134. Inicio al pensamiento de Michel Foucault (al final). Compulsión, los fenómenos sufrientes y la terapia contra-nociceptiva


.

Fragmento del texto de la lectura:

<<[…] Foucault explica que alcanzar la inmortalidad es la máxima aspiración del Poder. Pero también dice que algunas palabras bien escogidas pueden ser más inmortales que una masa de ectoplasma congelado, que la verdadera liberación significa conocerse a sí mismo, y que en un grupo de liberación no hay lugar para ello, sólo para la ideología, que es el conocimiento el que estimula al pensamiento, y que producir hombres ilustrados y libres es el objeto de toda revolución […]>>

.

[134] infeliz, no feliz, feliz, secreto, felicidad, vida, parte, tremendamente, querer, suceso, deseo, <<aquí>>, <<ahora>>, prolongación, suceder, sentimiento, realización, inhibición, saber, tener, relación, expresión, gen, miedo, dolor, patrón, personas, desleal, no leal, leal, amigo, deslealtad, garantía, gradación, ejemplos, antítesis, tesis, intermedio, negatividad, mero, punto, vista, evolución, baraja, Paul MacLean, director, laboratorio, salud, pública, conducta, cerebral, Instituto, Nacional, California, contar, tres, subsistemas, integrados, nivel, encéfalo,  paleo-cerebro, mejor, reptiliano, cerebro, llamar, dolor, transformación, percepción, miedo, agresividad, emocional, mamífero, sistema, límbico, regulación, agresividad, potencias, compasivas, tristeza, surgimiento, Damian, traducción, contención, transcripción, hacer, <<algoleia>>, filosofía, viejo, maestro, enfermo, Crohn, neocortex, corteza, frontal, mención, arte, ciencia, técnica, resolver, desplazar, afección, alegría, orden, elección, estrictamente, aleatorio, fechas, recientes, textual, evolutivo, niñez, saber, cantante, Albert Pla, cagada, tema, música, finalidad, comunicación, universal, Nueva York, sentimiento, enviar, referencia, <<Vigilar y castigar. Nacimiento de la prisión>>,  sugerencia, estudiar, decir, basado, Luis Rojas Marcos, fobias, ansiedades, relación, lengua,  materna, conexiones, formalizar, basar, ver, dirección, idioma, traumas, desaparecer, aprendizaje, inclinar, conceptos, procedencia,  Heidegger, conocer, <<Ereignis>>, griegos, hablar, leer, Nietzsche, analizar, Feinmann, Descartes, ser, olvido, objetos, entes, concentración, conquista, contrario, abierta, encuentro, alemán, mayúscula, tener, receptor, nociceptiva, concepto, probable, filósofos, descubrir, madre, padre, Anakstasia, chupar, pollas, puta, vecina, casarse, punto, ingenua, 33, años, timbre, casa, llamar, decir, cojones, estar, escribir, <<Tiempo de silencio>>, protagonistas, relato, pensar, maquillar, deber, ejemplo, Toni, Grandas de Salime, costumbre, dar, cuenta, sudar, cosas, escuchar,  miedo, contención, <<anánke>>, contemplación, necesario, contrapuesto, libertad, filosofía, inevitabilidad, Necessitas, latín, surgimiento, <<nada>>, entrelazamiento, Chronos,  abrazo, tiempo, personificación, tiempos, compañero, espiral, huevo, cósmico, primigenio, fuerza, destino, embargo, viejo, sistemas, nociceptivos, viscerales, sensitivos, explicación, estimulación, emoción, innata, claridad, secas, miedo, valoración, objeto, amenazante, contención, aniquilación, derrota, individuo, continuación, realización, disipación, compulsividad, acciones, huida, desplazamiento, auto-agresión, semejante, fumar, L., Lolo, problema, ansiedad, medicar, nervioso, combustión, cigarrillos, forma, infancia, muerte, desconocimiento, poderosos, nacimiento, conciencia, finitud, extinción, saber, esclavitud, cocaína, sensación, omnipotencia, inducción, sobrino, amiga, todo, consumir, protesta, silencio, abstención, querido, Profesor.

