IRUROK – ZIORTZA (Carta al vacío)


Día 2 de Abril,

desde el mágico banco del albergue  de Iñaki

.

.

Comienzo estas letras desde el pesar.

(el monasterio cisterciense de Zenarruza se eleva a mis espaldas en las sombras últimas de la tarde húmeda,  con su águila y su calavera sirviéndome de excepcionales testigos o amparándome)

Hoy alguien importante en mi vida ha muerto y el número n del olvido se hace necesario. A mi derecha una copa de txacoli y frente a mi Lhasa, su voz fluvial: <<Rezar, Santa María>>.

Tú ni siquiera has descubierto lo definitivo de las palabras que te escribí. Mis últimas letras para ti. Pero esta mañana.. dije que vendría aquí, a esta mesa rústica, a este tronco, a este lugar hermoso, que casi alcancé por error o dejándome guiar por la preocupación de otro.

Yo no te voy a engañar. A ti que no conoces el límite y crees que el dinero puede comprarlo todo. Yo no me vendo. Tú eres la que continuamente te prostituyes. No sé cuándo comenzaste a hacerlo, yo jamás lo evité. Sencillamente no tengo precio. Cuando llega la última oportunidad era eso que dejaste pasar. Y sin embargo qué equivocada estás gozando o regodeándote en la ilusión de tu miedo. ¿Sabes cuándo me ocurrió a mí el miedo ayer? En una curva del camino. Dije: <<¡Por dios, No!>>. Y sin embargo todo sucedía porque éramos dos los que nos asustábamos, aquel caballo nativo, cuadrúpedo de su tierra, y yo. Pero hace frío. La noche ha vuelto a echarseme encima como un momento. Como yo ya no te cubriré a ti. Y no es que me hayas perdido a mí. Yo no pertenezco. Es que jamás has dado un leve paso por hallarte a ti. Aunque te deseo que estés bien siempre. Aunque conozca que probablemente jamás llegarás a saber de que te hablé durante los últimos años. Y querida mía… más duro que enterrar a los propios padres … no existe en el Mundo. Y sin embargo, por ti luché más, con más ahínco. Con más premeditación.

Aquí, a donde  yo me dirijo ahora, a este comedor, le habrías encontrado todo el sabor de lo que andas deseando, ¿o debería decir envidiando? En fin, es la hora de cenar. Imagino que continuaré a lo largo del Camino no hablando para ti, porque ya he perdido toda esperanza, tu cobardía es proverbial, sino para aquellos que jamás han tenido la fortuna de que alguien bueno, alguien ‘por fin’ sano, les impulsara a Despertar.

María.

.

Anuncios

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Supongo que aquí fue donde alcancé los ámbitos del arcano de La Estrella. Quizá como en Orio. Pero no fue igual. Tan distinto como podía ser. Tan mágico en ambas provincias: Gipuzkoa y Bizkaia

  2. La salida de Guipuzcoa y la entrada en Vizcaya o de Deba a Zenarruza

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s