3 Comentarios Agrega el tuyo

  1. “Las repúblicas declinan en democracias y las democracias degeneran en despotismos”
    Aristóteles

    El significado literal de democracia es: “El gobierno del pueblo por el pueblo”. Pero en ningún momento hemos renunciado a ser una república para pasar a ser una democracia, sino que escogimos ser una república democrática.

    República significa: “La cosa pública o común”. Y se refiere a que cualquier acción política debe estar orientada hacia el bien común, en contraposición al beneficio de grupos o clases

    República, monarquía y democracia son tres regímenes diferentes de sistema político que puede adoptar un país. Imperio refiere a la relación de un país con el mundo por lo que no es comparable con los primeros. Una república puede ser imperio, o no; una monarquía puede ser imperio, o no, y así sucesivamente.

    Para hacer una descripción básica de regímenes políticos, porque de cada punto se puede analizar miles de variaciones y caracteristicas, tenemos:

    1) Una Monarquía es aquel régimen político donde el jefe de estado es un monarca o rey y donde el traspaso de autoridad se da en forma hereditaria (de padre a hijo).

    El Monarca constituye el dueño formal del Estado y, por tradición, el elemento de unión entre todos los miembros de un país y representante del mismo ante el extranjero. El monarca absoluto puede hacer lo que deseé, pero en las monarquías constitucionales europeas su rol es más bien simbólico (elemento de unión entre los miembros de un Estado) y tiene poco o nulo poder real, generalmente limitado a la posibilidad de disolver el parlamento para el llamado de elecciones anticipadas.

    2) Una República suele ser una democracia donde no existe rey. Generalmente el rol del monarca es sustituido por un presidente, el cual es un ciudadano elegido por sus pares en elecciones universales, periódicas y limpias y que, concluido un período determinado de tiempo, es sustituido por un nuevo presidente.

    De hecho, los estadounidenses describen a su presidente como un “rey por cuatro años”.
    A diferencia de las monarquías constitucionales europeas, los presidentes suelen tener mucho más prerrogativas y poderes que un monarca y es tanto Jefe de Estado como Jefe de Gobierno porque, salvo la notable excepción francesa, no existe el rol de primer ministro.

    3) Democracia: es un debate muy largo pero en su definición mas básica, es la forma de gobierno que reúne las siguientes características básicas:
    a) Libertad de asociación y organización (partidos políticos, ONG, sindicatos, etc.).
    b) Libertad de pensamiento y expresión
    c) Derecho de sufragio activo y pasivo
    d) Derecho a competir por el apoyo electoral (derecho a ser elegido)
    e) Fuentes alternativas de información accesibles (libertad de prensa y de expresión)
    f) Elecciones periódicas libres y justas, que produzcan mandatos limitados (el poder esta restringido por la ley y por la división de la estructura de poder: ejecutivo, legislativo, judicial, etc.).
    g) Instituciones que controlen y hagan depender las políticas gubernamentales del voto y de otras expresiones de preferencias (los distintos poderes políticos se controlan entre sí para evitar la concentración del poder).

    En esencia, la mayoría de la población de un país democrático son ciudadanos, es decir personas poseedores en teoría y en la practica de derechos políticos (elegir y ser elegidos, reclamar a las autoridades, organizarse, expresar sus ideas, etc.) para lo cual se suponen garantizados también sus derechos civiles y sus derechos humanos. Los gobernantes son ciudadanos que representan a sus pares en una estructura de gobierno dividida de modo tal que ningún hombre posea poder absoluto y, de hecho, los distintos representantes se controlan entre sí. La ley, impera sobre el deseo de los hombres.
    En fin, se puede hablar muchísimo más.

    Ahora bien, respecto a los Imperios, Potencias y demás países.
    Los países periféricos son aquellos que carecen de capacidad de modificar esencialmente al mundo sino que, por el contrario, se adaptan al él les guste, o no les guste.
    Los países centrales son aquellos con capacidad suficiente para establecer las reglas de juego que organizan el mundo o, al menos, una región del mismo, ellos no se adaptan al mundo creado por otros sino que logran que los periféricos se adapten al mundo creado por ellos.
    Los países centrales pueden organizar su área de influencia según una estructura imperial o de potencia. Un imperio establece algún tipo de representación de su capital en los territorios periféricos que controla, incluyendo funcionarios y fuerzas armadas obedientes al mismo. Por ejemplo, la mayoría de los imperios europeos durante la Edad Moderna instalaba virreyes (representantes del rey) en sus colonias.
    Una potencia, en cambio, no establece una permanencia permanente en los países periféricos sino que los obliga a organizarse política, cultural y económicamente según los patrones de la potencia. Por ejemplo, durante el auge del Reino Unido su régimen económico de libre comercio atado al patrón oro constituyo la base de la estructura económica internacional. La mayoría de los países “liberados” por Estados Unidos se transformaron en democracias capitalistas a pesar de que dicha potencia no estableció una representación política permanente en las mismas (Alemania, Italia, Japón, Francia tras la Segunda Guerra Mundial, por ejemplo).
    En general, el dominio de una potencia es más sutil que el de un Imperio porque la sociedad periférica aceptada termina aceptando como propio el régimen político, económico y cultural impuesto o difundido por la potencia (la mayoría de los países de Sudamérica adoptaron el régimen político estadounidense tras sus respectivas guerras de independencia sin que existiera imposición forzada por parte de este). En cambio las sociedades periféricas suelen resistir los imperios porque suelen quedar excluidas del proceso político (los nativos estaban impedidos de acender a la categoría de virrey, por ejemplo).
    Sartory Giovanni “¿Qué es la democracia?”

    http://es.answers.yahoo.com/question/index?qid=20080805174547AAyDB9p

  2. La democracia y la república
    “Las repúblicas declinan en democracias y las democracias degeneran en despotismos”
    Aristóteles

    Estamos viviendo actualmente los problemas de no saber el significado y diferencia entre república y democracia. Y uno de los mayores problemas es la demagogia de nuestros políticos y gobernantes.

