, 1984.
    “El obispo D. Pelayo y su influencia en el estudio de las cuestiones altomedievales”, en Magister 5 (1987), pp. 263-291.
    “Los fundamentos histórico-arqueológicos del Principado”, en Magister 6 (1988), pp. 269-293.
    “Un reto para los medievalistas españoles: ¿Barrau-Dihigo ó Pelayo de Oviedo? La Arqueología tiene la palabra”, en Magister 7 (1989), pp. 217-291.
    “El primitivo camino de Santiago por el Norte o la ruta del prerrománico: precisión histórica”, en Magister 8 (1990), pp. 127-145.
    “La hospitalidad asturiana durante la primera época del Camino de Santiago: s. IX-XI”, en Horacio Santiago Otero (coord.), El Camino de Santiago : la hospitalidad monástica y las peregrinaciones, Valladolid, Junta de Castilla y León.
    “La Hitación de Wamba: confirmación de los linderos diocesanos en el año 676”, en Magister 11 (1993), pp. 173-215 y 14 (1994), pp. 175-231.
    “Solucionado el crucigrama histórico altomedieval asturiano: misión cumplida”, en Magister 14 (1996), pp. 61-128.
    “El correcto planteamiento del Camino de Santiago conlleva el de la historia altomedieval o la reivindicación del Reino Asturiano”, en Magister 18 (2002), pp. 121-172.
    “Las reliquias de la Cámara Santa y el Santo Sudario (Proceso y marco histórico-arqueológico), en Lucus 3 (2002), pp. 255-269.
    El Castillo de Gozón, Oviedo, 2007.
    Bernardo del Carpio y la batalla de Roncesvalles, Oviedo, 2007.
    “Gijón y Quirós: dos concejos unidos por Jovellanos” (con María Belén González Collado), en Boletín jovellanista 9 (2009), pp. 37-65.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Vicente_Jos%C3%A9_Gonz%C3%A1lez_Garc%C3%ADa

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s