.

LECTURAS AUDIOVISUALES DE LA CIUDADANA

.

Sólo es la lectura de los nuevos cuadernos que he comenzado a escribir. Pero está creciendo, y es un comienzo, y de momento los editaré en reproducción audiovisual, aunque son ”un regalo” para algunas personas o tal vez entidades… y existen anotaciones inéditas, y la secuencia siempre lo es desde hace alguna semana, y se me puede escuchar leyendo inmediatamente lo que acabo de escribir al amanecer… normalmente es así pero lo que no se puede hacer es leerme fuera de esos cuadernos que transcribo. Es decir, son originales, mi obra yo la produzco así. Lo desesperadamente personal. Y la lista de palabras que figura es para que te imagines su contenido y decidas si merecerá la pena averiguarlo.

..

LOS DESTINATARIOS DE LOS CUADERNOS

Laura P. N [escribiéndose, con lentitud, no entregado]

Laura L.V [escrito pero todavía en mi posesión]

Jimena Alvárez [escribiéndose con lentitud, no entregado]

Fernando Fueyo [artista de la naturaleza y Atapuerca, enviado]

Pilar Varela [y ayuntamiento de Avilés, enviados]

Alberto Tirador [recibió Covadonga, su secretaria, en el ayuntamiento de Illas]

Leo González Hevia, del Bar Leoncio de La Peral, en Illas [entrega en mano]

Toni Montes, hospitalario del albergue de peregrinos de Grandas de Salime [enviado y recibido]

Alex, albergue privado de peregrinos de Bodenaya [a punto de finalizar, recibe él en representación del concejo de Salas]

Lolo, Bar Héctor en Salinas, concejo de Castrillón [comienzo hoy a transcribir anotaciones, y representa al concejo mientras ocupe su local]

G. K [finalizado, científico europeo, en espera de entrega]

A. K [escribiéndose, científico sudamericano]

M.G.P. [heredero universal]

.

la niña de mis ojos

9 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Michel Foucault Sus Tres épocas Cap 24 www argentumTV com ar

  2. VIGILAR Y CASTIGAR argumento resumen] MICHEL FOUCAULT

  3. Nuevas revelaciones sobre los capítulos más oscuros de la vida íntima de uno de los últimos grandes filósofos franceses, Michel Foucault (1926–1984), caído del estatuto de genio tutelar al de gurú de un «gineceo» de jóvenes discípulos y amantes, homosexuales y drogatas, que hoy miran hacia atrás sin ira ni nostalgia. Durante los años 60 y 70 del siglo XX, ocupó en Francia un puesto excepcional, presentado como uno de los grandes «gigantes» del pensamiento de su tiempo. Ese estatuto comenzó a vacilar cuando Foucault publicó sus primeros panegíricos de la revolución islámica protagonizada por el ayatolá Jomeini, saludado como el profeta de una revolución «liberadora».

    .
    Años más tarde, comenzaron a publicarse revelaciones sobre los hábitos sexuales de Foucault, homosexual sadomasoquista, presto a perderse en los barrios bajos del París musulmán para recibir «palizas amorosas», o a viajar a los barrios gay de San Francisco, disfrazado con trajes de cuero y clavos de hierro. Se publica ahora un testimonio mucho más íntimo. Mathieu Lindon, amigo, amante ocasional y discípulo incondicional, publica una «novela» descubriendo capítulos mal conocidos de la intimidad de Foucault. El testimonio de Lindon tiene una importancia particular: su padre, Jérôme Lindon, fue el editor de Beckett y la escuela del Nouveau Roman; su amigo y amante le abrió su lecho y la intimidad de su «gineceo» intelectual y sexual.

    Sexo y drogas.

