El pintxo de tortilla española


.

Cuando regreso a la cafetería observo que todos los cuadros que conforman la decoración son obra de Mendi. Tras la barra el dueño que no me mira con buenos ojos. Pido otro café y ya entonces hay hambre para el pintxo que como el equipaje y los bastones espera por mí sobre la mesa. Ha transcurrido otra hora desde las últimas notas. En el televisor una noticia me hace fijarme en la coincidencia de ese instante, se nombra a una Mariló; la segunda vez que lo escucho tal que así. A mi lado, ahora, tres jovenes vestidos con mono de trabajo, vuelve a llamarme la atención ese símbolo que parece un trébol de cuatro hojas, escribo bajo él, aquí laburu, les pregunto por el significado, no son cordiales como el anterior cliente que ocupaba su mesa, al contrario, de comportamiento bastante memo; uno responde que no tiene ni idea. Pago lo consumido, le doy las gracias a la camarera por las molestias que le haya podido ocasionar, el dueño desagradable, ella quizá su hija, y me encamino de nuevo al estanco, calle de Gipuzkoa número 51, donde me descargo de la mochila en la trastienda.

.

.

.

.

*Estimado visitante o lector, esta entrada forma parte de un conjunto más amplio y de una experiencia terapéutica. Si has dado conmigo remitido por alguna amistad o bien porque la casualidad te guió hasta mí, te recomiendo que lo visites por si pudiera ser de tu interés. El enlace al que yo personalmente te remito es el siguiente EVOLUCIÓN, donde te dirijo unas palabras.

** Si te encuentras dentro de La lectora y la Magia, hallarás este Camino íntegro en la pestaña que aquí figura como Vía Evolución. En otros apartados de esta bitácora existen experiencias anteriores relacionadas con el Camino a Santiago o milenaria peregrinación por la ruta de las estrellas. Además de otros apartados en las diversas pestañas cada uno con sus particularidades, donde el contenido global de la misma ha sido o esta siendo listado.

*** Puedes igualmente plantear cualquier pregunta o duda en los comentarios, sea esto porque hayas llegado aquí en busca de algo, y no hayas sido capaz de dar con ello, o sea porque la inquietud te ha surgido aquí mismo. A veces me encuentro en el Camino y no en el albergue virtual, de todas formas regreso. Gracias por tu atención .*)

Anuncios

5 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Con música celta de Orio a Zarautz a Guetaria a Azkizu, de la mano de Alasdair Fraser

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s