Y por qué una retirada a tiempo es una victoria [la religión del ser: el organismo]


El Bendito Cristo cofradía hospitalaria de Cabanillas

.

Retirarse, como estrategia quiere decir, como en el caso de Cabanillas, que yo pretendo al día siguiente partir antes del amanecer, así que todavía en la tarde soleada, inicio ese camino en el que supongo que nada podré ver pero cuando me he internado por él unos doscientos metros, distingo al fondo, como a otros cincuenta metros, lo que me parece un perro aunque no sabría decir ni de qué tamaño, pequeño no, ni qué clase de perro, cuando ahí ni me lo pienso y me doy media vuelta; lo primero porque no llevo conmigo los bastones, que me dan bastante seguridad, porque aunque me doliera utilizarlos… en caso de emergencia no dudaría en hacerlo pero siendo lo más importante, lo que me dicta la intuición: si mañana tengo que pasar necesariamente por ahí, y ese es el hogar del perro, y yo tengo un enfrentamiento, hoy, con él…. mañana seguro que no paso.

.

lectura del texto

.

Ahora, ¿por qué la intuición eso me lo dicta? Algo, por otra parte, un poco descabellado, porque, en principio, parece raro, que una parte cualquiera del camino, vaya a ser el hogar de un perro al que dejen suelto. Pero algo más atrás, eso es lo que ha sucedido, acabo de ver un perro, no agresivo, que ha salido de una propiedad a mi paso, y por eso considero que sea posible. Luego, en la oscuridad, al día siguiente, así no será del todo, porque no sabré si era o no el hogar del perro pero una especie de mastín moteado, más grande que cualquier mastín, sin correa y sin collar, me esperaba en ese mismo punto. Y si se apartó fue porque le hablé, y si conservé la serenidad fue porque primero le vi, y entre un sí y un no, él se encontraba ahí. Y porque yo para atrás no podía volver, y la única opción era continuar hacia adelante. Pero soy otra clase de persona, y me pongo histérica por eso, y el miedo impide que pase, porque lo que le voy a transmitir al animal es, únicamente, eso. Algo relacionado con la agresión. Pero no, hoy ya sé que eso que me preguntaba ayer tiene una respuesta negativa. No he mejorado nada, sigo igual que siempre. Lo que ocurre es que la gente que he conocido a las ocho de la tarde, en la clase de inglés, es la más abierta y, en ese sentido, se parecen más a mí. Y también la gente más independiente. Pero me ha alegrado ver a Gustavo por unos instantes, y también, de algún modo a Isabel, e incluso coincidir con la Jefa de Estudios, porque, lo que ahora sé, es que las personas en solitario valemos lo que valemos, y a mí en solitario no me arredra fácilmente nadie. Y ni siquiera un perro, de grandes dimensiones y en la oscuridad, si el perro es educado. Pero antes, pensé que era buena idea, dejarme caer por la calle de Galiana, para empezar con las tomas, porque ahora que tengo la herramienta, ya no tengo excusa para realizar lo que tantas veces he pensado, que es que quiero intentar inmortalizar yo, calle por calle, las calles de esta ciudad pero haciéndolo bien, haciéndolo vivo. No a través de la fotografía sólo. Y en eso ando, capturando las primeras tomas, cuando me llego grabando, hasta la altura de la tienda de antigüedades que, a pesar del increíble viento que hace, ha sacado sus libros de ocasión, al exterior, sobre una mesa y todo luce tranquilo cuando me fijo, sobre todo, en un autor, que era Lamartine. Pero cuando me doy la vuelta y lo que se refleja en el espejo del escaparate, es como una ráfaga levanta las tapas de los libros, y como de uno se escapa volando calle arriba una hoja, que yo persigo hasta que atrapo, y que dice: <<Lo supongo, porque es verdad, pero… Pero… Ya lo indiqué antes. El escritor es un testigo…>> Y más adelante, cuando nos explica que respeta a las instituciones y a quienes las sirven con lealtad, y que repulsa a quienes no son dignos de los cargos que la comunidad pone en sus manos… <<Manos estrecha el hombre que quisiera ver cortadas>>, lo que le guía -dice- es la esperanza de sembrar el bien y de que la sociedad coseche un óptimo fruto. Y también que quiere a <<Los déspotas>> porque le dan lástima, que pienso yo, que sería un perfecto epitafio, para lo sucedido en León, con su crimen sobre el Bernesga. Esa es la fuerza de la casualidad. Que esta única hoja volara, y que sea uno de mi estirpe, el que me reconcilie con lo que soy y con lo que hago: el escritor es su propio testigo. Y además, he tenido algo de suerte, porque alguien grabo también una visita cultural guiada al conjunto monumental de San Marcos, y ahora sé que lo que contemplamos hoy, es una reconstrucción renacentista, sobre lo demolido medieval, lo que se inicia, justo en el lugar en el que conocemos esa muerte, que sería obra de un tal Martín de Villarreal, en época de Fernando el Católico, que es quien contribuye a su historia con esta nueva donación. Pero lo que no sé todavía es cómo puedo conocer lo que ese relieve representa, porque ni del tal Martín de Villareal he logrado reunir alguna información. Y además, sé que la fachada cuenta con añadidos posteriores. Y que el paraje conocido como de San Pelayo, lo alcanzo a las 2h53min., donde supuestamente existió un cenobio, y donde el Rey Vermudo el Gotoso, debió mandar construir una capilla para custodiar las capillas del Santo que eran trasladadas a Oviedo tras la derrota sufrida en el Esla en la campaña del 995. Pero antes de conocer las obras del califato… ¿cuales son esos cinco pilares del Islam que sólo habíamos mencionado? El primero, la profesión de fe, la <<Shahada>>, es decir el dogma, eso de que Alá sea el único Dios y Mahoma su profeta. La oración, <<Salat>>, cinco veces al día, y en dirección a la La Meca.. La limosna, <<Azaque>>, que es el capital del Islam. El ayuno, <<Sawm>>, en el mes del <<Ramadán>>, y la peregrinación, a la Meca, al menos una vez en la vida, <<Hajg>. El peregrino suma así a su nombre el título de peregrino, que lo dignifica. Y aunque a La Meca se peregrina en muchas otras ocasiones, la duración de la Gran Peregrinación es de diez días, en la que más de un millón de musulmanes, se dejan crecer el pelo, visten de blanco, dan siete vueltas a la Kaaba, beben agua del Pozo Zamzam y besan la piedra y corren 7 carreras entre las colinas, van a Mina y después al Monte Arafat, para finalizar realizando un sacrificio animal, casi siempre de algo que tenga cuernos, preferiblemente un cordero o una cabra. Pero <<Corán>> significa recitación, el <<Corán>> verdadero está escrito en árabe clásico, como el primer <<Corán>> de la historia, que los musulmanes que lo memorizaron recitaron a otros que lo escribieron donde les fue posible, piedras, pieles de animales, hojas de palmera, hasta que veinte años más tarde, después de la muerte, el califa ordenó recopilar, dando lugar a 114 <<azoras>> o suras o capítulos, que se dividen en <<aleyas>> o versículos, y de los que sus afectos sienten que esa es la suprema majestuosidad del lenguaje, siendo la <<Yihad>> mayor, la lucha y el esfuerzo que uno tiene que oponerse a sí mismo. Te deseo un buen día.

.

.

.

[los anuncios que se vean a partir de estas líneas serán una penalización que me impone el sistema por no pagar para que se me retiren]

Anuncios

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s