Al paso por La Seca y Cascantes hablar de las raíces y de lo propio y lo ajeno


cascantes en LEÓN

.

En Nigeria están sucediendo hechos muy graves: un grupo islamista siembra el pánico entre la población y rapta de un colegio a unas indefensas niñas a las que se hace desaparecer pero hay quien piensa que nadie hace nada para impedirlo. Tatiana tiene que operarse de la rodilla pero su seguridad es privada y no pública y se experimenta aterrorizada, sé que no tiene comparación con lo anterior pero a mí eso me lo contó Tatiana en persona y por eso lo sentí muy cercano pero estas son cosas que yo desconocía el amanecer en que abandoné Cabanillas faltando cinco minutos para las siete y cuando la localidad de La Seca, en la que no es necesario entrar, porque para ello habría que cruzar el puente, la tengo a la vista a las siete y media, alcanzando el punto en que debo tomar esa decisión , siete minutos más tarde pero por ese entonces, yo, aunque fuera con un miserable euro, ya había contribuido a la hucha solidaria de Gabriela de El Pelame, en La Carriona de Avilés, que tiene cuatro años, padece Tetraparesia espásica, Leucomalacia periventricular, Ceguera cortical, Epilepsia refractaria, Retraso psicomotor Grave y el Síndrome de West, que es lo que se nos dice que padece y para lo que sus padres nos piden ayuda, para que ella pueda acceder a un tratamiento no subvencionado por la seguridad social en una clínica de Pamplona y que, supuestamente, mejoraría su psicomotricidad. Cuando lo que yo me pregunto es por qué esta niña no tiene derecho al mejor tratamiento posible en la sanidad pública. Y antes eso de ser capaz de explicar en que consisten, en particular, cada uno de esos síntomas. Pero lo que siento es que un euro para la inmensa mayoría de nosotros, es sólo un café menos, que inclusive nos sale bastante más caro pero quien se para y eso lo lee por las calles y no prefiere mirar para otro lado, y yo porque aquel domingo anterior el pan lo compraba en esa tiendecita que abre ese día antes de las nueve, y la mujer no tenía cambio y lo tuvo que tomar del bote y, por ese gesto, de eso ella decírmelo, yo fue que me fijé en la enfermedad, porque mi percepción selectiva es como la de todos nosotros, y por eso sé lo que sucede. Y lo que en todo ese recorrido se escuchaba era una abubilla, cuyo monótono canto es perceptible a grandes distancias pero a la que nunca alcancé a ver.

.

.

En La Seca, al igual que en Cascantes, hay un bar en el que se puede comer, como mucho, algún bocadillo pero que a esas horas di por supuesto que lo encontraría cerrado, como luego lo estará el de Cascantes, más adelante, cuando dejé el sotobosque de las encinas atrás, donde las jaras, la mejora y el tomillo son comunes, y también el grijo grueso del camino, que aunque muy bello de andar, es por ese lado algo incómodo, alcanzando el primer punto de encuentro con el asfalto del día a las ocho y cuarto, y la plaza de Cascantes, un pueblo modelo, dos minutos después de y veinte. Cascantes lo que está es articulado alrededor de su calle principal, la calle Real, por la que transita la carretera de La Robla, y la primera mención que se conoce de este pueblo se encuentra en un documento de 905, en la que según dicen, Alfonso III hace una donación que curiosamente se trata de una falsa donación. Y líneas más adelante que el topónimo Cascantes es también incierto pero está muy extendida la acepción latina <<quasicare>> relacionada con la piedra o golpear y trabajar la piedra, que por otro parte, nosotros vemos por todos lados, porque lo que nos rodea son cantos rodados y ladrillo, y la iglesia, la de San Pedro, que es del siglo XVI, lo que se abre es a un patio con unos soportales, y aunque yo no la voy a localizar, sobre el dintel de su puerta existe una inscripción en muy mal estado de conservación, que apenas es legible, y lo que se sabe es que en Cascantes, como en Cabanillas, lo que existió fue un hospital de peregrinos, cuando en los hospitales, los peregrinos, llegados al hospital, eran todos tratados por igual: accediendo a un lavatorio de pies, algo que siguen practicando todavía hoy las Carbajalas pero simbólicamente, eligiendo a un número de ”afortunados” durante la misa, algo que a mí ni siquiera me sedujo cuando me lo propusieron, como si se tratara de un gran honor y que yo no sé si rechacé con la debida delicadeza, y además a una cama y dos comidas, más el alimento que se les facilitaba para otro día de Camino. Y a la domesticación de las semillas y del animal, de estas nuevas oleadas migrantes, con las que penetrábamos ayer en la Península Ibérica y venidas, supuestamente, desde el Oriente Medio, hay que sumarles la cerámica cordial, cuyo útil es una especie de berberecho, por lo que el precedente de la concha, ya lo podemos cifrar desde muy antiguo, como algo que embellece. y donde las figuras humanas son representadas mediante exagerados órganos sexuales, lo cual nos explican que debía querer decir, que eran también un símbolo de fertilidad. Pero ese ir, o ese progresar, del cazador-recolector al productor, supone, al mismo tiempo, otro tratamiento de la piedra, donde la herramienta ya no sea golpea, sino que se talla y se pulimenta. Pero pienso que es importante señalar, que los primeros colonos de América, no eran sus primeros pobladores y, sin embargo, ¿quién es el americano hoy? Pues los hijos y los nietos y los biznietos y los tataranietos y los hijos y los nietos y los biznietos de estos tataranietos. Lo cual quiere decir, más allá de la Edad de los Metales nos encontramos con los Celtas pero los Celtas no serán menos foráneos ni más alóctonos o autóctonos, que los Iberos o los Visigodos, a mí entender, por supuesto. Pero antes hay que recordar los primeros monumentos funerarios, porque yo creo que cuando las personas comienzan a enterrar a sus seres queridos en una tierra, hay lo que comienza es la raíz de esa gente con esa tierra […]

.

.

.

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s