GUÍA DE AUDICIÓN DEL CAMINO PRIMITIVO EN ASTURIAS


EL CAMINO PRIMITIVO EN ASTURIAS

*El camino primitivo a la altura del albergue de Peñaseíta, entre Pola de Allande y El Palo (1.146 m)

.

CONOCER LOS 103 AUDIOVISUALES ANTERIORES

.

104. El encuentro de Camín con Pestañas en Grandas de Salime [el final del Camino Primitivo en Asturias]

<<… porque no es sólo el detalle hospitalario ni el primoroso recuerdo de madera sino la posibilidad, más que posible, de que el experimento colectivo pueda convertirse, al final de mi camino, en realidad. Es decir, querido Profesor, si yo necesitaba encontrar inevitablemente a alguien, para que la revolución del Camino Nuevo fuese un hecho, esa era la persona de…>>

.

.

105. El peregrino del Camino se encuentra con el Grupo y el ser con la necesidad del ser

<<[…] y lo que sí comprendí esa misma mañana, es que lo que mueve a una persona a continuar camino y no detenerse, ni aunque sus ampollas o su tendinitis se lo pida, es lo mismo que nos mueve a aceptar a la primera persona que se cruza en nuestro camino como compañero de vida, la necesidad de seguridad. Porque yo le digo a Bea, a pocos kilómetros de Tineo, que se ha graduado como enfermera hace tres días y que no sabe tratarse las ampollas, porque me responde que a eso no las enseñan, y que fue algo que me resultó inaudito, que debería de pensárselo, lo de escuchar a su organismo y detenerse si es que su organismo se lo dice, y ella qué me responde. Me responde que si eso lo hace pierde al Grupo […]>>

106. El desvío a Obona y el paisanaje. De Ed a Jovino y de casa Ricardo a casa Herminia en Campiello

<< A Ed, que era holandés, le conocí en el trayecto de regreso de Obona, de <<Agua-Buena>>, topónimo que se le otorga al valle. Obona es un antiguo monasterio, el monasterio de Santa María la Real de Obona, donde Feijoo, el padre del Teatro Crítico solía pasar largas temporadas, como se dice, por haberse prendado de la excelencia de esta agua, hasta el punto de hacérsela llevar a Oviedo, y que fue fundado por el príncipe Adelgaster, el hijo bastardo de Silo, y su mujer doña Brunilde, el 17 de enero del 780, aunque la iglesia se construirá en el siglo XIII y siguiendo las concepciones de la orden del Cister, amenazando Alfonso IX, que firmaba documentos como ese desde ahí, y que fue quien concedió la carta puebla a Tineo, a quien osara desviar a los peregrinos de su pola de Tineo y de Obona. Y entonces, cuando él me pregunta que si es interesante, como su guía alemana asegura, y nos presentamos, yo experimento como al darle la mano […]>>

.

107. El nombre no clínico del pene o peregrina que camina sola peregrina en busca de ”aventura”

<<[…] y vive secuestrado por él mismo en su piso, habiendo sido un escritor ganador de un premio pulitzer, y que es […] La pregunta <<tipo sopa>> Ed me la hace cuando dice: ¿Y por qué Paco me pregunta a mí la edad que tiene María? Porque primero me afirma que Paco era guapo y joven, y Paco debe haber alcanzado Borres todavía algo confuso. En realidad, yo he visto a Paco tan sólo un instante. Me había duchado en Campiello, había enjabonado y aclarado en el lavadero unas bragas […]>>

.

110. De la diferencia radical entre la concepción de la hospitalidad y el personaje del hospitalero o la hospitalera entre los peregrinos de los caminos a Santiago y al Finisterre de la Costa de la Muerte

<<Hegel no divide el pensar en lisológico o morfológico, Hegel divide el pensar en abstracto y concreto, el último es la razón y el primero el pensamiento inteligente. Yo, cuando abandono Borres, y a su hospitalero Gerard, lo hago con la información que no pude obtener ni en Tineo ni en Bodenaya, porque Bodenaya es un albergue hospitalario, donde existe un buzón para donativos en la pared y nadie te exige una cantidad determinada, y a cambio se te cuida mucho y se cuida de tus necesidades, de limpieza y de alimentación, porque Alex hace la colada colectivamente, y hasta prepara […]>>

.

111. Hablando de Allande, la fuerza de la costumbre, la fuerza invisible de una inercia

<<… Pero como yo lo digo a aquel hombre del autobús de Negreira a Santiago, sí siempre has creído que era bueno darle esa bofetada a tu hija para que te prestara atención, ahora qué te extraña, que el irracional de turno se sirva del mismo camino que tú abriste de ese modo, porque la fuerza de la costumbre es también una fuerza invisible pero es la fuerza de una inercia. Así que después de La Mortera, valorar, en todo caso, que ha…>>

.

