HERÁCLITO DE EFESO, ”EL OSCURO” – (535 – 584 a. C.) – «Este cosmos, que es el mismo para todos, no ha sido hecho por ninguno de los dioses ni de los hombres, sino que siempre fue, es y será un fuego eterno y vivo que se enciende y se apaga obedeciendo a medida»


.

V

Lástima que estas páginas vayan ser tan sólo un residuo ”psicologista” pero por aquel entonces ésta aún no había descubierto en que punto ”genético” se estableció la conciencia humana, por el lado privativo de la ciencia.

.

<<Alcuérdome de nenu.

Aquel yera’l Tiempu.

Pero too eso pasó.

Nun recuerdo bien, sólo queda’l recuerdu

y  esti ye mentirosu por vocación:

una vez soñé que yera Odiseu y les míos primes serenes,

Quería matales y después violales.

O al revés…>>

MIGUEL ROJO

.

Freud nos condenó. C.G. Jung desvirtuó a Nietzsche; no fue capaz a mirar hacia el cielo en la Noche de una manera inocente, con ojos nuevos. Se apoyó en la astrología, espacio de imaginaciones simbólicas. Así pecáis, que es errar de ignorante, como yo misma en lo que no es el <<yo mismo>>.

Pero ¿y las señales? Esas que desoye la mayoría.

Ésta tuvo una señal, en ese mismo momento, en Compostela. Veníamos de la <<Quintana dos Mortos>>, y ni siquiera entonces una conocía que en la Catedral fueron esculpidos dos arcanos del Tarot, y un hombre hermoso se alegró pero grandemente, de ver aparecer a una mujer…

(fin de la página manuscrita)

.

.

.

.

<<Compostela es en todos los casos el final de cualquiera que sea el camino que se emprenda para llegar hasta ella. Salvo uno, el que comienza en Compostela, al tomar la Rúa das Hortas y dejar atrás la Plaza do Obradoiro y la catedral, y que se orienta hacia la Costa da Morte, donde uno va a llevar a ‘aquel que fue’ para morirlo, en el ocaso del Retorno, océano batiente, la mar presente, y renacerlo en el amanecer del regreso. No en todos los casos, y diríase que en casi ninguno, esto sucede de un día para otro, la vida es un proceso, la existencia es un proceso, el Camino es un proceso. Y no por cumplir el rito ancestral, quemar tus viejas ropas, la muda de tu piel, haber andado, haber gozado y llorado, haberte desalmado y almado, has sido peregrino de un camino iniciático. Y esto lo sabe sólo quien lo ha vivido. Pero iniciarse en qué. ¿Qué conciencia iba contigo? ¿Qué conciencia se despertó? ¿Cuál es la conciencia que muere, porque de ella te desprendiste?>>

Narración transcrita en primera persona del femenino (la subjetividad). Compañera de Camino de dos peregrinos que parten de Santiago ya la mañana entrada, y que no se detienen, que andan toda aquella Noche, donde sucede la experiencia ”sobrenatural”, y siguen andando después de haber dejado Olveiroa atrás, el Sol en lo alto, y tratando de alcanzar Corcubión (72 kilómetros de travesía). Pero antes una quiebra dolorosa, una libertad necesaria, conquistada la verdad, una bifurcación de caminos; y el Encuentro con un ‘algo’ que no figura escrito en ninguna guía comercial. Y si eso es lo ‘Sobrenatural’ tú habrás de juzgarlo. Pero comenzando por el principio, ¿tú sabes pensar? Porque si no estás acostumbrado, qué te ayudará a discernir: herramienta crítica por excelencia lo es la Filosofía. Y desde aquí queremos ayudarnos, principalmente a nosotros mismos; a través del Arte, donde en este cuaderno que se hará viajero se incluyen:

.

....

.

Cuatro obras del peregrino y artista asturiano Rafael Dueñas Carazo. Y un dibujo. Y sus notas son interesantes.