    Sin ira, seducido siempre, Mathieu Lindon vuelve al domicilio donde Foucault vivía con uno o varios amigos (Hervé Guibert, Daniel Defert, él mismo…), iniciándolos a la promiscuidad sexual y el consumo de drogas. Lindon cuenta con detalle cómo Foucault proponía «trips» (viajes en pareja o en grupo), con ácido (LSD), heroína, opio u otras drogas menos duras, para explorar colectivamente nuevas sensaciones, nuevos territorios de la más diversa sensibilidad. No es un secreto que, por aquellos años (finales de los 70, primeros 80), la promiscuidad sexual comenzó a provocar los primeros estragos del SIDA, que también se llevó a varios de los amantes ocasionales de Foucault.

    .
    Lindon recuerda que él mismo era considerado, por entonces, como «un mariquita, drogata y amigo de Foucault». Su recuerdo de aquellos años deja al descubierto una tela de araña de oscuras relaciones, en las fronteras de lo inconfesable, ofreciendo el rostro patético de un Foucault perdido entre varias vidas incompatibles: la del «sabio» oficial, y la del homosexual sadomasoquista, coqueteando en la intimidad con una promiscuidad sexual que terminaría siendo fatal, trágica.

    *Si marica es el que publica las intimidades de un amante más márica es este que escribe pero tal como yo entiendo el término marica. Que a lo mejor no es cómo lo entiende él.

  4. Voluntad de verdad y práctica militante en Foucault: un reportaje a Daniel Defert

    Daniel Defert fue el compañero de Michel Foucault y su albacea. Recientemente editó el volumen 1 de las conferencias de Foucault en el Collège de France. La revista Materiali Foucaultiani lo entrevistó en Noviembre del 2011 sobre la contribución de este libro a la comprensión del desarrollo del pensamiento de Foucault en el periodo que va de 1970 hasta su muerte en 1984.

    .

    Los colaboradores de MF comienzan la conversación preguntando por la posible continuidad entre lo que Foucault presentaba en 1979-1980 como una historia de los ‘regímenes de verdad’, y el proyecto de realizar un estudio de la ‘voluntad de saber’ que Foucault había presentado en el primer ciclo de conferencias en 1970. Según Defert el problema de la relación entre verdad y subjetividad aparece ya en el primer libro importante de Foucault (Historia de la Locura) , donde se muestra como se produce la verdad sobre la locura. Este es un tema recurrente en Foucault, la relación entre saber y normalización y finalmente como el saber presupone un silenciamiento. Este es la inspiración Nietzscheana de Foucault. Sin embargo, hay una diferencia de tratamiento en el curso de 1970 y los cursos posteriores. El primer curso esta armado como un curso de filosofía, Este curso tiene muchas diferencias con los que le preceden y los que le suceden. En este curso, Foucault no contrasta dos periodos o épocas diferentes, sino dos paradigmas de conocimiento, un paradigma aristotélico y un paradigma nietzscheano. Defert también reflexiona sobre el concepto ‘voluntad de verdad’ (el titulo del libro de Foucault es Voluntad de Saber, pero entre ambos conceptos parece haber una cierta fluctuación). Defert menciona que Foucault se sentía un poco perplejo por esta noción, puesto que parecía reintroducir al sujeto dentro de una filosofía anti-subjetivista, pero Foucault no habría según Defert profundizado en esta paradoja. Para Foucault la voluntad de verdad aparece como un sistema de exclusiones, no como un contenido de subjetividad. Defert no se siente satisfecho de esta solución. Mas adelante, cuando Foucault introduce la noción de régimen de verdad, va a poder retomar los mismos problemas que le interesaron en 1970 pero sin el residuo de subjetividad implícito en la noción de voluntad.

    .

    Defert explica que en el curso de 1979-1980 (Du Gouvernement des Vivants) Foucault presenta una doble lectura de la historia de la verdad. Un primer aspecto en el cual, a partir de Platón, la verdad tienen todos las características que normalmente asociamos con ella: es objetiva, es universal, es neutra. A esto llama Defert una arqueología o una genealogía de los valores de verdad. Y luego, Foucault muestra la mentira de este verdad, critica la noción del sabio que habla de ningún lugar en particular, de la neutralidad y de la universalidad. Y Defert se asombra de que, con una sola excepción, todos los comentarios publicados acerca de este libro hayan pasado por alto esa doble lectura nietzscheana, que seria a la vez una genealogía de la verdad y una genealogía de la critica de la verdad. Este doble nivel seria mas aparente en los cursos orales que en las notas preparatorias. Por ultimo, en la noción de ‘régimen de verdad’, Foucault eliminaría los restos de subjetivismo y de metafísica. Esto muestra que en el pensamiento de Foucault hay mas un movimiento constante mas que virajes, no hay ni continuidad ni discontinuidad, sino una profundización constante de los mismos problemas.

