Del puerto fluvial y la playa de Orio


.

Por la izquierda asoma un águila, en sus garras una serpiente viva que deja caer entre el bando de los troyanos, esto era interpretado como un pésimo presagio. Por la izquierda unas niñas se despiden del hombre que labra cercano a una chavola y caminan por delante de mí.

.

.

Orio está ubicado en un meandro del río, fluvial es su puerto, con gran tradición de traineras, la fuerza de sus brazos era la potencia que impulsaba a estos hombres por la mar. Es un agradable paseo pero el conjunto no me inspira ningún sentimiento elevado.

.

.

La playa recibe el nombre de la Antilla, muy concurrida en verano se dice, también conocida como Plaiaundi. La actividad de los astilleros que en esta ría se consolidaron, se construían fragatas y galeones para la Armada, se vino a pique cuando en el siglo XIX la ría se anegó de arena. Las corrientes a veces juegan la peor de las malas pasadas. He visto Salinas, el arenal cercano a mi casa en Asturias, amenazado de muerte en los cimientos de su recorrido urbanizado. Multitud de operarios tratando de remediarlo, las excavadoras habitantes igual que las gaviotas,  mientras se aproxima el estío. El mar, la mar es implacable, ahora en calma.

.

<<El mar. Chasquido breve,
muerte de adolescencia
sobre la arena tibia.
Playa.
El mar. Ámbito exacto:
allí acaba, aquí empieza,
aquí estoy yo, allí ella.
Ausencia…//

Pedro Salinas

.

Uno de los bebés más lindo  del que he sido testimonio. Me ofrezco a sacarle una fotografía con sus padres, logro que sonría, ya es difícil pero la intrusa le agrada,  le pido a otro alguien que me tome una a mí, ésta, al ser joven, no discute cuando me pongo en movimiento en la dirección contraria, que raro es que no se me pida que me de la vuelta. Pocos entienden la estética de las espaldas.

.

.

He caminado peregrina hasta el término del espigón, luego  en dirección a la zona verde. Voy leyendo los menús que se ofrecen en los varios restaurantes. Hay bullicio, hay infantes riendo y disfrutando, hay alguien que patina y por fin me decido ante la sustancia apetecible de algunos platos.

.

.

.

.

*Estimado visitante o lector, esta entrada forma parte de un conjunto más amplio y de una experiencia terapéutica. Si has dado conmigo remitido por alguna amistad o bien porque la casualidad te guió hasta mí, te recomiendo que lo visites por si pudiera ser de tu interés. El enlace al que yo personalmente te remito es el siguiente EVOLUCIÓN, donde te dirijo unas palabras.

** Si te encuentras dentro de La lectora y la Magia, hallarás este Camino íntegro en la pestaña que aquí figura como Vía Evolución. En otros apartados de esta bitácora existen experiencias anteriores relacionadas con el Camino a Santiago o milenaria peregrinación por la ruta de las estrellas. Además de otros apartados en las diversas pestañas cada uno con sus particularidades, donde el contenido global de la misma ha sido o esta siendo listado.

*** Puedes igualmente plantear cualquier pregunta o duda en los comentarios, sea esto porque hayas llegado aquí en busca de algo, y no hayas sido capaz de dar con ello, o sea porque la inquietud te ha surgido aquí mismo. A veces me encuentro en el Camino y no en el albergue virtual, de todas formas regreso. Gracias por tu atención .*)

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. La salida de Donosti o San Sebastian hacia Orio por el Igueldo

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s