Partiendo de la mitología para alcanzar la Razón y volver al ”principio” (del sentido). Si esto ahora te resulta enigmático, no debe importarte, así que sin más preámbulos: el inicio. Sólo con pasar el puntero de tu ratón sobre ello… ya estarás haciendo por ti algo vital. En el caso de que desconozcas las dimensiones del territorio de la filosofía.

*En cada entrada ”atención a los comentarios”, donde se desarrollará lo que se enuncia en lo que le da título.

.

”Al principio fue Caos, pero luego Gea, de amplio seno, sede siempre segura de los inmortales.. y Eros,… que rompe las ligaduras…”

HESIODO, ‘Teogonia’ (vv. 117 – 121)

.

<<Caos era el corte con el que se empezaba una construcción o la fundación de una ciudad. Esta palabra tiene que ver con ”khaûma”, las fauces abiertas de las fieras. El corte produce a la vez una superficie, Gea (el nombre de la Tierra), y el paso de uno a otro es Eros, el amor como atracción que trastorna y relaja los miembros. A partir de Caos y Gea se producen listas en las que ordenadamente van apareciendo miembros que mantienen las características fundamentales de cada uno: de Caos, el ser límite, corte; de Gea, el ser superficie. De Caos proceden Erebo y Noche: La Noche es oscura y un límite, pero no completo porque la negrura de las noches es mitigada por diferentes fuentes de luz, así que Erebo sería la negrura sin paliativos: es un recurso del ”logos” para llegar a algo semejante a conceptos abstractos obtenidos por neutralización de términos, como Noche, en este caso, marcados por características distintas. Y de Noche sale Día y Éter, o sea el límite opuesto: lo brillante. Por otra parte, de Gea, se origina una superficie igual a ella misma: Ouranós, Cielo. Cielo y Tierra serán la primera pareja del orden de los inmortales…>> p. 35

HISTORIA DE LA FILOSOFÍA

.

Y a continuación el progreso:

.

......

18 Comentarios Agrega el tuyo

  1. En ocasión de este filósofo, para celebrarlo, voy a actuar distinto, a lo que lo vengo haciendo. No voy a concretar a continuación unos conocimientos, con los que sí ya cuento, después de las transcripciones de los trabajos del Pr. Nietzsche, del Materialismo Filosófico, y de Antonio Escohotado:

    HERÁCLITO DE EFESO – (535 – 484 a. C) – El fuego de ”el Oscuro” –
    http://kasandrasblog.wordpress.com/2011/05/16/heraclito-de-efeso-535-484-a-c-el-fuego-de-el-oscuro/

    Puedes acceder a ello en ese link y no te pierdas tampoco los comentarios, si es que deseas acercarte a esta filosofía pero, voy a ir más allá… Iré dejándote aquí los enlaces siguientes, que serán una lectura ”imaginada” de un filósofo indio, Sri Aurobindo, en su libro:

    Heráclito y Oriente
    http://es.scribd.com/doc/564028/Aurobindo-Shri-Heraclito-Y-Oriente

    1. Abandoné esa lectura de Aurobindo (los trackbacks de esta entrada recogen algunos fragmentos) sobrepasada la página 40 porque esperaba algo más de ella… Además porque encontré lo más necesario, los aforismos existentes de la obra de Heráclito, pienso que leerle a él es lo esencial para conectar con su filosofía. Hay que tener en cuenta una cosa:

      Heráclito nace en el seno de una familia aristócrata. Esta familia está vinculada al culto de Demeter, es decir a los Misterios de Eleusis, a su culto, sin embargo él abandona todo eso, la religión. Se retira a la soledad del filósofo y la obra que escribe la deposita en el templo de Artemisa Efesia en Efeso, para que aquel que lo desee pueda leerla… No sabemos entonces pero no esperamos un destino demasiado parecido al que hoy tienen los libros de filosofía, con relación al hombre común.