    Seguramente todos recordamos los comerciales (todos los de cierta generación claro) en cierto canal de televisión mexicana donde empezaban con la frase: “Hermosa república mexicana…”, Decían república, no “hermosa democracia mexicana” y la razón es que antes que democracia somos una república.

    El significado literal de democracia es: “El gobierno del pueblo por el pueblo”. Pero en ningún momento hemos renunciado a ser una república para pasar a ser una democracia, sino que escogimos ser una república democrática.

    República significa: “La cosa pública o común”. Y se refiere a que cualquier acción política debe estar orientada hacia el bien común, en contraposición al beneficio de grupos o clases.
    Escogimos vivir en un régimen democrático, pero avalado por instituciones republicanas, estas instituciones prohíben que el poder este representado en una sola persona o que éste sea hereditario.

    Pero la noción de una república, tampoco contempla el concepto de una democracia directa, el poder debe recaer en una asamblea, en nuestro caso representada en primer lugar por la cámara de senadores y en segundo lugar por la de diputados.

    El problema de no conocer la diferencia entra una y otra (desconocimiento por parte del pueblo y disimulo por parte de los políticos) ocasiona principalmente el uso de la demagogia como elemento de disuasión, corrupción y falta de preparación para puestos públicos.

    Cuando algún gobernante en funciones (a diferencia del aspirante) busca el aval del pueblo por medio de plebiscitos o consultas públicas, esta pasando por encima de las instituciones republicanas, instituciones que fueron aceptadas por el pueblo para que los gobernantes no tuvieran que estarles consultando de cada cosa que suceda en la nación, en su búsqueda del bien común.

    Estas instituciones se llaman leyes, se llaman constitución, se llaman congreso, se llaman escuelas, se llaman educación laica (entendida por cierto erróneamente como educar promoviendo el ateismo en vez de educar con respeto hacia las diferentes creencias religiosas personales).

    Una de las principales razones de ser de una república, es el imperio de la ley, y es una tremenda contradicción pretender librarse de esta con el pretexto de hacer lo que el pueblo manda, en este caso el pueblo no tiene la razón en contraposición de las leyes, si así fuera, cualquier mayoría podría decretar la desaparición de minorías (indígenas, protestantes, pordioseros, etcétera).

    Pero también la república protege en forma inversa, no se puede defender a una minoría con el pretexto de preservar sus usos y costumbres (vender o maltratar a los hijos), si estos dañan los derechos protegidos por las leyes de la república, recuérdese que hablamos de la cosa pública o común.

    En el nacimiento de las primeras republicas estaba contemplado el derecho del pueblo a rebelarse contra las leyes en caso de que estas fueran injustas, pero actualmente el problema no es que sean injustas, sino que no se aplican cómo, cuándo y contra quienes deberían, y una de las razones es precisamente la demagogia.

    Ahora bien, no toda la culpa la tienen los gobernantes demagogos, sino también el pueblo inculto que no sabe como reconocerlos y para esto la republica también contempla soluciones. “El pueblo no es naturalmente republicano, la educación debe prepararlo” (Ikram Antaki).

    La democracia es uno de los mejores sistemas de gobierno actuales, pero si no esta soportada por las instituciones que representa la república, entonces esta puede degenerar en una tiranía del pueblo o en un pretexto para avalar políticos prepotentes y deshonestos.

    Dice Madison: “En la república, la voz pública expresada en los representantes del pueblo, puede ser más cercana al bien público que la expresión misma del pueblo”.

    Los políticos que buscan solo el consentimiento de las masas por medio de acciones populistas, en realidad solo buscan el poder aunque tengan que despreciar las leyes, pero en una república están separados; el poder reside en el pueblo y la ley en las instituciones.

    Pero esto solo lo saben quienes conocen la diferencia entre república y democracia.

    Existen o han existido monarquías republicanas, democracias militares (si, es posible si el pueblo lo elige), tiranías republicanas, democracias anárquicas, pero nosotros hemos elegido el sistema de República Democrática.

    Y para esto tenemos que saber –mínimo- que significado tiene en la práctica, de lo contrario vamos a seguir viviendo en un sistema que se llama así mismo democrático y republicano, pero que en la realidad es un sistema que permite y alienta líderes déspotas, populistas y demagogos que utilizan la constitución y las leyes para lo que se usa el papel de baño.

    Todo esto lo resume magistralmente Ikram Antaki en una frase: “La ideología republicana va a la par del triunfo de la razón sobre el imperio de los prejuicios, el oscurantismo religioso, la superstición y las creencias; esta convencida de que el progreso de la conciencia pasa por la difusión de la instrucción”.

    http://bujanda.blogspot.com/2005/01/la-democracia-y-la-repblica.html

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s