112. La reticencia, una figura retórica intencional. Anacoluto o solecismo

<<[…] o eso que llamo la <<ironía del arte>>. Pero de Camprubí y su tesis tendremos tiempo de ocuparnos futuramente, cuando nos interesemos por el embalse de Grandas, o también, con respecto al CSIC, al final de La Espina, en el concejo de Salas, donde hay una desviación que en el momento en que la vislumbro me sugiere la posibilidad de dirigirme o de proceder a/o desde Canero, que ahora me limito a seguir descendiendo hacia Allande […]>>

114. La terapéutica de la liberación. EL mito del ser. El desengaño y la superación

<<[…] porque lo que hoy la experiencia me dice, es que no hay que darle a nadie que no te ame la mínima oportunidad de saber de una debilidad tuya, porque si no te ama, la utilizará en tu contra, que es lo que quiso decir T. Adorno […]>>

.
115. El paseo por el río Nisón, afluente del Narcea, que atraviesa Pola de Allande

<<[…] donde le reconocieron y yo me encontré con el escudo del concejo, que es una cruz de la victoria, con su alfa y con su omega, y cuando dejábamos atrás la partida, que era de tute, nos cruzamos con el austriaco de la cervecería por vez primera, que únicamente quería saber si en el hotel quedaban habitaciones, que Ed le dijo que sí, así que supongo que Ed se había interesado por ellas, que luego es cuando me pregunta si deseo que andemos juntos por aquel romántico paseo del río Nisón […]>>

.

116. El miedo a perderse por el Camino. Y la finalidad del dato del carnet de identidad o pasaporte, que no es la credencial

<<[…] Y hemos comenzado a dejar la población atrás, primero por la general de la subida al puerto de El Palo, fijándome yo, que él en la mano izquierda siempre sujeta la guía, y la cámara de fotografiar, consultando ésta en todo momento, cuando me asegura que en breve nos hemos de encontrar con un monolito del Camino de Santiago, que yo pienso, que lugar tan extraño para colocarlo pero Ed sólo se refería a un mojón con vieira, que yo le observo: <<Pero es siempre así cómo caminas>>. Porque no comprendo como alguien puede preferir un andar racional a la posibilidad única de dejarse ir con el paisaje, que es de esto de lo que yo te hablaba cuando también me refería al sexo, donde los hombres deberían dejarse vivir su […]>>

117. Del aprender a caminar por el camino y del perderse y morir por caminar en soledad

<< […] perdiéndose durante el itinerario y hallando la muerte por congelación en él, que no fue descubierto hasta muchos meses después, por lo que Ed, que en una anterior ocasión había realizado el camino en bicicleta con su esposa, ahora se encontraba a mi lado, en memoria de su amigo pero yo estaba reflexionando que por cómo de pastosa se escuchaba su voz, lo que se había estado tomando no era tan sólo un café, y aunque le dije delicadamente que lo sentía, porque yo tengo la obligación de confiar en los demás, nos terminamos el vino sin ningún tipo de emoción por mi parte, que es la única cosa, la emoción, que envuelve de veracidad a los hechos, incluso cuando los hechos no son otra cosa que mentiras […]>>

118. El síndrome del paciente identificado

<<[…] Que son estas cosas muy básicas, por las que yo comencé a tomar nota, en aquella fecha en que me sucedió la Experiencia Estética del ”Arte”, en la catedral de Compostela, que tantas personas habrán sido inducidas a la misma experiencia, desconociendo, que lo que han experimentado era esta experiencia misma y no ninguna experiencia de lo sobrenatural, a la que fueron inducidas por los cánones de la belleza y la perfección en la forma que se sirve del espacio de lo sublime. Que entonces, si conoces a un síndrome de asperger, como yo, por casualidad, al dirigirte al albergue de Tineo, y éste te pregunta por los huesos de Santiago, porque él[…]>>

119. El establecimiento de un criterio subjetivo frente al posible criterio objetivo

<<Estudié lo que te adelantaba que estudiaría, que es el momento en que me cuestiono que Fermín sea un síndrome de asperger, porque hasta ese instante, me ha sucedido como a la inmensa mayoría, y no he sabido que pensar, al margen de plantearme que esa persona no era, de ningún modo, normal. Y en la escucha no hay lugar para la pertinencia del mito. Y será, aproximadamente, diez minutos después del encuentro, y a cada minuto que transcurra con él, más responsable me sentiré de esta persona. Y a eso, se que te adelantaba que no sería capaz de llamarlo amor, porque se me imponía internamente como una obligación o como una necesidad. Que esto, mismamente, sucedía cuando me encontraba tratando de discriminar la relación que se había establecido en los primeros compases de la historia de la bioquímica y la biología molecular española, entre tres de sus pilares esenciales, como eran[…]>>