      Antes de comenzar con la exposición de sus aforismos, recomiendo encarecidamente la visualización de este vídeo, que aquí dejo, excelente:

  2. Pero antes de nada, porque aquí ya se nos facilitan las traducciones, sobre todo en el sentido de ”LÓGOS” es recomendable conocer el siguiente análisis de M. Heidegger, ya que el logos ha sido pensado por él:

    http://homepage.mac.com/eeskenazi/logos.html

  3. 1

    Aunque esta Verdad sea eterna, no la comprenden los hombres ni antes de haber sabido de ella ni cuando se enteran por primera vez. Y aunque el universo se desenvuelve según esta Verdad, los hombres parecen no tener experiencia alguna [de ella] cuando se ejercitan en palabras y hechos semejantes a aquéllos cuya naturaleza contraria yo separo y explico aquí. Los demás hombres no se dan cuenta de lo que hacen despiertos, así como olvidan lo que hacen cuando duermen.

    *Logos ha sido aquí traducido por Verdad. A tener en cuenta a partir de ahora, que ya que no conocemos el griego (yo no) es imposible desentrañar en la origen del pensador sus determinaciones y a continuación la nota que se nos ofrece para esta ”justificación’‘.

    Yo voy a formalizarme la frase tal como Heráclito la conjuga, siento que es lo más deseable, ya que Heráclito, intuye (o yo lo intuyo) que por su sabiduría/pensamiento, se conocerán la inmortalidad de sus palabras…

    1. (1) Aunque el Logos sea eterno, no lo comprenden los hombres ni antes de haber sabido de ello ni cuando se enteran por primera vez. Y aunque Todo se desenvuelve según este Logos, los hombres parecen no tener experiencia alguna [de ello] cuando se ejercitan en palabras y hechos semejantes a aquéllos cuya naturaleza contraria yo separo y explico aquí. Los demás hombres no se dan cuenta de lo que hacen despiertos, así como olvidan lo que hacen cuando duermen.

      1. Heráclito se experimenta diferente a los hombres en general; él se considera consciente y esta consciencia radica en un darse cuenta de las cosas (o los hechos) como ”son”, y como las percibimos en ”apariencia”, antes de haber intentando desentrañarlas, que es cuando nos hacemos cargo de su naturaleza pero ese análisis parte de lo único que es posible conocer, que es a uno mismo y su funcionamiento, sus procesos, la realidad en sí pero en uno, la verdad en sí pero en uno, si es que se es capaz de afrontar lo que sea con despiadada veracidad; nada es bueno o malo, no es moral el sentido de una cosa, son las inadvertencias (propias de cada uno) las que tienden a convertirla en moral, tiñendo el conjunto de lo en sí de afecciones, no comprendiendo que algo sea la expresión de un signo (+) o (-), una polaridad (incluido su punto de equilibrio o quizá lo llamado neutro); tanto bueno uno como lo otro, tanto malo uno como lo otro, es decir, ya que nos equivocamos al juzgarlo, al enfocar nuestra mirada en esa modalidad. Sin embargo, Heráclito si juzga al hombre, y establece lo (+) en sí (en él) y lo (-) en el hombre que no se da cuenta, no es consciente, y que cuando actúa y habla desconoce.

        Logos como por sí, aquello inapelable, lo que es es y siempre ha sido y siempre será: la acción (anábasis ycatábasis, progressus y regressus) y el orden de la acción.

        Pero esto lo digo hoy, y lo digo para mí… Lo interesante será ver lo que logro expresar acerca de ello, cuando siga avanzando en el Camino de la Filosofía y me confronte a mi misma, en lo que seré, si es que soy, con lo que he sido…. aquí, por ejemplo, ahora.

        En principio sé que se me escapan cosas importantes de precisar, y lo sé con algo no concreto, lo sé intuitivamente pero como Heráclito sabe; el logro estará en que en el regreso, que habrá sido progreso, consiga ser tan concisa y certera como Heráclito, que es el sabio (pero de la misma manera que yo, y que tú, porque potencialmente esto es lo que nos descubre, y donde potencial es lo determinante).

