Skip to content

Del primer anochecer en Gernika-Lumo (el bombardeo de Guernica)

julio 30, 2010

.

Conozco a Juan Bautista en cuanto me instalo en la habitación. Sólo es extender el saco y sacarme las botas a la fuerza, el cierre de una de ellas por completo inutilizado. Juan Bautista dice que me espera abajo para irnos a cenar algo. Así es por norma el encuentro entre peregrinos, coincides y tan amigos, aunque luego descubras que tú no tienes nada que ver con esas personas, a no ser los hábitos: alimentarse, dormir, el aseo. Aparece Carmen en la habitación, conocía el hecho de que se había registrado porque estuve a punto de quedarme con su teléfono para llamarla, venga únete que nos vamos a cenar -le digo. Creo que su tendencia es a replegarse, por lo que me había contado a la mañana: <<No, si no tengo hambre>>. Pues te tomas el café con nosotros, mujer -la animo . Soy huracán en esos momentos, lo reconozco pero si ella no absorbe la energía del Camino, en mi caso no lo puedo evitar, he entrado en dinamismo absoluto.

Juan Bautista comenta sobre un plano con Ester, la recepcionista. Pero ¿ya estás lista? -me dice. Claro, ¿y es que no te duchas? Ahora no, al regreso. Pero ¿cómo vas a salir así? <<Si tienes algún problema con mi aspecto, Juan Bautista, me voy a cenar sola y tan tranquila, de verdad>>. Si lo digo por ti. Pues entonces no lo digas -pero no me paro a explicarle que no será cierto que no le dedique ese día, al desenredado de mi cabello, la buena hora u hora y media que va a consumirme la tarea de tener que hacerlo sin suavizante. Zatara pura.

Y vamos andando los tres y hablando animadamente. Pasamos el puente sobre el río Oka y Juan Bautista se queja de lo caro que es el Camino del Norte y dice que él no puede permitirse gastar cuarenta euros por jornada, que entre comer y dormir… y que si ve que sigue así se desvía al francés. En esto, yo que no he olvidado lo mío con la peregrina le digo: <<Tú me invitaste esta mañana a acompañarte pero luego en la cafetería volaste y te olvidaste de mí, y yo sí estuve preocupada por ti>>. Ella se ha quedado como encogida y no era esa mi intención, sólo informarle de cómo me había sentido, eso es la asertividad, para que luego no piense que para los demás no cuenta, porque es un rictus haberse acostumbrado al rechazo y creer que eso nunca puede ser modificado… Tranquila, añado al ver cómo se lo toma, si yo sólo quería expresártelo y nada más, es pasado. Entonces me contó que había andado todo el tiempo por la carretera, y que por ello pudo visitar las cuevas de Santimamiñe pero añadió que no valían gran cosa. El bosque de Oma no le fue posible, le faltaron horas… Pero lleva consigo un folleto en la mano y quiere metérmelo por los ojos, dice que regalármelo no puede. Le pido que se tranquilice y que no me atosigue, en la cena volverá a insistir. Y esto ya me molesta un poco porque cuando viajo no estoy haciendo mi tarea intelectual y lo que necesito y deseo es descansar. Ya, bastante espacio y horas, muchas, habré de dedicarle al regreso… Pero eso ella no lo entiende, lo que es la intención de sólo disfrutar y sólo vivir. Más que peregrina me resulta turista de corte intelectual.

.

.

Pero vamos en busca del Julen, en la calle industria, que es el local que le han recomendado a Juan Bautista en el albergue Aterpetxea, y éste que no deja de consultar el plano y que no damos con él. Pero, ¿por qué tiene que ser por narices en el Julen, y no puede ser en el que veamos y nos guste a los tres? <<Es que he preguntado y ya que me han dicho éste yo voy>>. Maneras de algunas gentes las de necesitar ser dirigidos para todo y poco espíritu de aventura. ¡Con lo bonito que es explorar y descubrir! Entonces detengo a una transeúnte y ella en seguida nos lo indica. Sólo que ni nos convence a ninguno y además resulta caro. Acabamos dando con otro, uno que nos indica otra persona a la que también detengo y que está por las cercanías, donde sirven platos combinados. A Juan Bautista le apuraba gran cosa el que fuera a hacerse de noche.

.

De Zenarruza a Gernika

(con La Música de los dioses)

.

Entonces, les pregunto: ¿Gernika es un pueblo donde pasó exactamente qué? Un bombardeo -responde Carmen. Juan Bautista es vasco y añade: Franco ordenó el bombardeo y le ayudaron los alemanes. ¿Y aquí cuánta gente murió? Medio pueblo -dice Juan Bautista.  Y Carmen  que fue como una antelación de la bomba atómica de Iroshima, que fue una especie de prueba.

Esta mujer es muy culta, lectora empedernida, va a recomendarme a nuestro Saramago, el mío y el de usted, sólo que en otra obra: ‘Todos los nombres’, y dónde al conocerla puedo comprender lo que a ella la conmueve, que será la ternura real porque la mano de Saramago acaricia el alma humana. De todas formas es un choque psicológico continuo. El rictus se explica, lo complica su trabajo. Yo digo ante eso que no es que nos disminuyan o que otros tengan pose, sino que los complejos nos pueden y hay que luchar contra ellos y menos contra los demás, porque si miras a los ojos frente a frente… Ha sido por un lado muy agradable la reunión y no lo ha sido, porque entrar en contacto con la disarmonía nunca lo es.

