Entre la playa de Ondarreta y el monte Igueldo, el ‘youth hostel’ La Sirena


El Palacio de Miramar, como el nuestro del que tantas veces le he hablado, es la sede del Musikene (centro superior de Música del País Vasco), también de los cursos de verano de su Universidad. De estilo inglés y basado en un proyecto de Selder Wornum, un encargo (1988) de la viuda de Alfonso XII, que en busca de las aguas y los baños, trasladó a la urbe la corte de Madrid, enamorada como yo misma de ella, <<Doña Virtudes>>.

.

.

Miramar es muga entre las dos playas, al final de Ondarreta un paseo desde el que compruebo que lo que buscaba da solo conmigo. El <<Peine de los Vientos>> de Eduardo Chillida, en Gijón ora el <<Elogio del Horizonte>>. Allí es hacia donde me dirijo, a donde usted y yo convocamos una cita mágica pero no ahora; conozco la existencia del <<Libro de los Plagios>> y el alzheimer que le desoló; eso tan cruel que derrota a la memoria y a los besos, donde va sumiéndose  uno en la sombra de lo que fue, inevitables los besos y pensar en Aleixandre: <<La memoria de un hombre está en sus besos. / Pero nunca es verdad memoria extinta. / Contar la vida por los besos dados / no es alegre. Pero más triste es darlos sin memoria. / Por lo que un hombre hizo cuenta el tiempo. / Hacer es vivir más, o haber vivido, / o ir a vivir. Quien muere vive, y dura //>> donde se encuentran: ; me lo imagino paseando por aquí mismo, con un cartelito al cuello, un abrazo tan tardío, en la profunda humanidad de dos necios. Dos policías vienen caminando por la arena. Les espero detenida y son ellos los que me indican la dirección del albergue Ondarreta la Sirena (943 310 268‎). Cruzo por un parquecillo, éste acompaña al mismo paseo. Wiesbaden intersección con Pamplona, paseo del Monte Igueldo, se sigue subiendo, hasta el número 25 y se comprueba que el Camino se desplaza a mano derecha, metros antes por el mismo; por ahí mañana.

.

.

Tras el mostrador de recepción un hombre que me recuerda a Luis, mismo aspecto físico, misma parsimonia, suave tono de voz y por tanto medio sendero recorrido hacia mis simpatías, habla por teléfono y decide continuar su conversación en la terraza, que se prolonga y se alarga dentro de mis botas. Son 17 euros con algo -me dice, no se hace descuento al peregrino pero sólo por el bufette de desayuno, incluido en la tarifa, compensa, ya verás como sí; y que remedio -respondo yo, sigue sonriente Luis ahí- pero cómo que no puedo ocuparla ahora. No, porque se están acondicionando las habitaciones, y eso sí que me enfada, a mi cuerpo. Los planes se trastocan. Ya no habrá ducha reparadora y comida en la casco antiguo. Me abre la consigna, todo lo que puede hacer, también se incluye en el precio, dejo a la Roja en una taquilla inferior -sin candado- y me dirijo por unas escaleras exteriores hacia el pequeño parque urbano situado dentro de la manzana. Ahí podría leer, consultar la guía si me consuela, lo que suelen hacer los otros… lo que me ha sugerido; además del Hogar del jubilado. Económico y sabroso.

.

.

.

.

.

*Estimado visitante o lector, esta entrada forma parte de un conjunto más amplio y de una experiencia terapéutica. Si has dado conmigo remitido por alguna amistad o bien porque la casualidad te guió hasta mí, te recomiendo que lo visites por si pudiera ser de tu interés. El enlace al que yo personalmente te remito es el siguiente EVOLUCIÓN, donde te dirijo unas palabras.

** Si te encuentras dentro de La lectora y la Magia, hallarás este Camino íntegro en la pestaña que aquí figura como Vía Evolución. En otros apartados de esta bitácora existen experiencias anteriores relacionadas con el Camino a Santiago o milenaria peregrinación por la ruta de las estrellas. Además de otros apartados en las diversas pestañas cada uno con sus particularidades, donde el contenido global de la misma ha sido o esta siendo listado.

*** Puedes igualmente plantear cualquier pregunta o duda en los comentarios, sea esto porque hayas llegado aquí en busca de algo, y no hayas sido capaz de dar con ello, o sea porque la inquietud te ha surgido aquí mismo. A veces me encuentro en el Camino y no en el albergue virtual, de todas formas regreso. Gracias por tu atención .*)

Anuncios

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. De Pasajes de San Juan a San Sebastián del día y la Noche

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s