120. El maltrato como desconsideración y la paridad eidética

<<… cuya función es reconocer <<patrones>> pero la empatía es un mecanismo no es una cualidad bondadosa de <<por sí>>. Es el mecanismo que nos permite determinar si […] Porque me temo que el amor es una ideología que encubre y supedita los auténticos alcances de la realidad[…]>>

121. La conducta, la necesidad de legalidad y la desconfianza en los genes que hacen ojos azules

<<[…] Pero volvemos a los ojos de Ed, y por qué son azules y, entonces, tendremos que comprender, que lo que observamos como azul es el iris, que está formado por tres capas, un epitelio dorsal o más interior, de células pigmentadas y que, por regla general, suele ser bastante uniforme en todos los individuos, impidiendo esta melanina el paso de la luz a la retina, que está situada al fondo del ojo y en torno al nervio óptico, que nosotros nunca vemos, como apariencia; y también una capa anterior, al estroma, que es la intermedia, más externa o frontal, que en el caso de Ed y todos los ojos azules, contiene una cantidad inapreciable de melanina, porque lo que la luz que incide sobre ella penetra bien hasta el estroma, que está constituido por una matriz de finas fibras de colágeno, que provocan sobre la luz el efecto de dispersión que se conoce como Rayleigh, de forma que la luz se descompone en distintas longitudes de onda y la banda azul del espectro electromagnético dispersa mucho más que el resto, y que es el fenómeno por el que también observamos que el cielo es azul, y que en el caso de los ojos grises, con una capa frontal similar a la de los ojos azules pero un estroma formado por una trama gruesa de colágeno, provoca que se produzca el fenómeno de Mie, que es[…]

122. Como especie ”sapiens sapiens” desde la cuna nos criamos entre el discurso del mito y el científico, que nos condujo hasta la era molecular

<<[…] un conocimiento de las especies de la flora y la fauna que subsisten en nuestro recorrido peregrino, no porque seamos caminantes en busca de una redención, sino porque a travesamos los campos y lo hacemos como extranjeros, que son las dos acepciones con las que se relaciona ese término […]>>

123. En el camino primitivo el secreto del apicultor y la abeja obrera. Belleza en la vivencia

<<[…] reduciendo por esa ausencia de mundanidad, que es ser representante de un país del que se presume de inmejorablemente situado en el territorio y que, por tanto, ha establecido múltiples relaciones comerciales con otros países, lo que lo convierte en próspero pero no saber observar las costumbres, de allá por donde se anda, desde la magnitud del viajero mentalmente abierto, que el hecho de que él y yo fuésemos productores de células sexuales de diferente identidad, y en qué radicaba esta diferencia de identidad, eso nos[…]>>

124. EL PUERTO DE EL PALO (ALLANDE) MUCHO MEJOR QUE LA CRUZ DE FERRO (LEÓN) PARA EL PERDÓN Y EL OLVIDO [y en la segunda parte del audiovisual de hoy, Alex, hospitalario del albergue de Bodenaya en Salas, nos lee algunos fragmentos de El Gran Caminante, de Antxon Gonzalez Gabarain, alias “Bolitx”, enfermó de ELA y dictó sus últimas palabras ayudándose del parpadeo de sus ojos]

<<[…] Y lo más peligroso de todo el camino primitivo, son esos primeros 300 o 500 metros de bajada. Bueno -se puede ir diciendo uno- hubo un padre, una madre, unas circunstancias familiares pero el reto, ahora que esas circunstancias ya no existen, porque yo ya no existo en una condición de inexorabilidad en ellas, es dejarlas atrás, dejarlas abandonas en este puerto, en cualquier puerto o momento. Y partir de (-x) o (-y) o de un <<algo>> que no sabemos bien qué es pero donde el límite y el cerrojo lo suponemos nosotros.

130. La demonología [DEMAGOGIA] del demonólogo [DEMAGOGO]. El artista plástico MIGUEL LANA y su agencia de publicidad. El dibujo de RAFA DUEÑAS. La búsqueda del perfecto agente pynchoniano. MARIANO BARBACID desde la simpatía y el resumen de las ETAPAS del CAMINO PRIMITIVO desde AVILÉS

<<[…] Así que Avilés-Cornellana, primera etapa, Cornellana-Bodenaya, segunda, la más corta y para compensar el esfuerzo del día anterior, Bodenaya-Borres, la tercera y Borres-Berducedo, por la ruta de los Hospitales, ya que yo de La Puela hice los deberes, la cuarta y la quinta, Berducedo-Grandas de Salime. Así que en total, si no me planteo una absoluta independencia, que sería la de recurrir a hostales, pensiones, hoteles o casas rurales, donde hacer noche, con menos de ciento cincuenta euros – y sin privaciones de ningún tipo- habré alcanzado la frontera de Asturias. Pero retomemos a Mariano Barbacid, al que no le gusta la palabra medicina personalizada porque -en su entendimiento- se trataría, más bien, de una terapia estratificada, dependiente del patrón que sigan los tumores de los pacientes pero que coincidentemente con C.L.O., asegura que si él enfermara de cáncer se trataría en España, porque como C.L.O., advierte, esa idea de que en el extranjero tenemos más posibilidades de sanar, le hace daño a una medicina que, en la actualidad, ha universalizado sus conocimientos y sus tratamientos. Así que el sol, sólo es carcinogénico cuando causa daño tisular, porque ahí debe producirse una reparación de los tejidos que no estaba programada, que es cuando proliferan las células <<pro-genitoras>>, que se dividen tratando de paliar ese daño tisular. Pero lo que me hizo experimentar simpatía por Barbacid, fue la gratitud que él expresó, con un reconocimiento por la persona y la figura del profesor, en su caso dos maestras del bachillerato, y también la siguiente noción que nos ayuda a comprender la naturaleza del cáncer: en el siglo XV, a las enfermedades infecciosas se las conocía como la peste pero hoy en día no se confunde el sarampión con el SIDA o con la gripe, siendo tanto el SIDA como la gripe un virus RNA. Y es, por eso, que no le gusta el término que emplea Mónica G. Salomone, que es el de curar el cáncer, porque el cáncer es un conjunto de muchas enfermedades y es complejo. Sólo que a nivel del cáncer, él quería explicarnos, que de algún modo, todavía nos encontrábamos en el siglo XV, llamando peste a cualquier enfermedad infecciosa, y que es lo que trata de combatir el Proyecto Internacional de los Genomas del Cáncer, ¿o me equivoco, querido Profesor?>>

.

131. El inquisidor Fernando Valdés-Salas según G. Novalín y el ”Elogio de la locura”

<<[…] hombre que ni genial ni original pero era un trabajador incansable, un burócrata, un esclavo del Derecho que llegó a denegarle dinero a Carlos V, para la finalidad de la guerra. Y en ese palacio de la plaza había nacido, que es del siglo XVI y en el que te cobran tres euros, porque dentro se encuentra la oficina de turismo, por una entrada para el museo, que se muestra en la Torre de los Valdés que fue elevada durante el siglo anterior, y que alberga piezas del prerrománico asturiano, que yo preferí ver en la iglesia de San Martín del siglo X, a un kilómetro sobre lo alto, entre las tumbas del cementerio y a la sombra del árbol de la vida y la muerte, de tronco inabarcable, por dos o tres personas, aunque fuesen réplicas, porque luego, en el piso de arriba, todo es leer […]>>

153. BASTONES, CONOS, Y MUJERES DESNUDAS. CÉLULAS CILIADAS, MEDIO SALINO Y OÍDO INTERNO

<<[…] inevitablemente, me fijé fue en una fotografía de una hermosa mujer desnuda, que luego eran varias las fotos y dos las mujeres. Una alemana, su casera, espectacular, y la otra irania, Haneke, pero también espectacular. Y él era lo que aquí cualquiera llamaría imbécil, como su abuelo tantas veces se lo ha llamado, o bobo perdido, o tonto del culo, o pesao, más que pesao, como la mujer tras la barra del bar Stop que no se lo dijo sin razón. Pero era un síndrome de asperger, de eso no me cabe ninguna duda, y cuando descubrí como era que había llegado a establecer una relación con su casera, que era naturista, que él pensó, al principio, que eso era ser vegetariano, y lo que menos se imaginó es que se la iba a encontrar a cualquier hora desnuda por la casa, me di cuenta de que me encontraba ante una de las personas más dulces e ingenuas, emocionalmente hablando, que nunca había conocido. Así que una vez llegado a Alemania, y aceptado por la Mercedes, ellos mismos le facilitaron una lista de ocho personas que lo admitirían en su vivienda, en régimen de convivencia-alquiler. Y primero visitaron él y su primo, que le había conseguido el trabajo, a un hombre, y luego a una anciana, que como dijo Fermín, <<señora usted no está para cuidar a nadie, está para que la cuiden a usted>>, y la tercera fue esta escultural casera. Que él en cuanto abandonó la casa para regresar con sus cosas, no lo hizo sin algunos botes de pintura, porque es que ella con su atractivo lo había fulminado, así que cuando a las seis de la mañana, del día siguiente, llamó a su habitación, para avisarle de que el desayuno estaba sobre la mesa, se llevó una sorpresa colosal, al descubrir a un inquilino, tranquilamente esperándola, en un cuarto recién pintado. Que […]>>

Anuncios

23 Comentarios

    1. Iniciamos nuestra apasionante aventura delante de la catedral de San Salvador. La salida de la capital asturiana es un poco tediosa por larga. Vamos siguiendo, con alguna dificultad, las vieiras de bronce colocadas en el suelo, cada una de las cuales nos lleva a la siguiente. Así, tomamos a mano derecha las calles San Juan y La Luna, y por la izquierda la calle Covadonga que se prolonga en las calles Melquiades Álvarez e Independencia. Desembocamos en la avenida del Cantábrico (N-634), que seguimos unos pocos metros por la izquierda para cruzarla por un paso de peatones. Proseguimos en la misma dirección por las calles Teniente Coronel Teijeiro y Argañosa, delante del bar “El choque” doblamos a la derecha para cruzar la línea del FEVE por una pasarela peatonal, y continuamos por las calles Alfonso I el Católico y Gozón. Ya en el barrio de La Florida, de nueva construcción, tomamos primero una calle a la derecha y otra a la izquierda para salir a una enorme rotonda. Desde ésta seguimos la calle de la derecha y ya salimos de la ciudad junto al parque “Camino de Santiago”. Por una carretera local subimos a la primera aldea rural, San Lázaro de Paniceres, y por distintos caminos de tierra y asfalto, con desniveles continuos, a través del monte Naranco, llegamos a la solitaria capilla de la Virgen del Carmen, en Llampaxuga. Luego proseguimos por una pista en bajada, a través de un bosque de eucaliptos, hasta superar el reguero de la Huerta y llegar en subida a Lloriana. Desde Lloriana bajamos para tomar a la derecha la carretera AS-232, salvando el río Nora por el medieval Puente Gallegos en paralelo a la carretera.

      .

    2. …. salvando el río Nora por el medieval Puente Gallegos en paralelo a la carretera. Por ésta cruzamos la población de Gallegos y a la salida tomamos a la derecha un camino que nos introduce en un precioso bosque de castaños y robles. Al inicio avanzamos en ligera bajada pero pronto empieza el ascenso, que después de un giro a la izquierda se convierte en un duro repecho hasta desembocar en Escamplero, localidad que cuenta con un bar-restaurante (miércoles cerrado) y un albergue de peregrinos. Salimos de Escamplero por la carretera a Avilés, dejamos a mano izquierda el albergue de peregrinos y poco después tomamos un camino a la izquierda que ataja una curva de la carretera. Regresamos a ésta y la altura de la capilla de Fátima volvemos a dejarla para bajar al bucólico y solitario valle del Andallón. Lo cruzamos y después de salvar el río Andallón seguimos a la derecha una carretera hasta Premoño (hay un bar), donde está la capilla de Santa Ana, único vestigio de un antiguo hospital de peregrinos. Salimos de Premoño por carretera y en seguida nos desviamos a mano derecha por un sendero boscoso. Más adelante salimos a la carretera que por la derecha nos lleva a Paladín. Continuando por ésta, y superado el río Soto, en Puerma, tomamos a la izquierda un sendero que avanza junto al río Nalón (el más largo y caudaloso de Asturias), y que desemboca en la carretera AS-234, que ya seguimos hasta llegar al puente sobre el río Nalón. Lo cruzamos y por la derecha ya llegamos a la bonita aldea de Peñaflor, la cual cruzamos por una de sus calles dejando la carretera a mano izquierda. El puente sobre río Nalón data de inicios del siglo XII, donde existió en uno de sus márgenes un hospital de peregrinos. El puente ha sido remodelado en numerosas ocasiones a los largo de su historia; aun así conserva su estructura original. A la salida cruzamos por un túnel la línea del ferrocarril de vía estrecha (FEVE) y proseguimos por una pista llana entre huertos y tierras de labranza. Ya vemos la ciudad de Grado al fondo y llegamos en un santiamén.

Los comentarios están cerrados.