La camarera, sin embargo, un cielo. Había unos estudiantes de instituto celebrando alguna cena o cumpleaños en una mesa larga ocupada por todos. Les ofrecí tomarles una fotografía en conjunto. Ellos tenían como prisa por regresar al refugio y acostarse, yo ninguna.

Pero Juan Bautista quiere saber qué nos parece como foráneas el pueblo vasco… Que no vayan a pensarse que porque mi mente iba acelerada, en realidad siempre lo está, yo suelo ser vertiginosa, no les prestaba atención. Y me llama la misma una cosa, nos pidió que susurráramos, como si estuviéramos sujetos a un misterioso toque de queda del que sólo él era consciente… ¿Era  Juan Bautista o el vasco vive así? ¿con tanto miedo a qué? Carmen y yo volvíamos a discrepar. Lo cual no está mal ni bien pero ¿total? ¿las posturas enfrentadas, por sistema, conducen a alguna parte? ¿Cómo no van a entrar en conflicto los pueblos y las sociedades si el hombre pareciera que acarrea el conflicto en si mismo?

.

Lectura de la placa conmemorativa a Steer, corresponsal de guerra

.

.

.

BOMBARDEO DE GUERNICA

.
El Bombardeo de Guernica fue el ataque aéreo realizado el 26 de abril de 1937 por el escuadrón conocido como Legión Cóndor contra la población vasca de Guernica.

.
Aunque no fue el primer bombardeo de la historia en que una población civil fue atacada con el aparente propósito de producir su destrucción total para bajar la moral del ejército contrario y la población, su repercusión ha hecho que sea mundialmente conocido.

.
Guernica, tenía antes del ataque una población de unas 3.700 personas, a las que habría que añadir un gran número de tropas que se retiraban para preparar la defensa de Bilbao y refugiados que huían del avance nacionalista. En ese momento no tenía ningún tipo de defensa antiaérea, aunque sí tenía tres fábricas de armas, una de ellas de bombas de aviación.

.
El escuadrón, al mando del teniente coronel Wolfram Freiherr von Richthofen, estaba formado por cuarenta y dos aviones Heinkel He 111, Dornier, Junkers y Messerschmitt, cedidos por Hitler. Al parecer, también había cierto número de aviones italianos, siendo ésta su primera colaboración bélica con los alemanes.

.
El ataque empezó a las cuatro y media de la tarde. Aunque posteriormente se dijo que el objetivo de la operación, era la simple voladura de un puente, el hecho real es que tanto el puente como una fábrica de armas, situada en las afueras de la población, resultaron intactos.

.

Sin embargo, el ataque fue devastador, los bombarderos lanzaron una gran cantidad de bombas de 550 lb, y más de tres mil proyectiles incendiarios de aluminio de 2 lb sobre el casco urbano de la ciudad. Los cazas, entretanto, disparaban en vuelo rasante a las tropas que huían del lugar. La destrucción fue tan grande que al cabo de dos horas los pilotos bombardeaban a ciegas, al ocultar el humo la ciudad. A las siete y media de la tarde terminó el ataque, no pudiéndose apagar totalmente el incendio hasta el día siguiente.

.

Nunca ha llegado a haber cifras oficiales de víctimas, pero dada la magnitud del ataque, se estima que pudieron ser unos 1.500 los muertos. Así, para algunos, la cifra sería de unos 120, por no poder probarse el resto, para otros, sería de diez mil. Tres cuartas partes de los edificios de la ciudad fueron totalmente destruidos por el incendio que no se apagó hasta el día siguiente, y el resto muy afectados. Sólo se salvaron la Casa de Juntas de Guernica (histórico lugar de reunión de las asambleas que regían Vizcaya y sede de su archivo histórico) y el anexo Árbol de Guernica, símbolo ancestral del pueblo vasco. El cercano puente (del que se dijo era el objetivo) quedó intacto.

.
El árbol de Guernica

.
El verdadero motivo del ataque era simplemente aterrorizar a la población civil y desmoralizar al bando republicano.

.
También se dice que Guernica habría sido una especie de ensayo de lo que luego sería la Segunda Guerra Mundial. Prueba de esto es que en los juicios de Nuremberg, el entonces mariscal de la Luftwaffe, Hermann Goering declaró: “La guerra civil española dio una oportunidad de poner a prueba a mi joven fuerza aérea, así como para que mis hombres adquirieran experiencia”.

.
Además, el bombardeo ocurrió poco después del derribo y posterior linchamiento de un piloto alemán en un bombardeo sobre Bilbao, lo que causaría las iras de los pilotos.

.
La prensa franquista afirmó que Guernica, como Irún, había sido incendiada por los propios republicanos en su huida (practicando una política de tierra quemada); pero varios corresponsales extranjeros, entre ellos George Steer, del diario conservador británico The Times, tuvieron ocasión de presenciar el ataque, y ser testigos de la devastación.

.
El bombardeo de Guernica se ha convertido en un símbolo de los horrores de la guerra para todo el mundo. El hecho tuvo un gran impacto en su época, inspirando a Pablo Ruiz Picasso su más famoso cuadro, el Guernica.

.

La discusión de cifras sobre el bombardeo, desde el número de aviones que intervinieron, la cantidad de bombas que se lanzaron y otros aspectos del bombardeo generan polémica, porque este hecho histórico fue utilizado con fines propagandísticos por ambos bandos; incluso hoy en día las versiones que se pueden leer de su historia son totalmente divergentes.

.

Vía: GUERRA CIVIL
.

About these ads
No comments yet

Es uno filósofo guardando silencio

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

%d personas les gusta esto: