Seven Clovers (siete tréboles) en Deba


Con la prisa que me di en despedirme de estos dos caminantes con cara, olvidé las botas en el cuartucho, a la mañana siguiente, cuando las necesité, allí seguían. Me habían contado que al final lo de la talasoterapia había sido una ganga, dos por el precio de uno, una oferta especial. Me sonó a cuento, y si la pretensión era que me arrepintiese de no haberles acompañado, no todas las personas nos regimos por el canon de la envidia. No me bañé con ellos porque eso lo dejaba pendiente para mi regreso a Donostia, de lo que en Deba sólo me pareció un triste remedo.

.

.

En el refugio dos parejas, una de ellas apenada, Paqui se había lesionado la tarde anterior y una dolorosísima tendinitis le impedía caminar. También, como las amigas madrileñas de Orio, habían preparado este viaje con tremenda ilusión. Me ofrecí a darle un masaje por ver si tenía algún remedio, y quedamos en encontrarnos en el mismo lugar después del desayuno y de que yo me pasase por la oficina de turismo para intentar arreglar lo mío. Me moldeé lo que pude el pelo, alguien se había dejado un bote entero de espuma, que aunque con el surtidor desgazado, la compartía, me maquillé, lo necesitaba para mejorar mi maltratada auto-imagen, y me puse los pantalones largos de paseo. Una mujer me indicó un pub irlandés un poco más adelante el Seven Clover, en Hondartza Kalea, no tiene perdida, frente al parque que va a dar a la playa.

.

.

.

.

Tras la barra Rosa, la camarera mas ‘fashion’ del Camino. A quién, por supuesto, le hice otro de mis regalos inmateriales, me encantó su fuego.

.

.

Los baños surtidos a efectos de cualquier contingencia que pudiera plantearse. Y allí uno de los pastelillos más deliciosos que habré probado en mi vida. Repostería Martínez o similar pero que rica.

.

.

.

.

*Estimado visitante o lector, esta entrada forma parte de un conjunto más amplio y de una experiencia terapéutica. Si has dado conmigo remitido por alguna amistad o bien porque la casualidad te guió hasta mí, te recomiendo que lo visites por si pudiera ser de tu interés. El enlace al que yo personalmente te remito es el siguiente EVOLUCIÓN, donde te dirijo unas palabras.

** Si te encuentras dentro de La lectora y la Magia, hallarás este Camino íntegro en la pestaña que aquí figura como Vía Evolución. En otros apartados de esta bitácora existen experiencias anteriores relacionadas con el Camino a Santiago o milenaria peregrinación por la ruta de las estrellas. Además de otros apartados en las diversas pestañas cada uno con sus particularidades, donde el contenido global de la misma ha sido o esta siendo listado.

*** Puedes igualmente plantear cualquier pregunta o duda en los comentarios, sea esto porque hayas llegado aquí en busca de algo, y no hayas sido capaz de dar con ello, o sea porque la inquietud te ha surgido aquí mismo. A veces me encuentro en el Camino y no en el albergue virtual, de todas formas regreso. Gracias por tu atención .*)

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s