        Ahora bien, te ayudará a conectar con éste Heráclito, lo siguiente, y recuerda que para nosotros existe el handicap de no poder acceder, primero al registro desde donde Heráclito formula sus principios, no lo leemos en su griego y tampoco nos ha llegado todo aquello que él necesitó compartirnos…

        Mecánica Cuántica – La realidad es un sueño

  4. 2. Es necesario entonces seguir lo que es común. Pero aunque esta Verdad sea común, la muchedumbre vive como si tuviese una inteligencia individual.

    (2). Es necesario entonces seguir lo que es común. Pero aunque este ‘Logos’ sea común, la muchedumbre vive como si tuviese una inteligencia individual.

    NOTAS:

    Común: es decir, universal. Es necesario obrar de acuerdo con la Verdad universal, conforme con la realidad de los hechos. Los hombres ignorantes obran en cambio, arbitrariamente, de acuerdo con su opinión personal, subjetiva, carente de validez (cfr. fragm. 89).

    La muchedumbre: los más, el vulgo; en Heráclito tiene siempre un sentido despectivo. “Los fragmentos que atacan a la multitud son muy numerosos. Adviértase la oposición, característica en Heráclito, entre el sabio que medita sobre el Universo y vive armoniosamente con él, y la multitud inconsciente. Pero sería cometer un singular error ver, en este desprecio, el desprecio por el hombre en general. Heráclito solamente manifiesta el orgullo y la exaltación del trasmundo que descubre. Con qué ternura, en cambio, se inclina sobre los hombres que buscan su camino, por ej., en los fragms. 44, 75 y 116”.

    1. Expongo lo siguiente: La Naturaleza es auto-coherente, esto lo dice algún científico.

      Todos tenemos en común la misma naturaleza. Somos genoma.

      Hasta una persona inculta, de bajos actos, dice de sí: yo soy muy lista. Y se siente grande por ello. Si alguien quiere halagarte, y no se trata de sexo, o es sexo encubierto, dirá: qué inteligente eres. Un psicólogo se preocupará de afirmarte esto, aunque seas especialmente absurdo. Lo que es común también es mundo y lenguaje. Tener un pensamiento de especie quizás nos ayudaría pero ni siquiera somos conscientes de lo que somos ni por qué lo somos.

  5. 3. El sol, grande como el pie de un hombre.

    1. Con sus grandes pies, el hombre, e incluso con pies pequeños, da grandes pasos.

      Ahora bien, visto desde la Tierra el sol, parece tener, como mucho, ese diámetro.

      Un paso es progreso. La luz del sol no deja de estar en contacto con la tierra.

      Y cuando ya no luce ni sobre ti, ni sobre mí, ilumina y se posa (dando vida) sobre otro lado de la esfera.

      Además, ¿qué nos sostiene a nosotros, en qué nos apoyamos, y qué significa esto?

      Sin la luz solar el mundo no andaría, no habría andado… Es decir, ¿sería Naturaleza siquiera?

  6. 4. Si la felicidad consistiese en las satisfacciones del cuerpo, entonces diríamos que los bueyes son felices cuando encuentran hierbas para comer.

  7. 5. En vano tratan de purificarse lavándose con sangre, como si quien se metió en el barro con barro se limpiara. ¡Insensato parecería aquél que observara tal acción! Y aun dirigen sus plegarias a las imágenes de la divinidad, como si se pudiese hablar con las paredes, sin procurar conocer la naturaleza de los dioses y de los héroes.

    1. Heráclito es crítico con los ritos de su comunidad. Y hay quién se pregunta, ¿era racionalista? Desde luego iconoclasta.

  8. He pasado un día maravilloso con Heráclito. A Heráclito hay que leerlo y disfrutarlo. No olvidar de él un fuego, que no es tampoco el fuego al que estamos acostumbrados, que es un fuego elemental (acción-creación). Y acordarse sobre todo que el devenir es inocente, que todo es continuo devenir y que existe un lógos. Que ese lógos la mayoría de los hombres no lo comprenden aunque se les explique. Que lo parecen comprender. Registrada la experiencia en el cuaderno número VIII. Y finalizado, ya tras el encuentro con el poema del Ser de Parménides, cuyo concepto clave es el ente. Lo mismo que en Heráclito lo era el lógos.

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s