    .

    Defert agrega que la distinción entre ciencia e ideología, defendida por Althusser, no se aplica a la forma en la cual Foucault estudia el problema de la verdad (pero al precio de negar la posibilidad de las ciencias humanas).

    .

    Los editores de MF preguntan a Defert como conciliar el rechazo de los restos subjetivistas aun presentes en una noción como ‘voluntad de saber’, con el interes de Foucault por las practicas de subjetivación en el mundo clásico y en los orígenes del cristianismo. Para Defert, lo que Foucault rechaza es el sujeto constituyente, y lo remplaza con la idea de un sujeto constituido por los regímenes de verdad. No hay un ‘retorno al sujeto’ en Foucault, sino la introducción de un sujeto que es totalmente diferente del sujeto de la subjetividad trascendental. Es una subjetividad plural y constituida a partir de ciertas practicas, especialmente a partir del cristianismo.

    .

    Los miembros de la redacción de MF la preguntan a Defert como explicar la diferencia entre el carácter filosófico del primera curso (La Volonte de Savoir) y los cursos siguientes, Según Defert, en ese primer curso Foucault se habría visto en la necesidad de definir su posición en tanto que ocupante de una cátedra de filosofía (esto no es totalmente exacto. El título de la cátedra es ‘Historia de los sistemas de pensamiento’, ya que Foucault modifica el titulo ‘historia de los sistemas filosóficos que tuvo esta cátedra bajo el filósofo Jean Hyppolite) y frente a un publico desconocido. Aquí parecería que los referentes son por un lado Althusser y por el otro Derrida. Frente a estos, Foucault parece reivindicar una postura Nietzscheana. Pero a partir del segundo año, Foucault vuelve a su proyecto inicial y se aboca al problema del rol de derecho en la construcción de la verdad. Defert piensa que en aquel primer curso hubo una influencia o un dialogo implícito con Deleuze, que acababa de publicar Diferencia y repetición. Este dialogo se puede ver, por ejemplo, en el tratamiento de la filosofía de Aristoteles. Deleuze haría una lectura muy libre de Aristoteles, mientras que Defert ve en la lectura de Foucault una aplicación mas tradicional (al estilo de Guéroult, dice Defert, es decir, escolástica, internalista al extremo), pero al mismo tiempo, termina rechazando la pretensión de la filosofía académica a una verdad intemporal. Y es así que en los cursos subsecuentes, Foucault hace un estudio fundamentalmente histórico de como se origina en el seno de la edad media el aparato represivo y normalizador del Estado. En el fondo, dice Defert, parecería que en el primer curso Foucault, desconociendo el tipo de publico que habría de participar en su curso, elige hacer un curso mas bien tradicional, aunque con muchas conversaciones subterráneas.

    .

    También según Defert, el curso de 1970 no tiene una relación directa con la actividad militante que Foucault llevo en aquellos años, en particular en favor de la reforma del sistema penal y carcelario. Pero si muestra la influencia del Mayo 68, lo que se refleja en el tono Nietzscheano-Marxista de este curso. Foucault retoma una intuición fundamental de Nietzsche acerca de la relación entre historia de la verdad e historia de la justicia, pero la somete a la prueba de las fuentes históricas.

    .

    El reportaje continua explorando la relación entre el pensamiento de Foucault y la política. Hacia el final, Defert evoca la hipótesis de Foucault sobre una conexión entre militantismo político y la filosófica cínica en el mundo griego, para concluir recapitulando la experiencia del militantismo de Foucault en el seno del GIP (Grupo de Información sobre la Prisión).

    *FUENTE

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s